The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 19 de junio de 2017

ABUSADORES SEXUALES NO DEBEN PODER AGOTAR EL RELOJ

Por Fabio Cotza
redaccion@elcolombiano.com.co

Yo tenía apenas nueve años cuando el hijo adolescente de mi arrendador me llevó al sótano con la promesa de juguetes nuevos. En cambio, me obligó a tocarlo. Me hizo hacer cosas que mi cuerpo y mente jóvenes no estaban preparados para hacer. Recuerdo bien lo húmedo que estaba el piso y cómo las paredes olían a moho. Rogué que se detuviera.

El dijo que me llamaría “maricón” y advirtió que su padre podía evacuar a mi familia inmigrante del apartamento si le contaba a alguien. Aterrorizado, guardé silencio.

Pero los recuerdos me atormentaron todos los días hasta mi adultez. Una noche, escribí mi carta de despedida al mundo y me tomé una botella de pastillas.

Mi intento de suicidio fracasó - afortunadamente. Pero decidí que después de 20 años de silencio y miedo tenía que enfrentar lo que me había sucedido. A los 28 años al fin le conté a alguien que había sido abusado sexualmente. Pero la ley me dijo que eran cinco años muy tarde para buscar justicia.

Eso es porque, en mi estado de Nueva York, muchos sobrevivientes solo tienen hasta los 23 años de edad para denunciar a sus abusadores, gracias a un estatuto de limitaciones de cinco años para crímenes de abuso sexual que empieza a los 18 años. Es uno de los más limitados en la nación.

Como sobreviviente, tengo la esperanza de que el gobernador Andrew Cuomo y el Senado Estatal de Nueva York solucionen esto. Deberían seguir el ejemplo de la Asamblea Estatal, que el 7 de junio aprobó el Acta de Víctimas Infantiles, un proyecto que extiende el tiempo que las víctimas tienen para denunciar un caso.

Entre otros cambios, daría a víctimas como yo, con 23 años de edad o mayores, y cuyas denuncias son prohibidas por el actual estatuto de limitaciones, un período único de un año durante el cual podríamos denunciar con cargos civiles contra nuestros abusadores.

Desafortunadamente en abril, los republicanos del Senado Estatal no solo se negaron a votar en una comisión sobre una versión del proyecto de ley, sino que lo trasladaron a un comité separado, evitando un mayor debate y una votación. “El Senado Estatal le escupió en la cara a los sobrevivientes”, dijo el patrocinador del proyecto de ley, el senador Brad Hoylman. Es hora de que Cuomo y el Senado Estatal se unan a la Asamblea para negociar un proyecto de ley que protege a los niños, brinda justicia a los sobrevivientes y responsabiliza a los agresores.

Sé demasiado bien que reportar sobre las memorias de la infancia puede ser extremadamente traumático, y que los sobrevivientes se demoran años para sentirse lo suficiente a salvo como para presentarse. Quienes se oponen a la legislación que podría ofrecer a los sobrevivientes acceso a la justicia legal que merecen quieren que creamos que los recuerdos de sobrevivientes son fabricados, o mal recordados, para difamar al acusado. Pero estos son argumentos desgastados que son usados para justificar leyes anticuadas que protegen a abusadores de cualquier responsabilidad e ignoran la realidad.

Sin duda, en algunos casos, el paso del tiempo significará que los recuerdos no son claros y la evidencia es insuficiente. Eso debe ser decisión de los fiscales y los tribunales con base en cada caso, como lo hacen en la mayoría de los otros asuntos que no implican asalto sexual.

Es injusto que, para quienes podemos reunir los pedazos para traer un caso después de años de silencio debilitante, la ley nos dice: “¡Lo siento, demasiado tarde!” con base en un número arbitrario de años.

Es más, como la exfiscal Linda Fairstein ha dicho, en muchos casos, hay evidencia actual. “Los depredadores -como en las novelas de cine y de crimen- a menudo guardan recuerdos para revisar la emoción de sus acciones”, ha dicho. Y ni hablar de que años más tarde, la historia de un sobreviviente puede alentar a otros a presentar evidencia adicional que refuerza el caso.

Le pedimos a sobrevivientes que quieren justicia que expongan sus cicatrices más profundas cuando las heridas y temores frecuentemente aún están frescos. Esperamos que cuenten historias perfectamente articuladas y lineales sobre su abuso, sabiendo que el trauma puede hacer que esto sea imposible. Les robamos la oportunidad de buscar la justicia cuando están listos para buscarla y tienen evidencia para comprobar lo que han soportado.

Ha habido algo de progreso. En la Florida, no hay estatuto de limitaciones para abuso que ocurrió cuando la víctima es menor de 16 años. Leyes que incluyen oportunidades retrospectivas para que los sobrevivientes presenten denuncias vencidas han sido aprobadas en California, Delaware, Hawaii y Minnesota, para nombrar solo a algunos estados.

Le debemos a los sobrevivientes más tiempo para buscar justicia. Los abusadores no deberían poder tener la oportunidad de agotar el reloj. No en Nueva York. No en ningún lugar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    YERRY MINA Y D. SÁNCHEZ

    Talentosos futbolistas colombianos contratados por equipos de categoría mundial: Barcelona y Tottenham.

    $titulo

    LA “REINA DEL ORO”

    Mara Cecilia Gordillo encabezaba una red que logró exportar ilegalmente tres toneladas de oro a E.U.