Yemen se desangra ante apatía del mundo

  • FOTO AP
    FOTO AP
Por daniel armirola r. | Publicado el 13 de septiembre de 2016
Infografía
Yemen se desangra ante apatía del mundo
en definitiva

Varios años más va a durar la actual guerra civil en Yemen, agravada por la apatía de las potencias internacionales y la intransigente política exterior impulsada por Arabia Saudita.

La muerte de madres, de niños, y civiles resuena levemente en la prensa internacional cada vez que una bomba saudí golpea suelo yemení. Se produce una noticia ligeramente indignante, aunque no lo suficiente para opacar dramas como el de Siria, ni mucho menos el de un ataque terrorista en Europa que deje igual o menor cantidad de fallecidos.

Este “nuevo” conflicto en la encrucijada de Medio Oriente parece hoy ser solo un telón de fondo en las preocupaciones internacionales, pero desde ya sus injusticias prometen empeorar las siempre complejas coyunturas que vive la región.

Población afectada

Más de 3.500 civiles fueron asesinados en medio de esta contienda, según cifras de la ONU publicadas en junio. Estas van en aumento si se tiene en cuenta las reiteradas muertes en bombardeos saudíes que, en semanas recientes, han golpeado especialmente hospitales.

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) ha visto de primera mano estos crímenes, puesto que operaba en gran parte de los sitios bombardeados.

“MSF condena la forma en la que todos los actores implicados, la Coalición liderada por Arabia Saudí, los hutíes y sus aliados, están llevando a cabo esta guerra en la que se suceden ataques indiscriminados y una falta total de respeto por la población”, afirma la ONG en un comunicado enviado a EL COLOMBIANO.

“MSF quiere, una vez más, transmitir sus condolencias a las familias de nuestros compañeros y de los pacientes que murieron en el ataque al hospital de Abs (15 de agosto). La muerte del personal médico y los enfermos y heridos dentro de un hospital habla de la crueldad y de la inhumanidad de esta guerra”, agrega.

Solo el sábado pasado, según informó Naciones Unidas, los bombardeos saudíes dejaron 30 muertos más en la región de Arhab, hecho que el ente mundial condenó.

Sin salida

Dos preguntas se hacen imprescindibles al reflexionar sobre Yemen y su sufrimiento actual. ¿Por qué el mundo no responde? ¿y qué intereses impiden una solución?

Para Juan Sebastián Brizneda, internacionalista de la Universidad Javeriana e integrante del Semillero de Investigación de Medio Oriente, “en primer lugar, la comunidad internacional tiene su atención puesta en lo que es el conflicto sirio. Eso hace que Europa y EE. UU, enfoquen sus esfuerzos diplomáticos en otro lugar. Por otra parte, Yemen históricamente ha estado olvidado en las dinámicas internacionales. Además, el movimiento hutí está siendo satanizado en medio de la guerra contra el terrorismo, tildado erróneamente de extremista islámico, y estigmatizado por sus vínculos con Irán”.

“En segundo lugar Arabia Saudita interviene porque sí tiene intereses directos en el país vecino. Esta es una de las naciones con posturas más radicales en cuanto a política interna y exterior. Actualmente, el conflicto contra los hutíes es una cuestión de matar o morir para los saudíes. Plantean una guerra donde la negociación no es una prioridad. Creo que con un conflicto aún incipiente, y dado lo anterior, una salida negociada es aún muy remota”, agregó.

Tal como concluye el experto, Arabia Saudita cree que si Yemen cae en manos chiítas con los hutíes, se daría un efecto dominó en Irak, Jordania y Kuwait. No tiene por tanto voluntad de negociar en su visión de blanco y negro. El mundo entretanto no reacciona a las miles de muertes.

Contexto de la Noticia

radiografía HUTÍES buscan país incluyente

Desde la unificación en 1990 (entre Yemen del Norte y del Sur), la nación se esperanzó con la idea de un país en el que tuvieran cabida todas las visiones políticas y, en especial, sectas religiosas. De entrada quedó claro que los sunitas del sur, apoyados por Arabia Saudita, buscaron el predominio político —en 1994 estalló una breve guerra civil por este motivo—. Dichas tensiones están detrás de la actual contienda, iniciada en marzo de 2015. “Los hutíes no buscan ni siquiera el control total del Estado, sino reformas para que incluya todos los sectores y sea menos corrupto”, dijo Brizneda.

Daniel Armirola Ricaurte

Salsero a ultranza. Volante de salida. San Lázaro me protege antes del cierre. Máster en Periodismo - El Mundo (España). Redactor Internacional - El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección