Invitado
Columnista

Invitado

Publicado el 12 de enero de 2018

BAJAR TENSIONES

Por EDUARDO DURÁN GÓMEZ *
redaccion@elcolombiano.com.co

Sorprende sobremanera el acuerdo al que llegaron las dos Coreas, en el que se comprometen a bajar las tensiones, a participar conjuntamente en los Juegos Olímpicos de Invierno, a diseñar esquemas de tránsito de personas por sus fronteras, a detener actos hostiles y a pensar en una reunificación.

Quién lo creyera: después de tantas ofensas y de acumular tantos resentimientos, de un momento a otro surge lo impredecible, lo asombroso, lo inesperado.

Esto quiere decir que siempre puede existir una puerta para que la sensatez entre y para que los resentimientos se dejen a un lado; para que se permita el paso de lo positivo, de lo constructivo, de lo sensato y de lo lógico.

Colombia es un país en donde el resentimiento suele aflorar de manera silvestre y se reproduce con una facilidad asombrosa. Los colombianos solemos de inmediato tomar partido en los bandos que afloran disputas y ese resentimiento termina envolviéndolo todo, y encuentra con facilidad materiales inflamables que repotencian su intensidad y llaman al caos y al desastre.

La mentalidad pragmática y positiva no es común en nuestro medio y vale la pena traer a cuento la célebre frase del escritor Óscar Wilde, quien afirmaba con razón que “El sentido común, es el menos común de los sentidos”. Y por esta razón siempre estamos envueltos en el conflicto y siempre encontramos toda clase de ataduras que nos impide avanzar.

Nuestra cultura no está diseñada para sobreponernos a la adversidad, sino para vivir dentro de ella; gozamos con el conflicto permanente y sentimos cierta arrogancia de saber que somos difíciles, que nada nos conmueve y además no nos importa contemplar la incapacidad para solucionar las dificultades y para diseñar los escenarios prospectivos y de avanzada.

Nos identifica el morbo y tal como lo define el diccionario, además del calificativo de enfermedad, “atractivo que despierta una cosa que puede resultar desagradable, cruel, prohibida o que va contra la moral establecida”.

Si resolviéramos cambiar nuestros parámetros de comportamiento y volvernos más receptivos, más proactivos, más sensibles frente al caos y a la tragedia, otro sería el camino a recorrer y otros frutos también serían los que recogeríamos.

¿Por qué entonces no despojarnos de las pasiones y de las arrogancias, y pensar en desarrollar la capacidad para alejar los conflictos y para atraer las soluciones que requerimos? Otros han podido lograrlo.

*Colprensa

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JESÚS RAMÍREZ

    Legendario y exitoso técnico de la Liga de Fútbol de Antioquia. Fue condecorado por la Gobernación.

    $titulo

    JAIME ELÍAS PIEDRAHÍTA M.

    Fue condenado a 31 años de cárcel por un atroz feminicidio cometido en febrero en Copacabana.