Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 11 de marzo de 2016

DOCTORES DESPOTRICANDO

Por SANTIAGO BONIVENTO
Pontificia Universidad Javeriana
Facultad de Derecho, 2° semestre
@boniventos

Soy un fiel convencido que la verdadera paz, esa estable y duradera que tanto busca el presidente Santos con la guerrilla de las FARC, no vendrá solo con la firma de un papel ni con la implementación de los acuerdos. Y, lo que en teoría debería unir como valor supremo, ha supuesto un gran enfrentamiento entre quienes apoyan y quienes tienen reparos por el proceso. En este sentido, el oponerse, con argumentos sólidos y bien fundamentados, no puede convertirse en un estigma para quienes poseen reparos por lo aprobado o por la forma como se ha llevado a cabo la negociación. Sin embargo, más que hacer un análisis detallado de este fenómeno, me gustaría tratar un hecho innegable que, cada vez más, me demuestra que los colombianos somos doctores en despotricar, sesgados por la pasión y por el odio profundo hacia alguien determinado.

Un país que busca la paz no puede pretender alcanzarla si sus líderes, quienes pueden tomar decisiones armónicas y basadas en el bien común, se enfrascan en peleas por cualquier razón. No es sano para la democracia pero, ante todo, es un gravísimo error hacia las generaciones futuras, proclives a seguir a quienes salen en el noticiero hablando duro sin hacer un análisis detallado de lo que dicen, de cómo lo dicen y de la razón por la que lo dicen. Soy un fiel escudero de defender un pensamiento diferente, de la oposición con sustento, pero me opongo radicalmente a la individualización de dicha oposición, que tiene como resultado a corto plazo el salir en la portada del periódico, pero que no alcanza a dimensionar las consecuencias que trae a largo plazo.

Ahora bien, creo a ciegas que somos los jóvenes quienes debemos empezar a cambiar lo anteriormente dicho. Perfectamente me puedo oponer a la firma en La Habana, pero debo tener razones para hacerlo, dejando de lado el argumento simplista de decir que es porque soy uribista. De la misma manera, me puedo oponer a la decisión de Peñalosa, en Bogotá, de construir un metro elevado, pero debo tener razones más allá de decir que lo justifico porque Petro argumentaba lo contrario. Si algo le ha hecho daño a Colombia es la carencia de la misma sociedad para argumentar alejada de la visceralidad. La pregunta es sencilla: ¿queremos, como jóvenes, dirigir nuestro país a punta de dañarle el caminado al otro? .

*Taller de Opinión es un proyecto deEl Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opiniónjoven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidadese instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    UNIVERSIDAD CES
    Autorizada por Mineducación para ofrecer Ingeniería Biomédica, como nueva opción para los futuros profesionales.

    $titulo

    CONSUMO INDUCIDO DE DROGA
    Alarmante el video de tres jovencitas en Cali que inducen a una niña de cuatro años a fumar marihuana.