Suspenso, terror, erotismo y anticipación, géneros escasos en teatro

Aunque no están ausentes, estos géneros no son comunes en Medellín. Unos ejemplos de ellos.

  • El Teatro Matacandelas ha incursionado en obras de terror metafísico, distinto al físico. O Marinheiro, de Fernando Pessoa, es una de ellas. Foto: Archivo.
    El Teatro Matacandelas ha incursionado en obras de terror metafísico, distinto al físico. O Marinheiro, de Fernando Pessoa, es una de ellas. Foto: Archivo.
  • Los ciegos es un montaje del Teatro Matacandelas, basado en una obra del premio Nobel Maurice Maeterlinck. También explora un terror metafísico. Su estreno fue en 1990 y casi todos los años, por el mes de noviembre, las funciones siguen siendo esperadas por los espectadores. Foto Archivo.
    Los ciegos es un montaje del Teatro Matacandelas, basado en una obra del premio Nobel Maurice Maeterlinck. También explora un terror metafísico. Su estreno fue en 1990 y casi todos los años, por el mes de noviembre, las funciones siguen siendo esperadas por los espectadores. Foto Archivo.
  • Un beso de Dick es una puesta en escena del teatro Caja Negra dirigida por José Fernando Velásquez y basada en una novela de Fernando Molano. Se sitúa en el género erótico. Su estreno se produjo en 2003. Caja Negra ya cerró sus puertas. Foto Archivo.
    Un beso de Dick es una puesta en escena del teatro Caja Negra dirigida por José Fernando Velásquez y basada en una novela de Fernando Molano. Se sitúa en el género erótico. Su estreno se produjo en 2003. Caja Negra ya cerró sus puertas. Foto Archivo.
  • Equus es una versión libre del texto homónimo de Peter Shaffer. Montada por Caja Negra con la dirección de José Fernando Velásquez, se enmarca en el género erótico. Cuenta la historia de un psicólogo que trata a un joven que siente atracción por los caballos. Su estreno fue en 2006. Foto Archivo.
    Equus es una versión libre del texto homónimo de Peter Shaffer. Montada por Caja Negra con la dirección de José Fernando Velásquez, se enmarca en el género erótico. Cuenta la historia de un psicólogo que trata a un joven que siente atracción por los caballos. Su estreno fue en 2006. Foto Archivo.
  • El corazón delator, basado en un cuento de Edgar Allan Poe, es un ejemplo de teatro de terror psicológico. La puesta en escena del Teatro El Trueque, con dirección de José Félix Londoño, recurre a efectos para conseguir que los espectadores se estremezcan. Uno de ellos es el latido de un corazón. Foto Cortesía El Trueque.
    El corazón delator, basado en un cuento de Edgar Allan Poe, es un ejemplo de teatro de terror psicológico. La puesta en escena del Teatro El Trueque, con dirección de José Félix Londoño, recurre a efectos para conseguir que los espectadores se estremezcan. Uno de ellos es el latido de un corazón. Foto Cortesía El Trueque.
  • Lolita es la novela de Vladimir Navokov. El Trueque llevó a escena una versión libre de esta obra con el título Confesiones de un amor casi imposible. Por momentos, el erotismo vuela en el ambiente. Foto Archivo.
    Lolita es la novela de Vladimir Navokov. El Trueque llevó a escena una versión libre de esta obra con el título Confesiones de un amor casi imposible. Por momentos, el erotismo vuela en el ambiente. Foto Archivo.
  • El Teatro Matacandelas ha incursionado en obras de terror metafísico, distinto al físico. O Marinheiro, de Fernando Pessoa, es una de ellas. Foto: Archivo.
    Los ciegos es un montaje del Teatro Matacandelas, basado en una obra del premio Nobel Maurice Maeterlinck. También explora un terror metafísico. Su estreno fue en 1990 y casi todos los años, por el mes de noviembre, las funciones siguen siendo esperadas por los espectadores. Foto Archivo.
    Un beso de Dick es una puesta en escena del teatro Caja Negra dirigida por José Fernando Velásquez y basada en una novela de Fernando Molano. Se sitúa en el género erótico. Su estreno se produjo en 2003. Caja Negra ya cerró sus puertas. Foto Archivo.
    Equus es una versión libre del texto homónimo de Peter Shaffer. Montada por Caja Negra con la dirección de José Fernando Velásquez, se enmarca en el género erótico. Cuenta la historia de un psicólogo que trata a un joven que siente atracción por los caballos. Su estreno fue en 2006. Foto Archivo.
    El corazón delator, basado en un cuento de Edgar Allan Poe, es un ejemplo de teatro de terror psicológico. La puesta en escena del Teatro El Trueque, con dirección de José Félix Londoño, recurre a efectos para conseguir que los espectadores se estremezcan. Uno de ellos es el latido de un corazón. Foto Cortesía El Trueque.
  • Lolita es la novela de Vladimir Navokov. El Trueque llevó a escena una versión libre de esta obra con el título Confesiones de un amor casi imposible. Por momentos, el erotismo vuela en el ambiente. Foto Archivo.
# #
Galería de Imágenes