La carta del sacerdote que reconoció que fue papá, ¡dos veces!

  • Óscar Turrión, sacerdote que confesó tener dos hijos. FOTO TOMADA DE YOUTUBE
    Óscar Turrión, sacerdote que confesó tener dos hijos. FOTO TOMADA DE YOUTUBE
ESTEFANÍA CARVAJAL RESTREPO | Publicado el 07 de octubre de 2017

Un nuevo escándalo envuelve a la congregación religiosa Legionarios de Cristo, que a finales de los noventa sufrió un duro golpe cuando salieron a la luz numerosas acusaciones por abusos sexuales por parte de su fundador, Marcial Maciel, contra niños y seminaristas.

Esta vez, el protagonista es el padre Óscar Turrión, exrector del Pontificio Colegio Internacional Maria Mater Ecclesiae, un seminario ubicado en Roma que se dedica a la formación de sacerdotes desde 1991.

Según informó Legionarios de Cristo, en marzo de este año el padre Turrión les contó a sus superiores que acababa de tener una hija, y suplicó que se guardara reserva. Además, el sacerdote pidió permiso para vivir un tiempo por fuera de la comunidad, para reflexionar y orar.

“Su superior mayor le concedió este permiso, a tenor del can. 665 del Código de Derecho Canónico, con la restricción de no ejercer el ministerio sacerdotal en público”, reconoció la congregación. El Vaticano nombró un nuevo rector para el seminario, que empezó a ejercer el pasado mes de agosto.

Sin embargo, el jueves de esta semana, el padre Turrión reconoció que tuvo otro hijo, con la misma mujer, hace unos años. También “manifestó su intención de abandonar el ministerio sacerdotal y de solicitar la dispensa de las obligaciones contraídas con su ordenación”, dijo Legionarios de Cristo.

De acuerdo con el cardenal O’Malley, presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, “si un sacerdote tiene un hijo, tiene la

obligación moral de dejar a un lado el ministerio y satisfacer las necesidades que puedan tener la madre y el niño”.

El padre Turrión fue nombrado rector del Colegio Maria Mater Ecclesiae en 2014 para un periodo de tres años. “Al presentarlo como candidato al puesto de rector, según es costumbre, se revisó su historial y se tuvo un coloquio con él, en el que manifestó que era idóneo para el cargo y agradeció la confianza”, señalaron los legionarios.

La congregación afirmó que son conscientes del impacto que da el “ejemplo negativo” de un formador en los seminaristas y en los demás fieles de la iglesia. “Nos produce profunda tristeza que la historia reciente de nuestra congregación haya sido causa de enfriamiento espiritual para algunos. Estamos firmemente comprometidos en acompañar a nuestros hermanos en los momentos difíciles”, finalizó el comunicado.

La carta del padre Turrión

En una carta de menos de dos páginas, el sacerdote católico Óscar Turrión contó cómo conoció a la mamá de sus dos hijos y pidió perdón a los Legionarios de Cristo por traicionar su confianza.

“Como sacerdote conocí a una mujer y aunque no tuve mucha relación con ella durante los años que estuve en su país, seguí en contacto de una forma amigable. Debido a ciertos hechos en la Congregación de los Legionarios de Cristo y a otros muchos en la Iglesia fui perdiendo lastre y me fui desilusionando, y en un discernimiento sopesado y tranquilo busqué lo que más convenía a mi vida. Fue en ese período cuando entré en contacto de nuevo con esta mujer y poco a poco me fui enamorando. De esa relación nació primero un hijo y hace unos meses una hija”, relató el religioso.

El padre Turrión aseguró que nunca usó el dinero que le pagaron por ser rector del seminario para sostener a sus hijos, sino que desde hace tres años mantiene a la familia con los donativos que sus amigos le dan para “uso personal”.

“Asumo mi responsabilidad y sin miedo ante el futuro, pongo todo en las manos de Dios y, decidido, seguiré haciendo la verdad en mi vida. La verdad, sí, pues aunque por debilidad he escondido este tema hasta hace poco cuando comencé el proceso canónico hace algunas semanas, estoy haciendo la verdad delante de Dios. Estoy en paz y en armonía con Dios en mi corazón a través del sacramento de la confesión”, dijo Turrión.

El sacerdote aceptó que solo él es responsable de sus actos y pidió perdón “por el escándalo”. Además, reconoció que solo tuvo el valor de informar sobre sus hijos cuando iba a terminar el período de tres años como rector del seminario.

“Mi corazón se gira hacia las miles de personas que a lo largo de mis años he conocido, guiado y acompañado en sus virtudes y en sus caídas. Les pido perdón por hacerlas ahora a ellas conocedoras de mis miserias y caídas. Siempre me han abierto sus corazones y ahora me corresponde abrirles yo el mío: pido perdón por el mal ejemplo y el antitestimonio que les he dado”, confesó el exrector.

Contexto de la Noticia

Estefanía Carvajal Restrepo

Soy periodista del área digital de El Colombiano. Si la vida no me hubiera arrastrado hasta el periodismo, tal vez habría sido bailarina.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección