Tributaria, el primer gran triunfo de Trump

  • Aunque la reducción de impuestos ha sido una iniciativa cuestionada por el sector demócrata, el presidente Donald Trump afirma que generará puestos de trabajo para los americanos. FOTO AFP
    Aunque la reducción de impuestos ha sido una iniciativa cuestionada por el sector demócrata, el presidente Donald Trump afirma que generará puestos de trabajo para los americanos. FOTO AFP
Publicado el 21 de diciembre de 2017

La administración Trump se anotó ayer un triunfo en Washington con la aprobación en el Congreso de la reforma a los impuestos, tras varios meses en los que el actual gobierno de Estados Unidos temió que corriera la misma suerte que algunos de sus principales —y frustrados— proyectos.

“Aprobaron el mayor recorte de impuestos de la historia de Estados Unidos. Es tan grande e importante, y aún así la falsa prensa está trabajando horas extra para seguir la pista de sus amigos, los derrotados demócratas, y solo critican. Este es verdaderamente un caso en el que los resultados hablarán por sí solos, comenzando muy pronto. ¡Trabajos, trabajos, trabajos!”, aseguró el magnate en Twitter.

Este afirmó que gracias a su reforma tributaria una familia media de cuatro miembros que gane 75.000 dólares al año, recibirá aproximadamente un recorte de 2.000 dólares anuales. No obstante, el consenso de expertos es que el foco de la misma está encaminado a las grandes empresas del país.

Son estas las que dejarán de pagar cuantiosas sumas en impuestos de todo tipo, que representan 1,5 billones de dólares en 10 años. “El recorte genera una enorme incertidumbre para las cuentas públicas”, acotó el diario El País de España.

Pero en el fondo está una de las promesas bandera de su campaña, el hecho de mantener los fondos estadounidenses en el propio suelo y no en el exterior, como venía ocurriendo.

De hecho, desde hace años, las filiales de grandes firmas estadounidenses, especialmente de tecnología y farmacéutica, acumulan beneficios en el extranjero sin repatriarlos a Estados Unidos ante un alto gravamen de 35 % que, tras la reforma, bajará a 21 %.

El monto de ese tesoro, que podía ser “indefinidamente” reinvertido en el extranjero sin tener que pagar impuestos en el país, se calcula en unos 2,5 billones de dólares, según la Comisión Tributaria del Congreso.

Gigantes como Apple o Microsoft acumularon en 2016 más de 200.000 millones de dólares y 100.000 millones de dólares, respectivamente, en reservas en el extranjero.

De manera que Trump espera que, aunque el Estado pierda gran cantidad de fondos provenientes de los impuestos, pueda con ello dar por cumplida otra de sus promesas, pero el debate apenas empieza y hay que esperar cómo responde la economía.

Más allá de eso, en el plano político, expertos apuntaron a que si bien este avance muestra al actual inquilino de la Casa Blanca obteniendo logros, estos no pueden ocultar el hecho de que se trata de un año de mediocre legado.

“Se trata de su conquista política más importante, pero no sé hasta qué punto esto logre amortiguar fracasos como los reiterados límites de la justicia a su veto migratorio y el fracaso del freno al Obamacare. En general, peor no podría estar Estados Unidos en términos de su presidente”, dijo Mauricio Jaramillo Jassir, internacionalista y docente de la Universidad del Rosario.

En opinión de David Castrillón, investigador del Observatorio de Análisis de los Sistemas Internacionales de la Universidad Externado, “la aprobación de esta reforma es la primera decisión doméstica de larga duración que logra Trump, por lo que con ella puede mostrar que está cumpliendo sus promesas y que la mayoría de ellas que han sido frustradas fue por culpa del Congreso. Esto además le puede dar impulso para revivir algunos temas muertos en su agenda. Pero el lado negativo de todo esto es que el hecho de que contó solo con apoyo republicano va a reforzar la polarización en la que está el país en su era”.

Contexto de la Noticia

informe saca pecho por la reforma

“Estamos devolviendo la grandeza a Estados Unidos”, dijo el miércoles Donald Trump, en un discurso tras la aprobación por el Congreso de su reforma fiscal, evocando su eslogan de campaña “Make America Great Again”. Rodeado de los líderes de la mayoría republicana en el Congreso, Paul Ryan y Mitch McConnell, Trump elogió en un acto en los jardines de la Casa Blanca la adopción de su reforma tributaria, un texto que aún debe promulgar. “Rompimos todos los récords”, agregó.

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección