Juan David Escobar Valencia
Columnista

Juan David Escobar Valencia

Publicado el 10 de septiembre de 2018

Cuando caiga Italia

“¡Malditos griegos! Vosotros habéis descubierto todo; la filosofía, la geometría, la física, la astronomía... no habéis dejado nada para nosotros”, era el reclamo del poeta alemán Friedrich Schiller ante la grandiosidad de la obra del pueblo heleno. Pero bien podría ser también el reclamo de los romanos, que siendo un pueblo menos virtuoso, aunque más práctico, tomó “prestado por la fuerza” como era su costumbre, los frutos griegos, les cambiaron de nombre y lo llevaron a una escala mayor.

Siglos después del colapso del imperio romano pareciera que los ahora llamados italianos siguen imitando a los griegos quienes nunca volvieron a ser lo que alguna vez fueron, e igualmente ampliando, a su estilo, la magnitud de lo que los griegos producen. Lastimosamente no estamos hablando de filosofía o ciencia, sino de malos manejos de la economía e irresponsabilidad fiscal.

Si la crisis económica griega, que por estos días artificialmente parece estar “resuelta” aunque no sea cierto porque lo que han conseguido es prolongar la agonía y aplazar el colapso, puso a temblar la estructura de la Unión Europea, lo que puede pasar con Italia sería realmente demoledor.

Algunos han dicho que la salida de Inglaterra puede ser la causa del fin de la Unión Europea. Yo creo que se equivocan porque el colapso italiano sería realmente el factor catalizador de dicho fenómeno. Inglaterra siempre ha sido una entidad paraeuropea, así sea determinante para Europa. Fue de las últimas en entrar en el proyecto europeo, esperando involucrarse solo cuando le resultase beneficioso, y por eso no debe extrañar a nadie que fuese la primera en salir apenas viese que ya no lo sería más. Inglaterra en Europa es como ese método de valoración de inventario que en inglés se llama LIFO: “Last-in, First-out”.

La crisis económica italiana puede que no tenga exactamente la misma intensidad de la griega, pero su tamaño pondría en peligro la estabilidad del proyecto europeo. Tal vez la Unión Europea no desaparezca, porque Alemania necesita que exista, al menos el mercado común y el euro, pero difícilmente seguirá siendo como la conocemos.

Además de las taras ideológicas del actual gobierno italiano, que hacen ver a los comunistas griegos como gente sensata, y de ser tal vez el gobierno más populista y euroescéptico de su historia, el reto para Bruselas de salvar una Italia que colapse probablemente la sobrepase. Para Bruselas, rescatar a la irresponsable Grecia fue una operación tan dolorosa como necesaria, pero salvar a Italia es una cirugía mayor pues intervenir a Italia no es la operación a un apéndice del cuerpo europeo como Grecia, sino a un órgano principal, que, sin ser el corazón de ese cuerpo, pone en peligro al resto del organismo en un contagioso proceso de envenenamiento, tal vez empezando por Portugal, Bélgica o España. ¿Será que para Europa se acerca el momento en que haya que empezar a amputar miembros gangrenados en vez de salvarlos?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    TIGER WOODS
    Tras cinco años de problemas y lesiones, ganó el torneo final de la PGA y volvió a los primeros lugares del golf.

    $titulo

    D. I. MEDELLÍN Y ATL. NACIONAL
    Los equipos paisas van de mal en peor. Fútbol pobre, pérdida de puntos y su clasificación a finales comprometida.