histórico

España, segundo finalista de la Copa Confederaciones