Humberto Montero
Columnista

Humberto Montero

Publicado el 28 de agosto de 2018

Adiós, Tío Sam

Un siglo de tutela gringa ha llegado a su fin. No por antiamericanismo sino por mero abandono del Tío Sam, que ha preferido hurgar en sus propias heridas antes que seguir protegiendo a toda Europa a un coste mayúsculo. La autarquía en la que ha sumido el presidente Trump a Estados Unidos comienza por la política exterior. Como al líder republicano le repatea todo lo de fuera, a excepción de las modelos centroeuropeas, era cuestión de tiempo que dejara tirados a sus viejos aliados.

Cierto es que EE.UU. ha pagado buena parte de las estructuras defensivas europeas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y que su peso financiero en la Alianza Atlántica es con creces el mayor. De hecho, pese a que el PIB estadounidense representa el 19 % del global, absorbe el 40 % del gasto militar del planeta. Por contra, los países europeos de la Otan (el bloque financiado por Washington para frenar la vieja amenaza soviética) gastan en promedio el 1,28 % de su PIB en Defensa, según datos del Banco Mundial.

Trump ha advertido varias veces a los socios de este lado del charco de que si pretenden que EE.UU. siga ejerciendo su papel de policía deben aumentar su gasto defensivo al 2% de su PIB. Esto implicaría que los miembros europeos de la Otan incrementarían en un 55% su gasto militar total para seguir “tutelados” por el Tío Sam.

La medida, por ser justos con Trump, se adoptó por la Alianza Atlántica en su cumbre de 2014, pero hay que recordar que existe de plazo hasta 2024 para alcanzar ese 2% del PIB en Defensa y que no se trata de un mandato de obligado cumplimiento sino de una recomendación de la Otan para equilibrar el presupuesto.

Las exigencias estadounidenses y la altanería de quien las propugna, por no decir chulería matonil, están terminando de hartar a Europa, que siempre ha visto con recelo la instalación de bases estadounidenses por todo el Viejo Continente, desde Rota (en la costa andaluza española) hasta las cerca de 200 instalaciones militares que EE.UU. tiene en Alemania.

Trump parece olvidar que, a cambio de esa tutela, Europa le ha permitido disponer de su territorio como base de operaciones durante casi un siglo. Y es que buena parte de las 686 instalaciones militares fuera del territorio de los cincuenta estados de EE.UU., sin contar las bases secretas, está en suelo europeo. Donde, por cierto, se estacionan casi la mitad de los 150.000 efectivos estadounidenses desplegados por el mundo, sólo igualados por los 70.000 que se encuentran en Japón y Corea del Sur.

Además, Europa concentra gran parte del poder aéreo estadounidense. En lugares como Ramstein, en Alemania, se almacenan y distribuyen las bombas que caen sobre los yihadistas de Daesh en Siria, Irak o Afganistán. Un aeródromo vital para la ruta de aviones de transporte como el C-130, el C-5 Galaxy y el C-17 Globemaster.

Todo ese engranaje peligra porque si Europa tiene que pagarse su propia Defensa no tiene sentido la presencia de bases americanas en su territorio. Ya lo advirtió ayer el presidente francés. Emmanuel Macron fue claro: “Europa ya no puede dejar su seguridad únicamente en manos de Estados Unidos. Nos corresponde asumir nuestra responsabilidad y garantizar la seguridad y, por tanto, la soberanía europea”. Y fue más allá al remarcar que “el socio con el que Europa construyó el orden multilateral de la posguerra parece dar la espalda a esta historia común”. La conclusión es que Europa debe rearmarse y revisar sus alianzas. Con todo lo que esto implica.

En otras palabras: “Yankees, go home”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    IDA VITALE

    Poetisa uruguaya. Ganó el Premio Cervantes, uno de los galardones más importantes de las artes en español.

    $titulo

    UN AÑO SIN EL ARA SAN JUAN

    Un año perdido en las profundidades del Océano Atlántico ajustó el submarino argentino ARA San Juan.