Distribución de aportes de empleados, dilema de cajas de compensación

  • ilustración sstock
    ilustración sstock
Por Laura Pulido PatrónEnviado especial - Bogotá* | Publicado el 29 de agosto de 2017
43

cajas de compensación familiar hay en el país,
tres de ellas en Antioquia.

En definitiva

Aunque el 4 % de los aportes de seguridad social que reciben las cajas de compensación provienen de los empleadores, el Gobierno destina parte de esos recursos a programas sociales.

De 50.510 pesos sería el promedio de cuota monetaria entregada cada mes a los trabajadores que no sobrepasen los cuatro salarios mínimos (2,9 millones de pesos), si no se destinarán a fondos de ley aquellos recursos del 4 % que reciben las cajas de compensación de los aportes de seguridad social.

El año pasado, tales contribuciones sumaron 5,79 billones de pesos y el subsidio monetario fue el 30,2 % de ese total: la cuota promedió 27.468 pesos mensuales por cada uno de los 5,3 millones de beneficiarios.

Así lo informó este fin de semana la directora de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), Adriana Guillen Arango, durante el Segundo Taller Nacional de Periodistas.

De esa forma, la asignación de la cuota ha disminuido un 46 % desde la vigencia de la Ley 21 de 1982, que estableció que el objetivo principal del sistema de redistribución de ingresos es el alivio de la carga económica de empleados para el sostenimiento de su familia.

Sin embargo, durante el encuentro, la ministra del Trabajo, Griselda Restrepo, se preguntó: “¿es malo que 1,9 millones de niños en condiciones de vulnerabilidad, por ejemplo, se beneficien con programas del Fondo para la Atención Integral de la Niñez y Jornada Escolar (Foniñez) o que 5,6 millones de colombianos se beneficien con el régimen subsidiado de salud?”. Ambos fondos son financiados con aportes de los empleadores.

Al mismo tiempo, señaló que se debería aumentar la cuota monetaria, pero dice Guillen que las cargas obligatorias de esos mecanismos impiden que se incremente (A favor y En contra).

Gobiernos muerden aportes

En ese sentido, recordó el director de Compensar, Néstor Rodríguez Ardila, que los dueños del 4 % son los 8,9 millones de empleados afiliados a las cajas de compensación.

Bajo la presidencia de César Gaviria, mediante la Ley 49 de 1990, se obligó a estas entidades a destinar el 20 % de los aportes derivados del 4 % a la creación de fondos específicos para viviendas de interés social (Fovis), que hoy corresponde a un 11,3 %.

En 1993, se permitió que las cajas pudieran constituir empresas promotoras de salud y fondos de pensiones (Ley 100 de 1993). Al tiempo, se decretó que el 10 % de los aportes de seguridad social fueran al Fondo de Solidaridad y Garantía (Fosyga), que permitió la creación de aseguradoras del Régimen Subsidiado (EPS-S), con el fin de atender a población no afiliada al sistema. Ese rubro es hoy del 7,1 %.

Cinco años después, durante el Gobierno de Andrés Pastrana, se decretó una nueva destinación del 3,5 % para la creación del Foniñez, que es hoy del 4,2 %.

Finalmente, con Álvaro Uribe Vélez, en 2002, se buscó establecer un marco legal para actividades de las cajas, y se designó un nuevo porcentaje para crear el Fondo de Subsidio al Empleo y al Desempleo (Fonede), para capacitar a desempleados y promover el empleo formal (11,25 %). Ese mecanismo fue sustituido por el Fondo de Solidaridad de Fomento al Empleo y Protección del Cesante, que se lleva un 11,8 % de los aportes iniciales.

El resto de la torta, se distribuye entre: inversiones y servicios sociales (26,2 %), que son programas de recreación y turismo, de educación para el trabajo, formal e informal, entre otros; gastos administrativos (8 %); y otros (1,3 %).

Finalmente, Restrepo y Guillen coincidieron en la necesidad de que Asocajas y la Federación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Fedecajas), gremios del sector, hagan una propuesta para revisar la distribución de los aportes de seguridad social de los empleados colombianos.

Un incremento de la cuota monetaria no solo mejora la economía familiar, y con ello, la demanda y la producción industrial del país, también es un indicador de formalidad laboral. “En este propósito, el Gobierno es un aliado para el sistema”, concluyó la ministra del Trabajo.

*Por invitación Asocajas

Contexto de la Noticia

A FAVOR Hay más plata para subsidios

La ministra de Trabajo, Griselda Restrepo, resaltó los beneficios para la población vulnerable del país de los aportes del 4 % destinados de forma obligatoria a los fondos legales, como el Fovis, para viviendas de interés social (VIS, cuyo valor sea de hasta 99,6 millones de pesos este año). Pero, apoya un aumento de la cuota monetaria.

EN CONTRA de recortar más cuota monetaria

En la medida en que se siga aumentando el porcentaje de recursos de la seguridad social de los empleados destinados a programas del Gobierno, no se podrá mejorar la cuota monetaria, explicó la directora de Asocajas, Adriana Guillen. Ese aporte parafiscal alivia las cargas económicas de empleados colombianos.

Laura Pulido Patrón

Periodista del área de Economía

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección