Cábalas económicas para 2016 en Colombia

  • La inflación puede aumentar las tasas de interés así que conseguir un crédito se hará más difícil. ILUSTRACIÓN EL COLOMBIANO
    La inflación puede aumentar las tasas de interés así que conseguir un crédito se hará más difícil. ILUSTRACIÓN EL COLOMBIANO
Por David Ortiz Castaño | Publicado el 04 de enero de 2016
$3.356

fue el máximo histórico que alcanzó el dólar durante el año pasado.

14,2%

cayeron las importaciones al país entre enero y octubre de 2015.

Los primeros latidos de este 2016 llegan con el augurio de un año movido. En Colombia, la expectativa sigue puesta en el nivel de la desaceleración de la economía para ajustarse al nuevo ritmo mundial.

Los bajos precios del petróleo y la fortaleza del dólar mantendrán con altos niveles de tensión a todo el mercado. Como consecuencia, las cuentas nacionales se resentirán.

La inflación pondrá a correr aún más al Banco de la República que, si bien debe velar por el control del índice de precios, no deberá descuidar el impulso de la economía.

Por su parte, las esperanzas del año están puestas en la industria y su despertar exportador, tras una década de estancamiento.

La construcción y el comercio seguirán, con uñas y dientes, proyectando crecimientos en medio de un escenario más hostil.

Con la bola de cristal más averiada que en otros años, por cuenta de la altísima volatilidad, los centros de estudios económicos y el Gobierno ya empiezan a ponerle números a las cuentas claves del país.

Este será un año no apto para cardiacos, en el que la incertidumbre seguirá marcando la pauta.

Contexto de la Noticia

2016: Al ritmo del billete verde

A la pregunta “¿cómo estará el dólar este año?”, la respuesta más común será: caro. Las proyecciones de la última encuesta de percepción del Banco de la República apuntan a que la tasa de cambio, en promedio, durante 2016 estará en 3.040 pesos. El presidente de la Asociación Colombiana de Instituciones Financieras (Anif), Sergio Clavijo, cree que el comportamiento del dólar durante 2016 seguirá ligado al barril de petróleo y va a continuar en niveles de 3.200 pesos dada la coyuntura internacional. El peso colombiano cerró con una devaluación en lo corrido del año pasado de 31,64 por ciento. En el inicio de 2015 se proyectaba que el dólar no llegaría a los 3.000.

Que no la vea tan negra el petróleo

Con un barril de petróleo en mínimos de 2004, el 2016 no pinta muy bien para esta materia prima. El sondeo de perspectivas de Anif y Corficolombiana mostró que los principales centros de estudio del país ven un crudo recuperándose en promedio, hasta 50 dólares por barril. El 38 por ciento de los consultados cree que el barril llegaría hasta 60 dólares. Pero esto sucederá si la volatilidad del mercado merma un poco. En ese sentido, influirá el inicio de exportaciones de petróleo desde EE.UU., la reactivación de Irán con su cuota petrolera, la desaceleración de China (que asusta a todos) y el pulso por el mercado que mantiene la Opep.

Crecimiento del país: pasito a pasito

La desaceleración ordenada a la que se ha referido el Banco de la República desde 2015 se sentirá con mucho más peso en 2016. Colombia crecerá menos. Según el director de Investigaciones Económicas de Credicorp Capital, Daniel Velandia, la cifra de expansión estará en 2,5 por ciento, una cifra menor a la esperada por el Gobierno Nacional, que en su Plan Financiero de 2016 expone que la economía crecería 3,2 por ciento. El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, cree que la entrada en funcionamiento de la Refinería de Cartagena (Reficar), así como una industria más competitiva y la inversión en infraestructura modelarán el aumento del PIB.

industria, “se pone la camiseta”

Uno de los llamados a reportenciar la economía nacional es la industria que “tuvo un 2015 positivo si se tiene en cuenta la difícil situación del resto de países de la región y la incertidumbre económica mundial”, señaló la Andi en su informe de Expectativas para 2016. La producción manufacturera del país se expandió entre enero y octubre 0,3 por ciento. Ahora bien, para este año, entre pesos y contrapesos la industria mejoraría. El precio del dólar sería (según la Andi) el factor que más perjudicará al sector, mientras la mayor demanda jugaría a favor de los empresarios. La expansión del sector industrial en 2016 se estima en 3,5 por ciento.

Tres bendiciones por los exportadores

El 2015 terminó con un saldo triste para las ventas externas colombianas, que cayeron a noviembre 35 por ciento frente al mismo periodo de 2014. La última revisión del Plan Financiero del Gobierno Nacional indica que al cierre del año pasado la contracción sería del 30 por ciento. Ahora bien, en 2016 el comercio desde Colombia disminuiría 2,6 por ciento con respecto a 2015. La penúltima versión del Gobierno sobre el plan económico para este año apuntaba que las exportaciones crecerían 7,9 por ciento. Esta reducción en la expectativa complicaría más el déficit de la balanza comercial del país que llegó en noviembre a máximos históricos de 12 mil millones de dólares.

el Posconflicto y la reforma tributaria

Dos decisiones cruciales para el país se materializarían este año: los diálogos de paz con las Farc desembocarían en un plebiscito que le “mediría el aceite” al proceso y empezaría a mover la caja del posconflicto. Mientras tanto, la promesa de Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, fue que en marzo de 2016 se presentaría la reforma tributaria estructural, donde se procuraría mejorar la competitividad del país en materia de impuestos. Los primeros visos de esa reforma ya apuntan a un aumento de 2 por ciento del IVA y un rebalanceo en los tributos que pagan las empresas en el país.

El comercio no la tendrá fácil

En 2015, las ventas reales del comercio minorista tuvieron un crecimiento de 3,4 por ciento. 2016 estará marcado por la desaceleración del consumo que “será el factor que más le quitará impulso a la economía”, aseguró Andrés Pardo, director de Estrategia de Corficolombiana. Este año, “el comercio va a continuar jalonando la economía. Proyectamos que el sector va a tener una expansión del 3,5 por ciento”, indicó el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco). Sin embargo, el directivo gremial agregó que 2016 estará marcado por la caída en el comercio de bienes durables como vehículos, tecnología y electrodomésticos.

Construcción, el motor de 2016

Uno de los salvavidas de la economía en 2016 está en la construcción. El inicio de obras de las vías 4G le daría un impulso al PIB, según el Ministerio de Hacienda, de 1,56 por ciento adicional al final de año. Ahora bien, mientras esto “coge forma”, la edificación de viviendas debe seguir proyectándose como un motor sólido de expansión. Los datos de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) muestran que en 2016 el sector crecería 9,7 por ciento, para esto se espera vender 19.659 unidades habitacionales más que en 2015, es decir, colocar en el mercado 187.285 viviendas nuevas y lograr facturar 3,4 billones de pesos más que en 2015.

Que la inversión sea menos esquiva

Después de la estrepitosa caída del petróleo, los dólares salieron volando de la economía colombiana. Según datos de Credicorp, hubo una reducción durante 2015 del 35 por ciento en la Inversión Extranjera Directa, con lo que se cerraría el año pasado con 12.500 millones de dólares. “Veremos una cifra similar en 2016, sobre los 12.600 millones de dólares. El petróleo no va a ayudar pero otros sectores mostrarán mejor cara”, agregó la firma comisionista. En lo corrido de 2015 aumentó 15 por ciento la inversión en sectores diferentes a minería y petróleo. El mayor impulso de la infraestructura y una industria más fortalecida podrían atraer dinero hacia el país.

¿Hasta dónde las tasas de interés?

De presentarse un aumento sostenido en la inflación (como lo pronostica el mercado), el Banco de la República no tendrá otra opción que seguir subiendo la tasa de interés de intervención. 2015 cerró con una tasa de 5,75 por ciento, cifra que no se veía desde 2009. El presidente de Bancolombia, Carlos Raúl Yepes y su equipo técnico, esperan que en 2016, el interés del Emisor supere los niveles del 6 por ciento en el primer trimestre. La fase de endurecimiento de la política económica en Colombia se traduce en un aumento en el precio del dinero, por lo tanto, la posibilidad de conseguir créditos será más difícil, lo que mermará el consumo interno.

Que la inflación no descosa bolsillos

Para muchos, la piedra angular de 2016 será la inflación, que en 2015 cerraría en 6,7 por ciento. La proyección del equipo técnico del Banco de la República apunta a que, en el primer semestre del año el IPC podría moverse en un rango entre 6,3 por ciento y 7 por ciento. Sin embargo, la Encuesta de Expectativas del Emisor muestra que, para el segundo semestre del año, los precios bajarían y la inflación cerraría 2016 sobre 4,6 por ciento. Esto dependerá, principalmente, del efecto del fenómeno de El Niño sobre los alimentos y la energía en el primer trimestre y el traspaso de la devaluación a los bienes de consumo. El Gobierno espera una inflación de 4,5 por ciento en 2016.

empleo, a sostenerse con uñas y dientes

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia estima que, al cierre de 2015 el desempleo en el país se ubicó en 9,1 por ciento, el mismo dato que en 2014. Aunque tener una cábala sobre el desempeño del mercado laboral es complejo, la Encuesta de Expectativa de Empleo de Manpower reveló que en el país el primer trimestre de 2016 el 67 por ciento de los empresarios consultados mantendrán inalterada su planta de empleados, mientras el 10 por ciento planea disminuirla. La del inicio de año es la peor expectativa de empleo registrada en Colombia desde el primer trimestre de 2011.

Que la inversión sea menos esquiva

Después de la estrepitosa caída del petróleo, los dólares salieron volando de la economía colombiana. Según datos de Credicorp, hubo una reducción durante 2015 del 35 por ciento en la Inversión Extranjera Directa, con lo que se cerraría el año pasado con 12.500 millones de dólares. “Veremos una cifra similar en 2016, sobre los 12.600 millones de dólares. El petróleo no va a ayudar pero otros sectores mostrarán mejor cara”, agregó la firma comisionista. En lo corrido de 2015 aumentó 15 por ciento la inversión en sectores diferentes a minería y petróleo. El mayor impulso de la infraestructura y una industria más fortalecida podrían atraer dinero hacia el país.

David Ortiz Castaño

Escribo sobre economía y negocios. Periodista y estudiante de Ciencia Política.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección