Ramiro Velásquez Gómez
Columnista

Ramiro Velásquez Gómez

Publicado el 19 de mayo de 2017

Contradicciones de ciudad

Deja un sinsabor el estudio de la Alcaldía de Medellín sobre el registro de 205 especies de fauna y flora en ocho parques de El Poblado.

Es un número interesante que hace pensar en ¡todo lo que se perdió! Cada vez son menos los parques, de modo que antes, seguro, hubo más y así lo indicó el coordinador de la Mesa Ambiental de esa comuna, Fernando Álvarez. La construcción hizo desaparecer y ahuyentó muchas especies.

No es cuento. Ante la aparición de edificios donde antes hubo casas con antejardines, han desaparecido muchas plantas y con ellas distintos animales, en particular insectos. Hoy es difícil encontrar mariposas en las mañanas de sectores centrales de El Poblado, así como en otros barrios donde no quedan esos jardines afuera de las casas, que brindaban una conectividad natural en cada cuadra y entre cuadras.

Hace tan solo tres años, a la parte alta de Loma Linda en Sabaneta llegaban los cucarrones marceños, señal de ruralidad, muy conocidos en nuestros campos. Caían a los balcones de los apartamentos.

Hoy no llegan. Todo el rastrojo y arbustos de las partes altas fue cortado. En su lugar, vallas que anuncian nuevas edificaciones en un municipio que ha autorizado la desaparición del verde de las laderas que lo rodean.

Y, qué ironía, son edificaciones que destacan las ventajas de vivir en medio de la naturaleza (?).

En el Valle de Aburrá existe un plan en ejecución para establecer corredores de fauna y flora a lo largo de las quebradas y de algunas avenidas (si vieran en estos días las peripecias de una ardilla en una vía de alto tráfico en Envigado).

Es una iniciativa interesante, en particular para animales voladores, pero hoy es imposible pensar en barrios donde las mariposas y las abejas y abejorros vuelen de flor en flor (estos también se fueron). Insectos de alto valor porque son polinizadores.

Salvo en esos parques que se conservan no es posible su retorno porque cada vez hay menos casas con antejardines.

No hay el mínimo asomo de la Alcaldía de recuperar la fauna ida, aunque fuera parcial, pero que al menos no se acabe lo que quedó porque todavía se conserva cierta riqueza como muestra el referenciado estudio y seguro en otros parques también existe esa variedad biológica.

Hay animales que revelan la salud de un ecosistema. Y bien sabemos que Medellín está enferma.

Maullido: Se descuida la limpieza de alcantarillas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

    Segunda del país y primera en el departamento en calidad, según ranquin de Sapiens Research Group.

    $titulo

    JUAN PABLO LONDOÑO PÉREZ

    Alias “Gogocito”, condenado a 48 años de prisión por la muerte de dos adultos mayores en Belén Rincón.