Por qué la corrupción carcome la competitividad de Colombia

  • FOTO STOCK
    FOTO STOCK
Por Juan Fernando Rojas T. | Publicado el 10 de noviembre de 2016
Infografía
Corrupción en Colombia frena competitividad
En definitiva

Sanción social, control político, transparencia en financiación de campañas políticas y hasta acceso a información estatal son medidas que requieren un cambio cultural para ser efectivas.

Colombia pasó del puesto 79 al 112 (entre 138 países) en la última década en el pilar de “instituciones” que mide el Índice Global de Competitividad (IGC) del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Se trata del mayor retroceso del país en ese ranquin y de este da cuenta el Informe Nacional de Competitividad 2016-2017, que presentó ayer en Bogotá el Consejo Privado de Competitividad (CPC), al cumplir 10 años como entidad desde la que el empresariado hace veeduría al desarrollo de Colombia.

Tal retroceso de 33 puestos pasa por el marco legal y la calidad de las instituciones públicas, aspectos claves que determinan desde decisiones de inversión, políticas de desarrollo, sostenibilidad del empleo, hasta la confianza del sector privado para seguir en el país.

Detrás de ese reversazo en institucionalidad, que impide avanzar de la casilla 61 del país como un todo en el IGC, está la percepción de un cáncer llamado corrupción y síntoma de una enfermedad mayor, la debilidad institucional, según el economista chileno Daniel Kaufmann, invitado del CPC al foro de ayer.

El experto destacó, con base en estudios de la última década, que la disponibilidad de abundantes recursos naturales (minería, bosques, crudo, agua), como el caso de Colombia, está asociada al menor control de la corrupción.

“Pero en países de esa condición sí hay unos controles adecuados, los datos muestran que también hay mejores réditos en crecimiento económico y más inversión, está el caso positivo de Chile (cobre) y contrario de Venezuela (petróleo)”, explicó.

La corrupción, como abuso de una posición para obtener beneficios particulares, va asociada a tumores que limitan combatirla en el país como la paquidermia de la administración de justicia, falta de controles y publicidad en la contratación pública, la captura de instancias subnacionales (municipios, gobernaciones) por redes criminales, una sofisticación de formas de corromper o ser corrompido y la ausencia de sanción social.

En esos términos, el círculo vicioso es perverso: en la medida que haya corrupción, se malversan recursos públicos, se mina la confianza de inversionistas, se aumenta el déficit fiscal, se recaudan menos impuestos y, se deben hacer reformas tributarias (ver nota anexa).

En todos estos ingredientes coincidieron ayer durante el panel en el foro del CPC, así como otros expertos consultados por EL COLOMBIANO (ver Opiniones).

Acciones de mejora

Para la directora de la oenegé Transparencia por Colombia, Elisabeth Ungar, es muy difícil establecer si hay más o menos corrupción en el país, pero la madre de todas está en la financiación política, porque define cómo se accede y ejerce el poder.

“Es un tema estructural y es de corresponsabilidad, esto no es solo de políticos o de funcionarios, sino también del sector privado y la ciudadanía”, agregó.

Por su parte, el empresario José Alejandro Cortez (Grupo Bolívar) señaló que la rendición de cuentas es uno de los controles básicos y que todo aporte de una compañía a una campaña debe ser público.

En ese sentido, también se advierte la necesidad de masificar los protocolos de prácticas anticorrupción que ya vienen implementando, sobre todo, grandes empresas.

“Hay que abandonar prácticas de procesos de contratación pública que permiten un solo proponente, empezando por las mismas empresas, como un imperativo ético”, comentó a este diario Saúl Pineda, director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Cepec), de la Universidad del Rosario.

También se requieren ajustes desde los entes de control para evitar la dispersión de esfuerzos y que no es con más normas que se lograrán resultados, sugiere Juan Carlos Álvarez, profesor de derecho penal de Eafit: “está comprobado que la pena es efectiva no tanto por la cantidad, sino por la calidad. En la medida que se pueda burlar, pierde efecto la condena”, añadió.

Desde la orilla pública

Ante la cantidad de problemas que conlleva la corrupción en ámbitos locales y nacionales, el Secretario de Transparencia de la Presidencia, Camilo Enciso, pidió que se viera el tema en perspectiva.

Señaló que en los últimos años se han presentado avances concretos, empezando por “reinstitucionalizar los territorios”, que los alcaldes puedan despachar desde sus municipios y llevar la justicia institucional a lugares donde no la hubo antes.

“Colombia nunca se había tomado en serio la corrupción hasta que expidió un Estatuto Anticorrupción en 2011, se construyó una política en 2012 y en 2013 tuvimos por primera ves un Conpes con lineas definidas y 110 acciones estrategias de lo que debía hacerse”, inventarió el funcionario.

Asimismo, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, concluyó durante el foro del CPC que “normas anticorrupción basadas en la desconfianza causan parálisis del Estado y no resuelven el problema”.

Contexto de la Noticia

DICEN DE... Ley antisoborno se queda corta

Desde el Gobierno se destacan las bondades de la reciente ley contra el soborno transnacional, sancionada en febrero pasado, que sanciona a empresas que incurran en este tipo de prácticas corruptas y requisito para que Colombia ingrese a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde), por demás, club de países con menos índices de percepción de corrupción. Pero a juicio del Informe Nacional de Competitividad, esta ley se queda corta: la sanción está sujeta a una previa sanción penal contra la persona natural que haya cometido el delito”.

Juan Fernando Rojas Trujillo

Reportero por vocación. Convencido de que el periodismo es para mejorar la vida de la gente. Ahora escribo de temas económicos en El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

TEXTUALMENTE

Diez años de aprendizajes del Consejo Privado de Competitividad
Informe nacional de competitividad 2016-2017
(Apartes del texto introductorio)

Diez años después de su creación, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) dedica su Informe Nacional de Competitividad 2016-2017 a revisar los aprendizajes de la última década.

El primero es que la competitividad debe ser una apuesta nacional en que empresarios, gobierno, academia y sociedad civil...

Notas de la sección