Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 10 de septiembre de 2018

Cruzada por la infancia

Por Cristian Felipe Ramírez G.
Universidad de Antioquia
Facultad de Historia, 8° semestre
cfelipe.ramirez@udea.edu.co

Cuenta la historia -muy discutida, por cierto- que hacia el año 1212 un grupo de niños se embarcó en una expedición utópica: reconquistar Tierra Santa de manos musulmanas. Encabezados por dos valientes chicos, uno alemán y otro francés, formaron una cuantiosa muchedumbre que puso en marcha el proyecto.

Viajarían hacia el sur de Europa hasta llegar al Mediterráneo, y de ahí a Jerusalén. La pregunta de cómo atravesarían el mar no constituía un problema, pues Jesús en persona se les había aparecido a ambos líderes y les había asegurado que él abriría el mar como lo hizo en el éxodo de Moisés.

Después de que unos pocos valientes niños llegaran a la costa, y luego de sortear todo tipo de dificultades, desde hambre hasta enfermedad, tales esperanzas se vieron frustradas. No sólo no se abrió el mar, sino que para cruzarlo fue necesaria la colaboración de unos barqueros que se ofrecieron a ayudarlos, vendiéndolos finalmente como esclavos en Egipto.

Esta leyenda, real o imaginada, no difiere mucho de la actualidad. El hambre, las enfermedades, las guerras y la violencia hacia la niñez hoy se hacen cada día un tema recurrente y, lo peor, aceptado. Ello, aunado al hecho de que no estén en capacidad de reclamar sus derechos, hace a la niñez más vulnerable a las políticas sociales que, a decir verdad, no la tienen como centro de atención.

Necesitamos una nueva mentalidad, más inclusiva para con ellos. La infancia no sólo es el futuro, sino también el presente de una sociedad. Ahora bien, ¿acaso fueron prioridad del pasado? En nuestra preocupación por la niñez está el reconocimiento de nuestra humanidad. Quizá con esta nueva mentalidad podamos algún día decir como nuestro poeta: “infancia, valle ameno”.

Aquellos pequeños medievales del XIII se ponen como ejemplo a los actuales: las dificultades las trae la vida en el camino; la Tierra Santa por conquistar son sus sueños. Hagamos que estos niños lleguen a su destino; no seamos los barqueros del Mediterráneo.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ALBERTO DONADÍO COPELLO

    Ganó el Gran Premio a la Vida y Obra de un Periodista del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

    $titulo

    RETENES DE LADRONES

    En Toledo, Norte antioqueño, una banda se dedicaba al hurto a viajeros en las carreteras de esa región.