Trump remueve la herida de Puerto Rico con su presencia en la isla

  • Trump recorrió este martes algunas de las zonas afectadas por el huracán María y más tarde se reunió con víctimas. FOTO reuters
    Trump recorrió este martes algunas de las zonas afectadas por el huracán María y más tarde se reunió con víctimas. FOTO reuters
Por mariana escobar roldán | Publicado el 04 de octubre de 2017

La descortesía de Donald Trump salió a flote ayer, durante su visita a Puerto Rico. No solo llegó a la isla más de dos semanas después del paso del huracán María, que destruyó las redes eléctricas y podría desencadenar una crisis humanitaria, sino que minimizó el desastre comparándolo con el huracán Katrina, que en 2005 dejó 1.800 muertos.

“Cada muerte es un horror, pero si miramos una catástrofe real como Katrina y nos fijamos en los cientos y cientos de personas que murieron (en Nueva Orleans) y lo que pasó aquí con una tormenta que fue totalmente imponente...¿Cuántos muertos tienen ustedes?” inquirió, para contestarse: “16 contra miles”.

El magnate también dijo que, si bien odiaba decirlo, la verdad era que la gestión de la crisis en Puerto Rico le había costado mucho dinero al país, y minutos más tarde, durante un encuentro con afectados, comenzó a lanzar toallas de papel e implementos de aseo al público, como en una feria.

Más allá de los muertos, lo que inquieta a Puerto Rico, Estado Libre Asociado de EE. UU. es la desconexión actual y el costo de la reconstrucción. Todavía el 95 % de los habitantes no tienen electricidad, con el agravante de que esta es básica para el suministro de agua, comunicaciones y gasolina y para mantener refrigeradas vacunas y tratamientos como la insulina, sin las cuales podrían desatarse epidemias.

“Necesitamos mucha insulina para los pacientes, y glucómetros, porque muchos al perder sus casas perdieron sus tirillas para medir el azúcar”, solicita Horidell Febo, médica voluntaria en un refugio en Humacao, un pueblo en el sur de Puerto Rico destruido por María. “Lo más urgente es la electricidad o por lo menos diesel para que funcionen los generadores. Y vacunas. Y agua limpia. Eso ahora es muy importante por el riesgo de epidemias, añadió para la agencia AFP.

La escasez de combustible ha forzado a la isla a una economía de efectivo, y con informes de saqueos, ahora hay preocupaciones de seguridad cada vez mayores, según alertó la organización Save The Children en un comunicado.

Por otro lado, muchos de los 700.000 niños de Puerto Rico se han visto obligados a evacuar sus hogares debido a inundaciones y deslizamientos de tierra. “Ahora viven en refugios oscuros y llenos de extraños”, reza el comunicado, y añade que el camino hacia la recuperación será largo y complejo.

Contexto de la Noticia

Mariana Escobar Roldán

Periodista del área Internacional de EL COLOMBIANO.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección