Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 25 de febrero de 2016

Crónica de un día desperdiciado

Por MARVIN SANTIAGO RUIZ CORREA
Universidad Nacional de Colombia
Facultad de Historia, 4° semestre
msruizc@unal.edu.co

[Falso artículo:] Comunero Cardona (1870-2010), desconocido escritorzuelo que vivió y murió en las comunas de Medellín, hizo un relato que vale la pena traerlo a colación a propósito del Proceso de Paz. Fue encontrado no hace mucho en sus archivos; y de él hice la transcripción con la esperanza de que se lea a manera de consejo:

“Aunque ese 5 de junio es ya muy lejano, permanece fresco en el recuerdo de todo el barrio como el día más tranquilo que jamás se había tenido y se había de tener. Si mi memoria no me falla –y no me falla nunca–, los sucesos ocurrieron así:

En la mañana, todos se extrañaron de haber tenido una buena noche; no se escuchó la ya acostumbrada bala despertadora que disparaban los vigilantes (los más culicagados, los mandaderos), sin falta, por más que solo fuese preventiva. Las arepas, las verduras y la carne llegaron a tiempo, cuando la costumbre era que se demoraran en los retenes en los cuales se cobraban los impuestos. No apareció el muñeco matutino en la cañada, pues no se llegó a registrar ninguna ejecución crepuscular. Los niños, para sorpresa de sus padres, cumplieron con sus jornadas escolares, ya que no existió motivo para interrumpirlas. La misa de mediodía no se detuvo, como era recurrente, por tiroteos o por algún pistolero de los que allí se atrincheraban. Por la calle se vieron pasar a dos o tres forasteros, pero ningún agente fronterizo los detuvo. Los mercaderes no salieron a trabajar porque nadie buscaba sus mercancías. Los sonidos afroantillanos y borinqueños tan solo fueron perfumados por el humo de tabaco. El presidente de la Acción Comunal recibió la llamada de la Intermedia General, que le preguntaba por qué nadie había pasado por la sala de urgencias.

Ni el cruce de las balas, que se había convertido en el sonido de una lluvia tenue pero constante, ni el rumor de los motores dos tiempos, que era como el desesperante zumbido de los mosquitos, llegaron para perturbar, esa noche, el más puro de los silencios.

Todo apuntaba a que los señores feudales habían fijado una tregua. Pero lejos de haber gozado de aquellas horas de tranquilidad, vivimos ese día en una tensión perpetua. Ahora solo nos queda imaginar que nos devolvemos en el tiempo y disfrutamos de ese 5 de junio. El 6 de junio sí fue común y corriente” . n

*Taller de Opinión es un proyecto deEl Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opiniónjoven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidadese instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    UNIVERSIDAD CES
    Autorizada por Mineducación para ofrecer Ingeniería Biomédica, como nueva opción para los futuros profesionales.

    $titulo

    CONSUMO INDUCIDO DE DROGA
    Alarmante el video de tres jovencitas en Cali que inducen a una niña de cuatro años a fumar marihuana.