Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 07 de diciembre de 2015

Colorín colorado, Colombia

Por
Santiago Londoño Cano
Universidad Eafit
Comunicación Social, cuarto semestre
santiagolondonocano@gmail.com

Desde que nacemos nos encontramos rodeados por cientos de historias, que hemos leído, memorizado o visto en pantallas de cine o de televisión. Historias que en nuestro país tienen una versión criolla: aquí, como en otros países con contextos similares, cobran vida, de maneras muy particulares.

Por estos días se escuchan las voces de personas opinando sobre la situación de otras naciones: que tienen un pésimo presidente, que hubo un ataque terrorista, que esos nada que salen de la crisis... Pero muy pocas se alzan para discutir sobre lo que ocurre en este territorio de 48 millones de pobladores.

Oímos el cuento de Blanca Nieves y los siete enanitos, que traducido a la realidad de Colombia, está protagonizado por una señora llamada Blanca, madre soltera de siete niños. Recordamos películas como Leatherface, un personaje que asesinaba a sus víctimas con una motosierra; en Colombia, se encuentran fosas comunes con seres humanos cuyas vidas fueron terminadas con la misma arma.

Shakespeare nos dejó a Romeo y Julieta, un amor envidiado por los contemporáneos, con el ideal de que fue perfecto, aunque terminara en tragedia. Algo similar pasa aquí cuando se escucha en las noticias acerca de crímenes pasionales, entre seres que antes se amaban.

Existe un sinfín de películas de zombis, casi todas con la misma trama, te encuentran y tienes tres opciones: te muerden y te conviertes en uno de ellos, huyes o te quedas y mueres. Las mismas opciones que tienes si eres víctima del zombi de este país: el conflicto armado.

Los pobres viejecitos son los políticos que no tienen un “salario digno”. Vivimos en unos constantes Juegos del hambre. Hay lobos pederastas acabando con la inocencia de caperucitas. Niños abandonados que no se comen una casa de dulces, pero venden dulces en las calles para tener una casa. Un gato con botas a quien protegemos para exhibirlo por dinero. Regresamos a casa a las doce como Cenicientas porque la violencia se agudiza en la madrugada.

Nos quedamos como bellas durmientes, en coma, haciendo fila en hospitales para ser atendidos.

Colombia es un escenario en el que se unen las “ficciones”, pero en versiones de bajo presupuesto, con un toque de vallenato, orquídeas y zapatos viejos colgados en cables de luz .n

*Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    RODOLFO LLINÁS

    El científico colombiano fue galardonado en Estados Unidos con el prestigioso premio Ralph W. Gerard.

    $titulo

    BESO NO CONSENTIDO

    En la pasada marcha estudiantil, un joven besó a una periodista de TV sin su permiso. Acoso reprochable.