María Clara Ospina
Columnista

María Clara Ospina

Publicado el 19 de septiembre de 2018

CRÍMENES CONTRA EL PUEBLO COLOMBIANO

La importancia del informe recopilado por años y entregado el 22 de agosto por representantes del Ejército colombiano a la Comisión de la Verdad, encabezada por el padre Francisco de Roux, es absoluta e inmensa.

Es, quizá, el documento más completo e importante para construir la memoria del conflicto que desangró a Colombia por décadas. Para aclarar la verdad de lo ocurrido, para que la historia no se la tomen la izquierda u otros interesados malignos y la distorsionen y acomoden a su gusto para utilizarla a su servicio cuándo y cómo les convenga. Porque, no son pocos los que quieren perversamente reescribir nuestra historia y nosotros, los hombres y mujeres de paz y buena fe, estúpidamente estamos dejando que esto suceda.

Hoy, la importancia de este informe es mayor aún, en vista de algunos recientes acontecimientos, siendo quizá los más dañinos: la desconfianza que cada día aumenta alrededor de las actuaciones e inquietudes creadas por la Justicia Transicional y la desaparición de importantes actores en la negociación y firma de los Acuerdos de La Habana, entre ellos Iván Márquez, de los que se desconoce su paradero y se piensa que, casi con certeza, andan reorganizando a sus secuaces en sus antiguas guaridas, acompañados de sus socios narcotraficantes.

Es que dejar un negocio tan productivo como el narcotráfico no es fácil para estos criminales, como tampoco lo es dejar de matar, secuestrar, torturar, violar, extorsionar, cuando es todo lo que se ha hecho por décadas y décadas. Eso de actuar como dioses con poder sobre la vida, el destino y las propiedades de miles de personas, en su mayoría indefensas, crea hábito, envicia. Cada criminal de estos se debió sentir como un reyezuelo, un dios, en su momento ¡Cuánto poder llegaron a ejercer! ¡Con cuánta impunidad y desaire se pavonearon por nuestra tierra! Sin dar cuentas a nadie, aliándose con otros criminales, narcotraficantes, tan corruptos y enamorados de la sangre y el poder como ellos mismos.

En esta juiciosa y extensa recopilación, basada en documentos encontrados a los narcogerrilleros de las Farc y en comprobadas investigaciones de la Fiscalía, se confirma la sevicia, maldad y barbarie con que los hombres de las Farc actuaron; hasta dónde llegaron sus mentiras, sus diabólicas maquinaciones. Se confirma su odio por el expresidente Álvaro Uribe, y su inquebrantable propósito de acabar con él y sus partidarios. Tenían que destruir a su más enconado enemigo, quien había logrado propinarles los golpes más rotundos y estaba cerca de acabar con su organización criminal.

Y, valga la verdad que casi lo logran. Quizá algún día sabremos cuántos atentados fallidos hubo contra Uribe. Pero lo peor es que aún insisten en acabarlo. Si bien no han podido asesinarlo, sí están muy cerca de destruir su honra y su libertad utilizando otras armas bien conocidas y muy usadas por gentes de su calaña: falsos testigos, falsas pruebas, montajes bien pagados y jueces amañados. Y lo más efectivo de todo, agresivas y bien montadas campañas de difamación.

A este juicioso informe del Ejército hay que pararle bolas. Hay que difundirlo y analizarlo. Hay que impedir que sea ignorado. Es una fidedigna constancia de los crímenes cometidos por las Farc contra los colombianos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    UNIVERSIDAD DE MEDELLÍN

    La Superindustria le reconoció 7 patentes de inventos en diferentes campos. Innovación al servicio de la gente.

    $titulo

    JESÚS MARÍA ESPAÑA VERGARA

    Exsecretario de la Comisión 7° del Senado. Condenado a seis años y ocho meses de cárcel por falso testimonio.