En 2021, Colombia volvería a crecer al 4 %

  • El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, radicó el Marco Fiscal de Mediano Plazo. FOTO Cortesía MinHacienda
    El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, radicó el Marco Fiscal de Mediano Plazo. FOTO Cortesía MinHacienda
Publicado el 15 de junio de 2018

El Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), radicado anoche en las Comisiones Terceras de Senado y Cámara del Congreso de la República, por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, deja ver un aire de positivismo en el crecimiento económico que se proyecta para los próximos años.

De 2018, se mantiene la perspectiva de Producto Interno Bruto en 2,7 %, apalancado en un petróleo referencia brent que se cotizará en el mediano plazo en un promedio de 65 dólares por barril y en el mercado spot a 67 dólares.

En los años venideros, la expectativa es que Colombia volvería a crecer a tasas de 4 % desde 2021, exactamente a 4,1 %, precedidas de una variación de 3,4 % (2019) y 3,6 % (2020).

“Las proyecciones de ese crecimiento a 2021 se sustentan, en parte, por tres factores: una reducción del gasto fiscal, el impulso del sector agroindustrial y la consolidación de proyectos en infraestructura concernientes a las vías de cuarta generación”, dijo Raúl Ávila, profesor de economía de la Universidad Nacional. Así al terminar el próximo gobierno, que se eligirá este fin de semana, el PIB tendría un incremento de 4,4 %.

En este documento se prevé que el petróleo mantendrá su precio por encima de 60 dólares, inclusive hasta 2029.

Para 2019 la proyección se sustenta en 62 dólares, 64, 67 y 68 dólares por barril en los años siguientes. “Estos pronósticos son prudentes e implicarían, incluso, una brecha positiva de precios en el corto plazo”, se señala en el documento.

Pros y contras

El MFMP también contempla un escenario de riesgos, tanto de carácter interno como externo, que podrían impactar los supuestos económicos.

En el entorno positivo, el impulso al desarrollo económico del país llegaría del mayor crecimiento de los socios comerciales, principalmente Estados Unidos, lo cual impulsaría la demanda por bienes de exportación no tradicionales y beneficiaría el crecimiento de la industria manufacturera.

También, una solución rápida a la crisis en Venezuela, así como los mejores precios del petróleo impulsados por aumentos de la demanda mundial de esta materia prima.

En lo local, sería beneficiosa la consolidación de la presencia del Estado en los municipios más afectados por el conflicto armado, lo que podría acelerar la ejecución de las inversiones asociadas al posconflicto. Además, la reducción de los cuellos de botella institucionales que impiden el desempeño de los proyectos de infraestructura, como las consultas previas y la resolución de conflictos con las comunidades locales.

En contra la dinámica económica colombiana estaría la aceleración en los incrementos de los tipos de interés por parte de las autoridades monetarias de Estados Unidos y Europa, lo que generaría menores flujos de inversión extranjera.

Otra preocupación está del lado de las posibles inclinaciones de la política comercial de varios países desarrollados hacia el proteccionismo (Estados Unidos, Reino Unido), que podría generar mayores presiones competitivas a la producción nacional vía mayores importaciones y podría impactar los sectores exportadores.

La incertidumbre generada por las elecciones presidenciales también podría aplazar las decisiones de inversión de los extranjeros hasta que el nuevo Gobierno demuestre compromiso con la política económica prudente que ha caracterizado a Colombia durante más de dos décadas.

Balance fiscal

En el balance fiscal del Gobierno Nacional Central, se estima que el déficit de -3,1 %, tenderá a corregirse más para 2019, en -2,4 %, y -2,2 %, en 2020. Las previsiones también muestran que a 2029 la situación del GNC cerrará en -1 %.

Sobre los ingresos tributarios, el Macro Fiscal establece un incremento de 13,6 % a 14,7 % (en 2029) apalancados en un aumento del recaudo petrolero y no petrolero, así como los beneficios provenientes de la factura electrónica, la puesta en cintura de las ESAL y la modernización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

La evaluación de 2017

El Ministerio de Hacienda calificó de “favorable” el balance económico de 2017, con respecto a lo registrado en 2016. La razón principal: “una notable aceleración del crecimiento mundial”. En este punto, vale la pena recordar que, según datos del Fondo Monetario Internacional, la economía mundial tuvo un crecimiento cercano al 3,8 %.

El incremento en el precio del barril de petróleo también fue uno de los motivos por los cuales el año pasado se consideró como un periodo de respiro y recuperación. El valor del crudo referencia Brent durante 2016 tuvo un precio promedio de 45,01 dólares, el año pasado esa cifra creció hasta los 54,8 dólares.

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección