Viven como refugiados un año después del incendio

Se terminó el beneficio de arriendo que tuvieron por un año 49 familias afectadas por el incendio de Moravia del 18 de agosto del año pasado.

  • 49 familias desde hace dos semanas quedaron sin un lugar dónde vivir. Foto: Santiago Mesa.
    49 familias desde hace dos semanas quedaron sin un lugar dónde vivir. Foto: Santiago Mesa.
  • Las familias se instalaron en varios cambuches divididos por unas lonas verdes al lado del río Medellín. Foto: Santiago Mesa.
    Las familias se instalaron en varios cambuches divididos por unas lonas verdes al lado del río Medellín. Foto: Santiago Mesa.
  • Debajo del puente de la Madre Laura, al frente del sector El Oasis, donde ocurrió el incendio, organizaron los cambuches. Foto: Santiago Mesa.
    Debajo del puente de la Madre Laura, al frente del sector El Oasis, donde ocurrió el incendio, organizaron los cambuches. Foto: Santiago Mesa.
  • “Esto es una toma pacífica, queremos que nos colaboren con una vivienda digna”. Pablo Hernando García, afectado por el incendio. Foto: Santiago Mesa.
    “Esto es una toma pacífica, queremos que nos colaboren con una vivienda digna”. Pablo Hernando García, afectado por el incendio. Foto: Santiago Mesa.
  • Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
    Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
  • “Nos estamos es enfermando, viviendo con el polvo y al lado del río”. Ángela Mena (izquierda), afectada por el incendio. Foto: Santiago Mesa.
    “Nos estamos es enfermando, viviendo con el polvo y al lado del río”. Ángela Mena (izquierda), afectada por el incendio. Foto: Santiago Mesa.
  • Después del incendio es dieron arrendamiento temporal, pero ya se acabó y muchos no lograron recuperarse, ni tienen cómo acceder a una casa. Foto: Santiago Mesa.
    Después del incendio es dieron arrendamiento temporal, pero ya se acabó y muchos no lograron recuperarse, ni tienen cómo acceder a una casa. Foto: Santiago Mesa.
  • Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
    Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Debajo del puente de la Madre Laura, al frente del sector El Oasis, donde ocurrió el incendio, organizaron los cambuches. Foto: Santiago Mesa.
    Debajo del puente de la Madre Laura, al frente del sector El Oasis, donde ocurrió el incendio, organizaron los cambuches. Foto: Santiago Mesa.
  • Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
    Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Las familias se instalaron en varios cambuches divididos por unas lonas verdes al lado del río Medellín. Foto: Santiago Mesa.
    Las familias se instalaron en varios cambuches divididos por unas lonas verdes al lado del río Medellín. Foto: Santiago Mesa.
  • Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
  • 49 familias desde hace dos semanas quedaron sin un lugar dónde vivir. Foto: Santiago Mesa.
    49 familias desde hace dos semanas quedaron sin un lugar dónde vivir. Foto: Santiago Mesa.
  • Quienes se instalaron debajo del puente aseguran ser víctimas del incendio ocurrido hace más de un año. Dicen que no tienen adónde más ir. Foto: Santiago Mesa.
    Quienes se instalaron debajo del puente aseguran ser víctimas del incendio ocurrido hace más de un año. Dicen que no tienen adónde más ir. Foto: Santiago Mesa.
  • 49 familias desde hace dos semanas quedaron sin un lugar dónde vivir. Foto: Santiago Mesa.
    Las familias se instalaron en varios cambuches divididos por unas lonas verdes al lado del río Medellín. Foto: Santiago Mesa.
    Debajo del puente de la Madre Laura, al frente del sector El Oasis, donde ocurrió el incendio, organizaron los cambuches. Foto: Santiago Mesa.
    “Esto es una toma pacífica, queremos que nos colaboren con una vivienda digna”. Pablo Hernando García, afectado por el incendio. Foto: Santiago Mesa.
    Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
    “Nos estamos es enfermando, viviendo con el polvo y al lado del río”. Ángela Mena (izquierda), afectada por el incendio. Foto: Santiago Mesa.
    Después del incendio es dieron arrendamiento temporal, pero ya se acabó y muchos no lograron recuperarse, ni tienen cómo acceder a una casa. Foto: Santiago Mesa.
    Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
  • Debajo del puente de la Madre Laura, al frente del sector El Oasis, donde ocurrió el incendio, organizaron los cambuches. Foto: Santiago Mesa.
    Entre las familias hay madres cabezas de familia, desplazados, personas con discapacidad y niños. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
    Las familias se instalaron en varios cambuches divididos por unas lonas verdes al lado del río Medellín. Foto: Santiago Mesa.
    Estas personas temen que lleguen a sacarlos a la fuerza porque en el lugar también hay niños. Foto: Santiago Mesa.
  • 49 familias desde hace dos semanas quedaron sin un lugar dónde vivir. Foto: Santiago Mesa.
    Quienes se instalaron debajo del puente aseguran ser víctimas del incendio ocurrido hace más de un año. Dicen que no tienen adónde más ir. Foto: Santiago Mesa.
Galería de Imágenes