Cementeras aún tienen oportunidad de defensa ante la SIC

  • ilustración Raúl Zuleta
    ilustración
    Raúl Zuleta
Por Ferney Arias Jiménez | Publicado el 13 de diciembre de 2017
96 %

del mercado cementero tienen Argos, Cemex y Holcim, empresas sancionadas.

20,6 %

subió el precio del cemento entre 2010 y 2012, según denunció la SIC.

20,6%

subió el precio del cemento entre 2010
y 2012, según
denunció la SIC.

En definitiva

Mientras la SIC ratificó las recomendaciones del informe motivado y fijó el monto de las multas por cartelización, las empresas cementeras rechazaron la decisión y alistan sus defensas.

Argumentando que el acuerdo anticompetitivo de las cementeras Argos, Cemex y Holcim provocó sobrecostos a los consumidores por 1,7 billones de pesos, entre 2010 y 2012, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) multó a esas empresas y a varios de sus directivos y exdirectivos, quienes reaccionaron rechazando la determinación y anunciando que interpondrán los recursos legales a los que tienen derecho para defenderse.

Mediante la Resolución 81391, la SIC acogió las recomendaciones del informe motivado de la Superintendencia Delegada para la Protección de la Competencia, del pasado 13 de octubre, e impuso sanciones económicas que suman 201.618 millones de pesos contra las tres compañías y por 1.186 millones que deberán pagar seis de sus directivos y exdirectivos, lo que en total suma 202.805 millones de pesos (ver Informe).

El superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, precisó que la sanción impuesta a las tres cementeras que representan el 96 % del mercado colombiano, tiene como causa la existencia de un acuerdo en la modalidad de paralelismo consciente para la fijación de los precios del cemento gris.

El funcionario explicó que “durante el período investigado, las empresas mantuvieron un ambiente colaborativo, no competitivo, de colegaje o de amiguismo empresarial extraño a un mercado en competencia, que deja en evidencia que se abstuvieron, de manera consciente y coordinada, de competir efectivamente, tal y como se advierte en diferentes documentos, correos electrónicos, comunicaciones internas, entre otras evidencias materiales probatorias”.

Argos rechaza la sanción

Cementos Argos se apartó de la decisión de la SIC que la multó con 73.771 millones de pesos, y explicó que en el curso de la investigación aportó los argumentos y pruebas que demuestran que no incurrió ni en paralelismo consciente de precios, ni en cartelización, ni en una práctica contraria a la libre competencia.

“En esta investigación no existieron delaciones, pruebas directas ni tensión alguna entre Argos y sus clientes”, se lee en el texto difundido por la empresa antioqueña, que agregó que agotará todos los recursos legales contra la decisión de la SIC con el propósito de demostrar su buen proceder.

Además, Argos sostuvo que tras conocer el informe motivado aportó un completo y sólido estudio económico preparado por expertos independientes, en el que quedó claro que el fenómeno del paralelismo de precios no se presentó y tampoco el elemento consciente que la SIC deduce de manera equivocada a partir de hechos circunstanciales que fueron aclarados.

“Igualmente, quedó claro que nunca existió intercambio de información sensible, ni comportamientos colaborativos entre Argos y sus competidores. Por el contrario, la empresa adoptó sus decisiones de precios de forma autónoma”, se anotó.

Cemex responde

Al igual que Argos, Cemex fue sancionada con 73.771 millones de pesos. La empresa anotó que la decisión de la SIC no está en firme, y que frente a ella cabe el recurso de reposición, el cual puede ser interpuesto ante esa misma autoridad, dentro de los cinco días hábiles siguientes a la notificación formal, trámite que hasta anoche estaba pendiente.

“Solo hasta que esta reposición sea resuelta por la SIC, la decisión y las sanciones quedarían en firme y serían exigibles. En este sentido, la obligación de pago de la multa y el impacto sobre el flujo de caja se darían durante el primer trimestre de 2018, sin embargo, la fecha cierta de pago y el monto solo podrían determinarse en el momento en que el recurso de reposición sea resuelto”, indicó Cemex, en una comunicado difundido por la Superintendencia Financiera.

Cemex se declaró respetuosa de la decisión de la SIC, pero consideró que “los fundamentos en los cuales se basa y las conclusiones a las que llega son erróneos. Por esta razón la compañía está evaluando y procederá, según sea el caso, con los mecanismos que prevé la ley colombiana” (ver ¿Qué sigue?).

Posición de Holcim

En un comunicado la cementera de capital suizo, que también fue multada con 54.074 millones de pesos, anunció que “interpondrá los recursos administrativos y acciones judiciales a que tiene derecho, considerando que en esta primera decisión, no hay un solo elemento que permita afirmar y demostrar que ha incurrido en alguna práctica anticompetitiva”.

En el texto, la empresa enfatizó en que no ha ejecutado actividades que pudiesen ser cuestionadas desde el punto de vista legal o ético. “Holcim es una compañía que se apega a las regulaciones y marcos legales que aplican en los países donde opera, y además cuenta con un completo y maduro programa de cumplimiento de las normas de libre competencia, actuando bajo los más altos estándares de conducta empresarial y principios éticos corporativos, que la han convertido en un referente a nivel global”.

También enfatizó en que no comparte esta primera decisión de la SIC y alegó que entregó de forma oportuna pruebas contundentes que demuestran que estas conductas anticompetitivas nunca existieron.

El superintendente Robledo, detalló que la multa de Holcim es menor a la de Argos y Cemex porque es una compañía “sustancialmente menor en patrimonio e ingresos operacionales”.

Las cuentas de la SIC

Tras su investigación, la SIC concluyó que entre 2010 y 2012 el precio del cemento gris en el mercado nacional aumentó el 29,9 %, mientras que la inflación causada en ese mismo período fue de 9,3 %. Es decir, que el precio del material observó un incremento de 20,6 % por encima de la inflación.

La Resolución sancionatoria ejemplificó cómo ese sobrecosto pudo impactar diversos sectores económicos, principalmente la construcción de vivienda y proyectos como la hidroeléctrica de El Quimbo, ejecutado por Emgesa en el departamento del Huila.

Asumiendo que el valor promedio de una vivienda nueva es de 51,6 millones de pesos, la SIC aseveró que el sobrecosto del cemento, derivado de la cartelización empresarial, hubiese servido para construir hasta 34.123 Viviendas de Interés Prioritario (VIP).

En el caso de la central de energía, la SIC señaló que los volúmenes de cemento adquiridos por el consorcio constructor, sin sobreprecios entre 10 % y 30 %, habrían implicado ahorros, para esa sola obra, entre 1.110 millones y 2.820 millones de pesos.

Finalmente, mientras en enero de 2010 con un salario mínimo se podían comprar 37,2 bultos de cemento gris, en diciembre de 2012 solo se podían adquirir 31,5 bultos.

Tras el anuncio de la SIC, las acciones de Argos y Cemex, ayer, en la Bolsa de Valores de Colombia cayeron
0,74 % y 0,92 %, respectivamente. Argos abrió en 10.780 pesos y cerró en 10.700 pesos. Cemex bajó de 10.760 pesos a 10.660. Estos comportamientos, según la firma Valora Inversiones no son significativos, pero reflejan que el mercado y los inversionistas sí descontaron las multas .

Contexto de la Noticia

¿Qué sigue? El proceso será largo

El exsuperintendente de Industria y Comercio, Jairo Rubio, dijo que tras la notificación de las sanciones, las empresas podrán interponer el recurso de reposición ante la SIC, el cual podría tardar unos dos meses en ser resuelto. En caso de que la SIC confirme la sanción, las cementeras pueden instaurar una demanda ante un Tribunal Contencioso Administrativo, donde podría tardar hasta dos años para ser fallada. La decisión que en esta instancia se adopte puede ser apelada por el Consejo de Estado,
que dirá última palabra en un término de siete años.

Informe Las sanciones a empresarios

· La SIC impuso sanciones económicas contra directivos de Cementos Argos: el expresidente de la empresa Jorge Mario Velásquez ($342,3 millones), Ingrid Restrepo ($84,09 millones) y Adriana Rodríguez ($24,3 millones).

· Carlos Jacks Chavarría, quien era presidente de Cemex y se retiró de la empresa en septiembre de 2016 también fue sancionado ($272,9 millones).

· Miguel Rubalcava (expresidente de Holcim) y Jaime Antonio Hill (actual presidente), fueron multados por la SIC ($109,1 millones y $354,1 millones, respectivamente).

· La SIC archivó la investigación de las empresas Tequendama y San Marcos, por no encontrar evidencia en su contra.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección