Venezuela, un socio que no genera confianza

  • ilustración Morphart
    ilustración Morphart
Publicado el 22 de enero de 2019

En vida, el presidente Hugo Chávez, profirió en varias ocasiones intimidaciones contra Colombia, y su sucesor, Nicolás Maduro, ha seguido sus pasos. En diciembre, por poner solo un ejemplo, la llegada de un par de bombarderos rusos a ese país suscitó polémica y revuelo en todo el continente.

Pero, ante tales demostraciones y la posibilidad de una agresión militar hacia Colombia surgen inquietudes: ¿cómo se protegería la infraestructura energética, petrolera, vial, portuaria y aeroportuaria?, ¿tienen las Fuerzas Militares un plan de acción?

La consulta hecha por EL COLOMBIANO al ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto, obtiene una respuesta renuente: “Todo lo que hay en ese sentido es confidencial”.

No obstante, este diario consultó a varios empresarios sobre la posibilidad de un ataque desde Venezuela y la eventual reacción para defender complejos claves del aparato productivo nacional.

Sin ahondar en detalles, de las respuestas se infiere que, en efecto, existe un plan que, llegado el momento, se activará y ejecutará. En todo caso, los empresarios se declaran prudentes ante la eventualidad de una acción militar, y recuerdan que el conflicto interno ha sido particularmente agresivo con las infraestructuras petrolera y de transmisión eléctrica (ver módulos).

Entorno para los negocios en Venezuela

“Proyectar las perspectivas económicas es complicado debido a que no se mantienen conversaciones con las autoridades (Banco Central, Ministerio de Economía), a que se reciben datos con intervalos prolongados, a que la información es incompleta y a que, dada la evolución de los negocios, es difícil interpretar algunos indicadores económicos declarados”.

De este modo el Fondo Monetario Internacional (FMI) expresa su cautela a la hora de elaborar e interpretar los pronósticos sobre la economía venezolana.

En el reporte Perspectivas de la Economía Mundial, de octubre de 2018, el FMI estimó que el decrecimiento económico sería de 18,0 % y calculó una contracción de 5,0 % para este año.

Sobre el comportamiento de la inflación se proyectó una variación de 1,3 millones por ciento en 2018, y de 10 millones por ciento en 2019. A su turno, la tasa de desempleo habría terminado en diciembre en 34,3 % y subiría a 38 % este año.

El Banco Mundial (BM), que el martes actualizó sus proyecciones, indicó que en Venezuela el colapso económico se ha profundizado, y no hay indicaciones de que las decisiones adoptadas hayan tenido un impacto favorable, mientras se mantiene la dinámica hiperinflacionaria.

El Banco también fijó en negativo el desempeño económico de ese país: -18 % en 2018 y un -8 % al finalizar este 2019. En la misma línea del desempeño, apunta la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal): -15 % y -10 % en 2018 y 2019, respectivamente.

La mirada que se tiene desde Colombia

Un reporte de la Oficina de Estudios Económicos del Ministerio de Comercio, elaborado a finales de noviembre, recuerda que Venezuela es un país petrolero afectado por la volatilidad de los precios internacionales del combustible.

“Con problemas políticos que afectan la dinámica económica, es una nación que pierde riqueza. En 2017 el Producto Interno Bruto (PIB) fue de 210 mil millones de dólares, inferior en 37 % a lo valorado por este país en 2011”, resalta el documento.

Igualmente anota que se redujo el PIB per cápita (indicador que mide la relación entre el nivel de ingresos de un país y cada uno de sus pobladores) que fue de 6.890 dólares en 2017, mientras que sumaba 11.542 dólares en 2011.

Al hacer un sondeo por las diferentes actividades de la producción venezolana, el gobierno colombiano menciona que el sector primario representa el 12,1 % del PIB. “La agricultura no es relevante. Entre los principales productos se encuentra: maíz, soya, caña de azúcar, arroz, algodón, plátanos, carne de res y cerdo” (ver Qué sigue?).

En cambio, resalta que el vecino país cuenta con importantes yacimientos de petróleo y de gas. “Esa economía sigue dependiendo en gran medida de los ingresos del petróleo, que representan casi todos los ingresos de exportación y casi la mitad de los ingresos del gobierno.

Acerca del sector secundario que aporta el 22,5 % del PIB, se señala que las principales actividades industriales son las relacionadas con petróleo, materiales de construcción, alimentos, textiles, hierro, acero y aluminio. A su turno, el sector terciario representa el 65,4 % del PIB: “Los servicios de telefonía e internet han registrado un relativo auge”, se agrega en el informe.

En un entorno de inflación creciente y medidas sin efecto por parte del gobierno venezolano, que en agosto ordenó que se le quitarán cinco ceros a la moneda del país, para un mayor control monetario, las previsiones colombianas son negativas: “No se prevé una recuperación en el corto plazo, por el contrario se estima que la economía se reduzca”.

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Reclamo por presuntas restricciones comerciales

El pasado miércoles, Colombia recibió la solicitud de consultas por parte de Venezuela (por medio de la Misión ante la Organización Mundial del Comercio), por supuestas medidas que limitan el comercio de combustibles líquidos. “Nos llama la atención que un país con el que hoy prácticamente no tenemos comercio debido a las múltiples restricciones que nos ha impuesto, sea quien nos demande, más aún que lo haga ante el máximo órgano multilateral del comercio, en el que no han sido activos”, afirmó la viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso, en un comunicado.

Lecciones aprendidas del pasado conflictivo

Bernardo Vargas, presidente de Interconexión Eléctrica (ISA), destaca el acompañamiento que a la empresa le prestan las Fuerzas Militares. Reconoce que la holding que opera negocios en los sectores de transmisión de energía (Intercolombia) y telecomunicaciones (Internexa) tiene mapas precisos de esas infraestructuras: “Sabemos exactamente de las 10.000 torres que tenemos, cuáles están en zonas críticas. Eso lo tenemos mapeado totalmente y contamos con unos planes de contingencia para reaccionar en caso de que las amenazas (de eventuales ataques desde Venezuela) se concreten”.

La empresa que, entre 1997 y 2018, debió reparar 2.069 torres que fueron averiadas o derribadas por atentados, cuenta con una capacidad de reacción rápida. “Nadie en el mundo tuvo eventos de voladuras de torres como nosotros, mientras en un país en promedio se demoran un mes en restablecer una torre, nosotros nos tardamos seis o siete días, dependiendo del lugar geográfico donde esté”, añade.

Otro campo de acción en el que se desenvuelve ISA para resguarda la infraestructura es en el de la ciberseguridad, del cual el empresario aseguró que cuentan con plataformas sólidas y difíciles de vulnerar.

Además del acompañamiento permanente del Ejército y la confianza que este genera, Vargas menciona la manera cómo está concebido y estructurado el Sistema Interconectado Nacional (SIN), para lo que las directrices de la Unidad de Planeación Minero-Energética (Upme) han apostado por armar una red de redundancias con circuitos de respaldo que permiten ofrecer el servicio constantemente.

Hay plan, pero el tema se trata con prudencia

Ecopetrol cuenta con campos de extracción de hidrocarburos en el centro, el sur, el oriente y el norte de Colombia, además tiene dos refinerías a cargo en las ciudades de Barrancabermeja (Santander) y Cartagena (Bolívar), y puertos para exportación e importación de combustibles y crudos en ambas costas, una red de transporte de 8.500 kilómetros de oleoductos y poliductos a lo largo de toda la geografía nacional, que intercomunican los sistemas de producción con los grandes centros de consumo y los terminales marítimos.

EL COLOMBIANO le preguntó a Felipe Bayón Pardo, presidente de la petrolera, si existe un plan de defensa ante eventuales ataques externos.

“Sí, hay un plan. Pero, lo más importante es la prudencia y el llamado es a mantener la calma porque somos vecinos”, responde el empresario, quien al igual que el ministro de Defensa tampoco ofrece detalles sobre una eventual estrategia defensiva.

Prefiere destacar que “el país ha dado demostraciones de generosidad en la manera cómo ha acogido a las personas que vienen de Venezuela. Es un fenómeno que no habíamos vivido y para el que no estábamos preparados y lo hemos hecho desde la humanidad: desde entender que hay gente que está pasando momentos muy complejos. Yo trato de mirar el problema de ese modo”.

En esa línea, el Banco Mundial menciona que la migración venezolana está produciendo efectos negativos como exceso de mano de obra y elevados costos del cubrimiento de necesidades básicas. No obstante, sugiere que en el mediano plazo la migración hacia Colombia podría apoyar el crecimiento, por una mayor oferta de mano de obra, un mayor consumo e inversión.

El Grupo Argos ya fue damnificado

La holding antioqueña que tiene entre su portafolio de operaciones los negocios de energía a través de Celsia, concesiones viales y aeroportuarias en Odinsa y explotación minera en Cementos Argos, apuesta por un manejo respetuoso de las relaciones entre Colombia y Venezuela.

La sociedad de infraestructura que preside Jorge Mario Velásquez, recuerda que en marzo de 2006, la planta cementera adquirida en 1999 en Venezuela fue tomada por la Guardia Nacional.

“Entre la compra de ese complejo y los planes de expansión ejecutados invertimos unos 250 millones de dólares, y desde hace trece años venimos reclamando que se nos restablezca el activo o se nos reconozca una indemnización a la que tenemos derecho”.

En cuanto a los activos de infraestructura eléctrica, vial y aeroportuaria, que están a cargo de sus filiales, Velásquez menciona que hay un trabajo coordinado y permanente con las autoridades (Policía y Fuerzas Militares) para monitorearlos y protegerlos.

Celsia, a través de Epsa, está en los departamentos del Valle, Cauca y Tolima con 16 centrales de hidroeléctricas.

Además, cuenta en el Valle del Cauca con 84 subestaciones de distribución y 16 de transmisión, 20.764 kilómetros de líneas de conducción y transmisión con lo que atiende a más de 600.000 clientes en el Suroccidente del país.

Odinsa, por su parte, dedicada a la estructuración, promoción, gestión y desarrollo de proyectos de infraestructura, está a cargo del principal aeropuerto del país (Eldorado de Bogotá), y así como las concesiones viales Autopista del Café, de los Llanos y La Pintada, en Antioquia.

Inquietud por la ciberseguridad

El gerente de Intercolombia, Luis Alejandro Camargo Suan, asegura que existe un plan de protección de la infraestructura eléctrica del país y comenta que, en la actualidad, una de las grandes preocupaciones tiene que ver con los ciberataques.

Para el líder de esta filial de ISA, dedicada al transporte de energía eléctrica a alto voltaje en el país, el tema es inquietante y provoca una reacción: No es que solo nos preocupamos, también nos ocupamos del problema, eso es lo más real, y lo más cercano a la posibilidad de un ataque desde el exterior”.

De hecho, Camargo confirma que se han detectado ataques masivos contra las empresas y sistemas eléctricos, pero sin causar contingencia en Colombia. “Estamos haciéndolo muy bien, hay una coordinación cercana que no la conoce la opinión pública, pero estamos trabajando con el Ministerio de Defensa, en las amenazas de ciberataques, pues estos son una realidad. Tuvimos hace poco uno muy grande, que vino por allá, del Oriente y lo intentaron, pero eso no trascendió. Ocurrió y el sistema se comportó muy bien”, declaró el empresario.

Y respecto a la protección física de la infraestructura eléctrica, Camargo explica que Colombia es un país que tiene suficiente experiencia. “Somos uno de los países que hemos sido más atacados internamente, no por los vecinos, en las últimas décadas. El sistema nuestro ha sido más atacado que el de Irak y, sin embargo, nunca ha habido un apagón nacional por esa razón”. EL COLOMBIANO también consultó sobre este asunto al gerente de Isagén, Camilo Marulanda, pero este se abstuvo de hacer comentarios al respecto.

Ferney Arias Jiménez

Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección