Vivir con miedo

En la región caribe la violencia contra la comunidad LGBTI sigue cobrando vidas a pesar de que la Corte Constitucional aprobó el matrimonio entre parejas del mismo sexo, las agresiones y las secuelas que ha dejado el conflicto armado siguen dañando a personas con identidades de género diversas.

  • En febrero de este año Jania decidió ser mujer trans a pesar de ser víctima de violencia sexual y de que los paramilitares la amenazarán de muerte en varias ocasiones. Foto: Charlie Cordero
    En febrero de este año Jania decidió ser mujer trans a pesar de ser víctima de violencia sexual y de que los paramilitares la amenazarán de muerte en varias ocasiones. Foto: Charlie Cordero
  • Así se veía Melisa Puello, antes de su tránsito. Foto: Charlie Cordero
    Así se veía Melisa Puello, antes de su tránsito. Foto: Charlie Cordero
  • Melissa Puello se recupera de una herida en la pierna derecha. Un hombre la golpeó y la apuñaló en Ciénaga, municipio del Magdalena. Aún no entiende por qué intentaron matarla. Foto: Charlie Cordero
    Melissa Puello se recupera de una herida en la pierna derecha. Un hombre la golpeó y la apuñaló en Ciénaga, municipio del Magdalena. Aún no entiende por qué intentaron matarla. Foto: Charlie Cordero
  • Cicatrices y tatuajes en varias partes del cuerpo revelan lo que ha vivido Timona, mujer trans de El Carmen de Bolívar. Un hombre casi la mata hace más de 4 meses. Foto: Charlie Cordero
    Cicatrices y tatuajes en varias partes del cuerpo revelan lo que ha vivido Timona, mujer trans de El Carmen de Bolívar. Un hombre casi la mata hace más de 4 meses. Foto: Charlie Cordero
  • Herida de arma cortopunzante en la pierna de Melissa Puello. Foto: Charlie Cordero
    Herida de arma cortopunzante en la pierna de Melissa Puello. Foto: Charlie Cordero
  • Oneida Figueroa tiene sobre sus piernas un retrato de Angelina Martínez, su hija, una mujer trans que asesinaron el 2 de marzo de 2014. Foto: Charlie Cordero
    Oneida Figueroa tiene sobre sus piernas un retrato de Angelina Martínez, su hija, una mujer trans que asesinaron el 2 de marzo de 2014. Foto: Charlie Cordero
  • En la casa donde vivía Angelina su recuerdo sigue vivo, su hermana Silvia mantiene fotos y recuerdos de su hermana en cada rincón de su hogar. Foto: Charlie Cordero
    En la casa donde vivía Angelina su recuerdo sigue vivo, su hermana Silvia mantiene fotos y recuerdos de su hermana en cada rincón de su hogar. Foto: Charlie Cordero
  • Mara es la única mujer trans de El Carmen de Bolívar que trabaja en el campo. No sabe leer ni escribir, por lo cual es discriminada. Siembra maíz y yuca en una parcela del corregimiento Lomas del Viento. Foto: Charlie Cordero
    Mara es la única mujer trans de El Carmen de Bolívar que trabaja en el campo. No sabe leer ni escribir, por lo cual es discriminada. Siembra maíz y yuca en una parcela del corregimiento Lomas del Viento. Foto: Charlie Cordero
  • A Melissa no le gusta vivir en la costa, allí según ella, se siente más observada e irrespetada. “En el interior del país la gente es mucho más tolerante y abierta”, añade. Foto: Charlie Cordero
    A Melissa no le gusta vivir en la costa, allí según ella, se siente más observada e irrespetada. “En el interior del país la gente es mucho más tolerante y abierta”, añade. Foto: Charlie Cordero
  • Claudia Cáceres, es víctima de violencia sexual. Un paramilitar abusó sexualmente de ella para que “dejara de ser lesbiana”; y a raíz de esto nació su hijo. Actualmente maneja un mototaxi en el municipio de Turbaco, Bolívar. Foto: Charlie Cordero
    Claudia Cáceres, es víctima de violencia sexual. Un paramilitar abusó sexualmente de ella para que “dejara de ser lesbiana”; y a raíz de esto nació su hijo. Actualmente maneja un mototaxi en el municipio de Turbaco, Bolívar. Foto: Charlie Cordero
  • En febrero de este año Jania decidió ser mujer trans a pesar de ser víctima de violencia sexual y de que los paramilitares la amenazarán de muerte en varias ocasiones. Foto: Charlie Cordero
    Así se veía Melisa Puello, antes de su tránsito. Foto: Charlie Cordero
    Melissa Puello se recupera de una herida en la pierna derecha. Un hombre la golpeó y la apuñaló en Ciénaga, municipio del Magdalena. Aún no entiende por qué intentaron matarla. Foto: Charlie Cordero
    Cicatrices y tatuajes en varias partes del cuerpo revelan lo que ha vivido Timona, mujer trans de El Carmen de Bolívar. Un hombre casi la mata hace más de 4 meses. Foto: Charlie Cordero
    Herida de arma cortopunzante en la pierna de Melissa Puello. Foto: Charlie Cordero
  • Oneida Figueroa tiene sobre sus piernas un retrato de Angelina Martínez, su hija, una mujer trans que asesinaron el 2 de marzo de 2014. Foto: Charlie Cordero
    En la casa donde vivía Angelina su recuerdo sigue vivo, su hermana Silvia mantiene fotos y recuerdos de su hermana en cada rincón de su hogar. Foto: Charlie Cordero
    Mara es la única mujer trans de El Carmen de Bolívar que trabaja en el campo. No sabe leer ni escribir, por lo cual es discriminada. Siembra maíz y yuca en una parcela del corregimiento Lomas del Viento. Foto: Charlie Cordero
    A Melissa no le gusta vivir en la costa, allí según ella, se siente más observada e irrespetada. “En el interior del país la gente es mucho más tolerante y abierta”, añade. Foto: Charlie Cordero
    Claudia Cáceres, es víctima de violencia sexual. Un paramilitar abusó sexualmente de ella para que “dejara de ser lesbiana”; y a raíz de esto nació su hijo. Actualmente maneja un mototaxi en el municipio de Turbaco, Bolívar. Foto: Charlie Cordero
Galería de Imágenes