Arturo Guerrero
Columnista

Arturo Guerrero

Publicado el 08 de agosto de 2018

Autoestima y libido del poder

El pasado 20 de abril un tuitero que se anuncia como Dios@diostuitero escribió la siguiente extraña autoconfesión: “Dios es el ser con la autoestima más baja de la historia, solo así se explica que necesite que le adoren constantemente”.

En efecto, dios habría podido crear lo existente, incluido el hombre, y luego pasar a solazarse con las maravillas salidas de sus manos. Claro, no sobraría un poco de ayuda para que las cosas anden bien. No mucha ayuda, eso sí, para no sabotear la libertad de los seres inteligentes.

Pero no, como dice el diostuitero, el todopoderoso se dedicó a garantizar que le adoraran. Ay de que sus criaturas se extraviaran inclinándose ante becerros de oro o ante ídolos de papel. No, el dios que lo sabe todo exigió adoración incondicional y perpetua de parte de los díscolos recién nacidos.

Esta avidez de reconocimiento es la que hace sospechar a nuestro tuitero que el personaje andaba con déficit de autoestima. Pues ¿qué grandeza le agregaría a su grandeza el culto de unos humanos débiles, andariegos, cavernícolas, pecadores? Poca gloria le añadirían estos sujetos ocupados más bien en la sobrevivencia frente a los sables de las fieras.

La paradoja del que todo lo puede y todo lo necesita esconde una impotencia radical. La de aquel que no se quiere lo suficiente y por eso depende con desespero de que otros lo quieran.

Esta situación menesterosa del dios de la biblia es apenas una transposición salerosa de la tragedia humana al plano de las deidades. No obstante, hacer pensar, pone el dedo en la llaga del posible origen de la libido del poder.

En efecto, el patriarca inmortal, el presidente eterno, el zar de todas las rusias, serían más bien unas personas seminalmente inconformes consigo mismas. Mandan durante un período, se hacen reelegir, intentar en vano un tercero. Atraviesan el largo desierto de la lejanía del poder, ingenian tretas, hasta que regresan a experimentar la veneración de los súbditos cuando ya el costillar les falla.

¿Cómo se reconoce el verdadero peso específico de un hombre? Cuando cae solo y desnudo a un río caudaloso. Entonces no lo salva el dinero ni la fama ni los guardaespaldas ni las posiciones que ocupe. Necesitará poner en práctica su habilidad corporal, su tesón síquico, ante todo su seguridad de salir al otro lado, es decir su autoestima.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    UNIVERSIDAD CES
    Autorizada por Mineducación para ofrecer Ingeniería Biomédica, como nueva opción para los futuros profesionales.

    $titulo

    CONSUMO INDUCIDO DE DROGA
    Alarmante el video de tres jovencitas en Cali que inducen a una niña de cuatro años a fumar marihuana.