Juan David Ramírez Correa
Columnista

Juan David Ramírez Correa

Publicado el 28 de agosto de 2018

El balonazo de El Nogal

Con frecuencia, las noticias en este país dejan a muchos vapuleados. Son como un balonazo en el abdomen, un totazo que saca el aire.

Ejemplo claro de eso es la condena que el Consejo de Estado impuso a la Nación por el atentado perpetrado por las Farc en el club El Nogal en 2003.

Para los que no recuerdan el hecho, simplemente basta mencionar las consecuencias: 37 muertos y cerca de 200 heridos,muchos de gravedad. Las imágenes del momento mostraban un edificio en llamas y gente herida caminando como zombies. Imágenes que ya hacen parte del dolor que cargamos en la memoria colectiva de país. Pero más allá de eso, el atentando fue la confirmación de la sevicia con la que las Farc actuaban.

Dice el Consejo de Estado que la Nación no protegió a quienes iban al club. Para ser más específicos, sus socios. Según el fallo, algunas autoridades gubernamentales hacían en el club reuniones de carácter institucional, lo cual generaba un riesgo mayor para cualquier persona. Eso significa que, para la época, tener a cualquier servidor público cerca era un peligro inminente.

La brutalidad y lo dantesco del acto no dan para que una persona con cinco dedos de frente comprenda ese argumento. La barbarie de El Nogal demostró que las Farc no tenían piedad y que cualquier persona, fuera servidor público o persona del común, era sujeto de muerte para ellos. Dice la magistrada Stella Conto, que “había que proteger a los civiles que frecuentaban el club”. Ahora, la pregunta es: ¿quién protege ahora a los demás civiles de la indignación que causa ver cómo las Farc salen bien libradas de sus responsabilidades, incluso las morales?

Decisiones como esta, donde la justicia actúa en supuesto derecho, un derecho con visos de utopía, crean un panorama de jurisprudencias que dejan mucho que desear pues van en contra del sentido común. ¿No era más coherente que la decisión judicial apuntara a los autores materiales e intelectuales como El Paisa, jefe de la columna Teófilo Forero de las Farc (de quien hoy no se sabe nada) o esa plana mayor que maquinó con cálculo quirúrgico el atentado? No, eso no pasa. Donde les hubieran clavado la indemnización a los otrora exjefes guerrilleros venidos a congresistas, estaríamos hablando de una afrenta contra la Paz.

Si bien el fallo no absuelve a las Farc de su responsabilidad, es un balonazo con toda en la barriga. Queda la sensación de que nos rige una justicia con capacidad de distorsionar la realidad histórica, como en este caso, donde el recuerdo para la memoria es claro: un vil atentado en el que las Farc hicieron lo que mejor sabían hacer, matar a colombianos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ
    Brillante tercer puesto en la Vuelta a España y segundo pódium en el mismo año en una de las tres grandes.

    $titulo

    DESPLAZAMIENTO EN TARAZÁ

    Por choques entre grupos armados, aumenta el desplazamiento forzoso masivo en Tarazá, Antioquia.