Cuando sus desperdicios son la comida y el abono para otros

  • FOTO ARCHIVO
    FOTO ARCHIVO
Por Laura pulido patrón | Publicado el 02 de agosto de 2017
Infografía
Cuando sus desperdicios son la comida y el abono para otros
136

toneladas de carne, pollo y pescado donó el Grupo Éxito a zoocriaderos en 2016.

80 %

de los residuos de Corabastos son orgánicos, base para compostaje.

En definitiva

Dejar vencer los alimentos en la nevera, un mal tratamiento en los puntos de venta y una refrigeración inadecuada luego de ser cosechados originan la pérdida y desperdicio de alimentos.

Ocho millones de personas podrían comer cada año con las 9,76 millones de toneladas de alimentos que se pierden y desperdician anualmente en Colombia, es decir, un 34 % del total de la oferta disponible.

Así lo indicó a EL COLOMBIANO el director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Fernando Mejía.

Ineficiencia en las cadenas de producción es la responsable de las 6,22 millones de toneladas que se pierden, lo que es igual a una disminución de alimentos para el consumo humano. Mientras que los hábitos de compra y consumo y la manipulación inadecuada causan los 3,54 millones de toneladas de comida desperdiciadas en el país.

Además, se cuentan entre las causas las deficiencias en logística, vías secundarias y terciarias y la exigencia en tamaño y color de los compradores: “Suelen elegir el tomate más redondo y no el deforme o la zanahoria más anaranjada. En cambio, solemos dejar los que no cumplen con esos estándares, y, al final, toca botarlos”, señaló la presidenta de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Abaco), Ana Catalina Suárez.

Se suma que los campesinos cultivan lo que conocen, pero no siempre identifican lo que se necesita comercializar, así como también hay malas decisiones a la hora de comprar, que resultan en dejar vencer la comida en la alacena y la nevera.

Efecto de malas prácticas

En ese sentido, existe una repercusión en la seguridad alimentaria de la población, “pues la reducción significativa de la cantidad de alimentos para el consumo conlleva un incremento en los precios, y, por ende, reduce el acceso a ellos, afirmó la consultora nacional en pérdidas y desperdicios de alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Catherine Ballesteros.

Por eso esta agencia trabaja en establecer una metodología estándar para cuantificar las pérdidas y desperdicios en Latinoamérica.

De otro lado, apenas el 0,19 % de lo que se desecha en el país es rescatado para consumo humano o para elaborar compostaje (abono natural),

Con lo recogido en los 19 bancos de alimentos que hay en Colombia, unas 3.300 instituciones benefician diariamente a medio millón de personas, entre niños en edad escolar, habitantes de calle, adultos mayores y mujeres gestantes y lactantes.

Al tiempo, la entrega de productos comestibles a los bancos de alimentos con fechas próximas a vencer, mal etiquetados, fuera de temporada o que no cumplen estándares de exhibición equivalen a beneficios tributarios para los empresarios y comercializadores: una deducción del Impuesto a la Renta del 125 % y exclusión del IVA.

De paso, se reducen emisiones de dióxido de carbono (CO2) y la contaminación de fuentes hídricas por el lixiviado –resultado del proceso de degradación de los residuos–,y se prolonga la vida útil de los rellenos sanitarios del país, porque llegan menos.

Resultados por regiones

El Eje Cafetero (Antioquia, Quindío, Caldas y Risaralda) es la segunda región del país que más concentra toneladas de alimentos desperdiciados, con el 18,3 % del total, equivalentes a 646.000 toneladas, cuando mensualmente a Corbastos ingresan cargas de 420.000 toneladas, que al año sumarían 1.040.000. Le precede la región Centro-Oriental(Cundinamarca, Boyacá y santanderes) que abarca un 48,3 %, es decir, 1,7 millones de toneladas.

En relación con pérdidas de alimentos, al Eje Cafetero corresponde un 17,1 %, es decir, 106.362 toneladas de un total de 6,22 millones.

Solo Antioquia es el segundo departamento, después de Bogotá, con mayor desperdicios. No obstante, “por la metodología de cálculo utilizada es normal ese resultado, pues allí es donde se concentra la población, y por ende el mayor consumo”, manifestó el jefe de Planeación Nacional (ver Opinión).

Cadena de producción

Uno de los eslabones de la cadena alimenticia con más pérdida y desperdicio de alimentos es la producción agropecuaria, con un 40,5 % (ver gráfico).

Por ejemplo, 3,95 millones de toneladas, que equivale a la producción nacional de plátano en un año, se pierden en el sector agropecuario.

“Los alimentos que más se malogran y desperdician en el país son frutas, verduras, raíces y tubérculos, cerca de 6,1 millones de toneladas, un 58 % del total disponible”, aseguró Mejía. (ver Paréntesis).

Que se concentre menos en el consumidor se debe a prácticas culturales, como pedir para llevar o el calentado, explicó la directiva de Abaco. No obstante, cada colombiano desperdicia 32 kilos de comida al año, en promedio, unos 320 platos de pastas, si cada un en promedio pesara 100 gramos o unas 61 bolsas de arroz de 500 gramos en ese lapso.

Entre tanto, América Latina pierde o desperdicia 15 % de sus alimentos. Así, por ejemplo, los originados en el comercio minorista (retail) podrían satisfacer las necesidades de 30 millones de personas en la región, esto representa casi la totalidad de la población que vive en Venezuela, el 64 % de quienes sufren de hambre, según la FAO.

Frente a países de referencia, a Colombia lo superan en toneladas de alimentos que acaban en la basura Argentina (16 millones), Brasil (14,6 millones) y México (10,4 millones).

Recomendaciones

Para frenar dichos problemas en la etapa de producción agropecuaria, el Departamento de Planeación Nacional recomienda adoptar enfoques de manejo preventivo, para reducir la probabilidad de adquirir enfermedades y plagas que echen a perder los alimentos.

Mientras que en la poscosecha, almacenamiento y procesamiento industrial, se sugiere tener sistemas de gestión de calidad e inocuidad, así como silos metálicos que ayuden a reducir las pérdidas de cereales, emplear cámaras de maduración para frutas y verduras y disponer de transporte especializado.

Por su parte, la representante de la FAO en el país concluyó que para hacer frente a la problemática es necesaria la transformación hacia sistemas alimentarios sostenibles.

Esto pasa por valorar la diversidad cultural de la región, integrando la gestión de los recursos naturales, promoviendo la inversión y financiamiento en infraestructura.

Así mismo, resulta crucial mejorar el desarrollo de los procesos logísticos, fortalecer la educación alimentaria y de consumo, y establecer más alianzas entre sectores público y privado para que se acerque la producción al consumo.

Entre tanto, se espera que se replique en Colombia el efecto de hacer visibles cifras sobre pérdidas y desperdicios que ya dieron resultados en Reino Unidos y Países Bajos: estimulan a cultivadores, comercializadores y consumidores a tomar correctivos.

Contexto de la Noticia

Paréntesis FAO adelanta piloto en Colombia para cuantificar pérdidas

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) tiene proyectado avanzar en la construcción de una metodología de cuantificación de pérdidas que se piloteará en un estudio de caso en el municipio de Garagoa, Boyacá, con algún producto cultivado allí y quehaga parte de la canasta básica.

La idea de la metodología probada en el contexto colombiano es avanzar en la cuantificación de las pérdidas y desperdicios de alimentos en más cadenas del país e identificar puntos críticos para prevenir y reducir dichas mermas.

innovar para reducir el desperdicio

Desde febrero de 2016, Francia prohibe a supermercados tirar la comida que no se vende, y establece medidas para que sean donados o recuperados, de forma obligatoria, para la alimentación animal o abono agrícola. Además, Nepal consagró el derecho a la alimentación como uno fundamental. Otros países han optado por tecnologías para reducir la pérdida y desperdicio: España utiliza la aplicación Nice To Eat Yoy, que le permite a las personas comprar excedentes de alimentos con descuentos, y Francia lanzó Partage Ton Frigo, para indicar el punto más cercano para llevar los comestibles que no va a consumir. Por otro lado, el grupo alemán Messe Düsseldorf, líder en exportación de plataformas, trabaja con la FAO la iniciativa Save Food para que la industria, la academia y la sociedad civil dialoguen sobre el tema.

Una Experiencia para replicar

El Grupo Éxito desarrolló un sistema de gestión para aprovechar al máximo los alimentos mediante acciones en logística, exhibición y manipulación en los puntos de venta, entrega de productos aptos para el consumo a bancos de alimentos en el país y aprovechamiento para compostaje. La Fundación Éxito cofinancia el programa Reagro de la Fundación Saciar, el primer fondo de alimentos creado en el país. Consiste en recuperar los excedentes agrícolas originados durante la cosecha, el transporte o distribución. De ese modo, se recuperaron 3.172 toneladas de alimentos de 29 municipios antioqueños y beneficiaron a 42.139 personas, el año pasado. En alianza con Abaco se aprovecharon 1.916 toneladas de alimentos que salieron de sus almacenes en el país durante el último año.

corabastos: de desperdicio a abono

La Corporación de Abastos de Bogotá (Corabastos), la principlan del país, aplica dos medidas para evitar desperdicio de alimento: entregarlos al Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Bogotá y usar los residuos orgánicos para producir abono, mediante un convenio con la empresa con que hacen la recolección.

“Hay semanas en que alcanzamos a recaudar hasta dos toneladas. La mayoría proviene del alistamiento para comercialización, por ejemplo, de lechugas, cebolla o desgrane de arvejas”, comentó el jefe de Infraestructura y Medio Ambiente de Corabastos, Camilo Mogollón Amazo.

De esa forma, han reducido sus emisiones de carbono y la disposición en botaderos en una tasa del 50 %.

Para evitar la pérdida de productos alimenticios, tienen cuartos fríos, pero el tratamiento depende de cada negocio.

OPINIóN recomendaciones para consumidor

luis fernando mejía
Director de Planeación Nacional
“Planear las comidas que cocinarán, teniendo en cuenta el número de personas y el momento en que se esperan consumir evita su desperdicio, así como revisar los inventarios existentes en la alacena o nevera y no comprar una mayor cantidad de productos solo porque están en promoción ”.

INFORME Proyectos adelantados en Colombia y en América Latina

· Desde el año pasado, el Gobierno se propuso reducir en 50 % la pérdida de alimentos en el país, mediante el programa Desperdicio Cero, liderado por el Ministerio de Agricultura y el Departamento Nacional de Planeación. La estrategia busca facilitar el acceso a crédito para la adopción de buenas prácticas en fincas y en los comercios. Se definieron líneas especiales con el Banco Agrario para préstamos entre 20 millones de pesos y 200 millones, y se definió una tasa de interés inferior al tope de la de Finagro.

· En la región se conformó la Red Latinoamericana y Caribeña de Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos, que desde el 2015 adelanta diálogos anuales. Algunos de los resultados son la creación de comités nacionales y el proyecto de un Código de Conducta Internacional para la prevención y la reducción de esa problemática en la región.

Laura Pulido Patrón

Periodista del área de Economía

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección