Trabajo y familia sí pueden ser compatibles

  • Roberto Martínez dirige la Fundación de MásFamilia que certifica empresas familiarmente responsables. FOTO Carlos Velásquez
    Roberto Martínez dirige la Fundación de MásFamilia que certifica empresas familiarmente responsables. FOTO Carlos Velásquez
Por Ferney Arias Jiménez | Publicado el 19 de marzo de 2018
en definitiva

Las empresas familiarmente responsables promueven políticas de apoyo. Con este modelo las compañías mejoran su reputación, atraen y retienen más talento y son más competitivas.

En Colombia ya son 54 las empresas que se consideran familiarmente responsables; es decir, que tienen políticas para mejorar la calidad de vida de sus colaboradores, y la intención es que de aquí al año 2020 sean cien las que hayan implementado ese modelo.

Roberto Martínez, director de la Fundación MásFamilia, destaca que Colombia es un caso que sorprende en este campo, pues luego de ocho años de trabajo muestra avances en especial en las grandes y medianas empresas de Bogotá y Medellín. “Las compañías colombianas se esfuerzan por suministrar alternativas de calidad de vida para sus empleados” (ver ¿Cómo funciona?).

A su turno, el viceministro de Empleo y Pensiones, Fredys Socarrás, precisa que en esas compañías se promueven la flexibilización de horarios, la adaptación de la jornada a las necesidades familiares, la estabilidad en el empleo, el apoyo a la familia y el desarrollo personal y profesional, entre sus políticas laborales cotidianas.

Desde MásFamilia las tareas se orientan hacia la promoción de soluciones como el teletrabajo. “Hay por lo menos mil alternativas con las que las empresas podrían ayudar a sus colaboradores. Ninguna firma podría aplicarlas todas, por lo que en cada caso se aplican aquellas que sean viables”, comenta Martínez.

Un “club” responsable

Finagro, Comfandi, Alimentos Cárnicos, Icontec, Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla (Triple A), National Clinics Centenario, IPS Virrey Solís, Zenú, Prologros, Lila Working Moms y Cierto Gestión Humana recibieron hace poco la certificación como empresas familiarmente responsables (efr, así en minúsculas), por parte de MásFamilia.

Martínez sostiene que con las políticas de conciliación laboral adoptadas, estas empresas deben mejorar sus indicadores de negocio, ser más competitivas e incluso atractivas para los inversionistas.

Un caso exitoso lo constituye el Grupo Nutresa en el que sus filiales han establecido prácticas como el teletrabajo, los bonos de tiempo, horarios flexibles, primas de vacaciones en tiempo, bonificaciones extralegales, hora adicional para madres lactantes y permiso de acompañamiento para padres de recién nacidos.

Voceros de ese grupo empresarial recuerdan que las primeras filiales obtuvieron la certificación efr en el 2013 y entre sus resultados resaltan: personas comprometidas y más productivas. Muy buenos niveles en clima laboral y equipos de trabajo diversos que aportan a la innovación.

Los más avanzados

En promedio, las empresas certificadas por MásFamilia aplican entre 50 o 60 medidas de conciliación, aunque hay algunos casos en los que llegan a 180. Las más usuales tienen que ver con la flexibilidad de los tiempos de trabajo y las asociadas a la maternidad, pero también se cuentan otras más innovadoras como las ayudas para que el trabajador practique alguna actividad física o deporte. “Esto es casi infinito, pues los intereses de cada persona son distintos”, enfatiza Martínez.

Los países más adelantados en conciliación laboral son los del norte de Europa, donde los permisos para las parejas que tienen un hijo están de un año en adelante e incluso con la posibilidad de prolongarlos hasta tres años.

“Son países en los que los jardines infantiles son gratuitos, hay ayudas por cada hijo que nace y que pueden estar entre los 200 y 400 euros al mes (entre 699.800 pesos y 1,3 millones). Hay apoyos públicos que hacen que las familias tengan más bienestar”, dice.

Si bien hay un interés del sector empresarial por impulsar unos ambientes laborales sanos y de bienestar, también es claro que en ese propósito debe haber un acompañamiento. “El modelo sería más eficiente si el Gobierno ofrece incentivos para que las empresas implementen estas prácticas y no que solo se limite a expedir normas. Hoy en Colombia hay una legislación avanzada sobre el teletrabajo, pero es muy difícil que las empresas reaccionen a ese tipo de cambios simplemente porque lo ordena una ley”, puntualiza el experto

Contexto de la Noticia

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección