Hay fecha para elecciones, pero no certeza en Caracas

  • Decidido el día en el que se realizarán las elecciones, la duda está en la posibilidad de que la oposición participe. FOTO efe
    Decidido el día en el que se realizarán las elecciones, la duda está en la posibilidad de que la oposición participe. FOTO efe
Por daniel armirola r. | Publicado el 12 de febrero de 2018
en definitiva

Un régimen tan debilitado como el de Nicolás Maduro aún no tiene garantizado su objetivo de realizar elecciones para lograr legitimidad, porque la oposición podría seguir otra estrategia.

El pasado miércoles, al ver que los diálogos no prosperaban, y seguramente por orden emitida desde el Palacio de Miraflores, la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, fijó fecha para las elecciones presidenciales del país vecino: 22 de abril. La cita es crucial en una nación sumida en crisis económica, escasez, inseguridad, régimen autoritario y poca legitimidad institucional entre la población.

Pero la forma en que se determinó la fecha de los comicios habla por sí misma de las dificultades que marcarán al país en las próximas semanas. La oposición no fue tenida en cuenta en dicha decisión, mientras que otra fase de los polémicos diálogos en República Dominicana fracasaba sin dejar una ruta clara para la salida negociada a la tragedia venezolana.

Esto implica que aún no está garantizado que la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) participe de los comicios, y con ello legitime local y globalmente el proceso electoral realizado por instituciones bajo control del régimen de Nicolás Maduro.

“El gobierno necesita hacer elecciones lo más pronto posible porque obviamente el tema de la inflación, la escasez y la alta necesidad que está pasando el pueblo venezolano no le permite mucha maniobra futura. Y además intenta aprovechar que la oposición está altamente dividida, confundida, y no tiene un candidato con la fuerza para animar a los electores a acudir a las urnas”, dijo Jesús Castillo Molleda politólogo y docente de la Universidad del Zulia.

No obstante, la MUD está deliberando si participar o no de la convocatoria chavista y en ello los expertos auguran que lo más probable es que se mantenga férrea en no entrar al proceso electoral: “si son coherentes no deberían participar, porque si el chavismo no acepta en el diálogo de Santo Domingo las comisiones electorales —condición opositora— lo lógico es que no vayan porque no hay garantías. Eso motivaría nueva presión internacional y dejaría sin legitimidad local y exterior al gobierno, que necesita con urgencia un candidato opositor en las elecciones”.

De modo que los comicios aún podrían no realizarse y el régimen chavista todavía no ha logrado sus objetivos —que pasan por lograr un reconocimiento a la Constituyente chavista—, al encontrarse con una oposición mucho más astuta en la negociación. Mientras el cerco internacional se cierra sobre Maduro, la MUD podría recuperar la iniciativa.

Posible outsider

Otra posibilidad con la que se debate actualmente en Venezuela es que el empresario Lorenzo Mendoza, dueño de firmas como Polar y Harina PAN —y hasta ahora de un perfil apolítico— se lance. Si Mendoza acepta presentarse a esta convocatoria electoral, la oposición podría darle vía libre y, más aún, la población podría verse motivada por una figura que no tributa con las tradiciones de una MUD dividida.

Mendoza es hoy tal vez el único nombre que podría sacar del poder a Maduro, pero expertos como Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la U. del Rosario, tienen sus dudas:

“La misma estrategia de convocar elecciones con un plazo tan corto, hace que no dé el tiempo para hacer el proceso de legitimación que necesitaría una campaña para Mendoza. En ese orden de ideas el enfrentamiento sería difícil y, aun si gana las elecciones, el poder sobre las instituciones seguiría en manos del chavismo, al considerar que todavía tendría la Constituyente”.

Contexto de la Noticia

informe maduro tiene 75 % de impopularidad

La gestión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien buscará la reelección el 22 de abril, es considerada “mala” o “pésima” por 75 % de los venezolanos, según el Instituto Venezolano de Análisis de Datos (IVAD). De acuerdo con el estudio, al que tuvo acceso la AFP, 58,4 % de los consultados cree que su gestión es “pésima”, 16,6 % piensa que es “mala”, y 4,3 % va de “regular hacia mala”. Entre los que la valoran como positiva, 0,9 % cree que es “excelente”.

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección