Mauricio Pérez Salazar
Columnista

Mauricio Pérez Salazar

Publicado el 17 de julio de 2017

APRENDER DEL CAFÉ

Hace poco leía que el gerente de la Federación Colombiana de Cafeteros sugería que el país debería aprender del modelo de los cafeteros. Se refería a la vida gremial durante estos 90 años de existencia y resumía la experiencia como “aprender a trabajar juntos”. Y la verdad que con sus éxitos y fracasos, sus altas y bajas, hay que destacar que los cafeteros han aprendido a trabajar juntos.

El gerente está construyendo sobre eso. Esta propuesta no se tramita solamente como un asunto local. La cumbre cafetera, nacional y mundial, realizada esta semana en Medellín, convocó la totalidad de la cadena del café, desde el productor del grano hasta el que sirve la tasa en cualquier parte del mundo, para discutir los retos del sector a largo plazo. Para trabajar juntos.

Tres aspectos relevantes concentraron la atención de la industria en la cumbre mundial: los efectos del cambio climático en la producción del café, la creciente demanda del producto en las próximas décadas que tendría dificultades para satisfacerse, entre otras cosas, por los retos ambientales y la sostenibilidad económica de la producción del grano.

La cumbre mundial se planteó como la apertura de un diálogo de todos los involucrados en la cadena productiva. Una invitación a cooperar, a construir entre todos las soluciones a unos problemas que los afectan pero que además, por su naturaleza, es imposible resolver sin el concurso concertado de los interesados. El objetivo es crear consensos, escuchar razones y procurar el bienestar colectivo para que de esta forma se fortalezca toda la industria.

Esa aproximación a los problemas es crucial. Lo interesante además es que detrás de lo expuesto por la industria cafetera se esconde realmente un reto mundial frente a la producción de alimentos. El cambio climático, al paso que vamos, va a tener impactos ya inevitables y uno de los primeros afectados va a ser la producción de alimentos: los regímenes de lluvias cambiarán, los veranos serán más intensos, las temperaturas subirán y por lo tanto, a los cultivos les quedará muy difícil sostenerse en las condiciones actuales. De hecho la caficultura en nuestro país está experimentando cambios drásticos en las altitudes en que se puede cultivar el grano.

El gerente de la Federación estima que el diálogo apenas comienza. En una entrevista le preguntaban insistentemente si tenía sentido traer a esa discusión a los dos principales compradores de café del mundo, Starbucks y Nestlé, a este tipo de reuniones en un país productor. “Todo el sentido”, respondía. Si no se aúnan esfuerzos alrededor de la magnitud de los retos, el panorama será desolador.

Así que aprendamos de los cafeteros. Han trabajado juntos y por eso siguen siendo una industria vigorosa. ¿Soluciones inmediatas? Tal vez ninguna por ahora. Pero la agenda se abrió y las soluciones vendrán.

Mientras tanto, el visionario gobernador de Antioquia decide acabar con el exitoso Programa Cafés Especiales que venía de la administración anterior y que apoyaba efectivamente al cultivador con resultados muy significativos en un departamento donde hay 80.238 productores, pequeños en su mayoría, pues el promedio de área cultivada es de 1,55 hectáreas por caficultor.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SANTIAGO PERDOMO M.
    Uno de los banqueros más reconocidos del país. Deja la presidencia de Colpatria, que asumió en 1994.

    $titulo

    RATKO MLADIC
    “El carnicero de Los Balcanes”. Un tribunal de la ONU lo condenó a cadena perpetua por genocidio.