The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 11 de noviembre de 2017

¿EL EFECTO WEINSTEIN DESCARRILARÁ A BREXIT?

Por JENNI RUSSELL
redaccion@elcolombiano.com.co

Es el efecto mariposa de la teoría de política hecha visible instantáneamente. Reporteros molestos descubren una historia de asalto sexual en Hollywood, y en el otro lado del mundo un ministro del gabinete británico dimite; otro lucha frenéticamente para mantener su trabajo; una débil primera ministra, Theresa May, encuentra que los murmullos de descontento dentro de su partido aumentan hasta convertirse en un cántico ominoso; y de repente la supervivencia de su gobierno y su capacidad de entregar un Brexit exitoso han sido cuestionados.

“Hemos tenido suficiente de esta generación”, me dijo un joven miembro conservador del Parlamento. “Francamente son vergonzosos. Qué nos han dado? Brexit, austeridad, Theresa May, la amenaza de Boris Johnson, y ahora sexo y basura. La semana pasada, el estado de ánimo de mi generación cambió de planeando calladamente para el futuro a “esto no puede continuar”

Este miembro del Parlamento está, al igual que sus contemporáneos, lívido e incrédulo ante el empañamiento del nombre del Partido Conservador por los informes sobre el comportamiento inapropiado de hombres décadas mayores. Él y la mayoría de sus pares, que ingresaron al Parlamento en los últimos siete años, se consideran moderados decentes de la corriente principal. Vinieron de negocios en los que, como dijo uno, “habríamos sido despedidos instantáneamente si nos hubiésemos comportado así”. Quieren los dinosaurios manoseadores y quienes los habiliten fuera del poder antes de que hagan mayor daño al partido.

En los últimos días, Tories repetidamente me ha dicho que esto era un “momento crítico”. La acumulación de evidencia de incompetencia, seguida de sexismo obsoleto, los ha electrificado.

Un miembro conservador del Parlamento dijo que la realidad es que si el gabinete de la Sra. May pareciera saber lo que hacía -en cuanto a Brexit o cualquier otra cosa- entonces las ofensas sexuales podían haber sido ignoradas. Pero la parálisis de la primera ministra y la incompetencia han revelado que hay un terrible golfo donde debería estar el liderazgo.

La Sra. May tuvo la oportunidad de rescatarse a sí misma de una parte de esa desilusión el jueves en la mañana cuando tuvo que elegir a un sucesor para el desgraciado secretario de Defensa, quien renunció entre un mar de rumores. Ella podría haber utilizado esa oportunidad para señalar una nueva dirección, rompiendo con la cultura manchada e introduciendo rostros nuevos.

Corrieron rumores por Westminster en cuanto a que podría designar a la primera mujer como secretaria de defensa. Las personas con las que hablé tenían esperanzas de poder elegir una de las talentosas estrellas femeninas, negras o asiáticas en ascenso.

En cambio, en una asombrosa demostración de sordera política, la Sra. May optó por el nombramiento que la hacía a ella sentirse más segura, pasando a su jefe político de cabecera y uno de sus confidentes más cercanos, Gavin Williamson, al puesto.

La respuesta por parte de la sección más joven del partido ha sido furia. El Sr. Williamson, aunque de apenas 41 años, es conocido por sus vínculos con la nueva guardia. Inmediatamengte fue descrito (anónimamente) por dos miembros del parlamento como una “serpiente” o un “parásito”. Este, al fin y al cabo, es el hombre cuyo trabajo ha sido saber exactamente lo que son las transgresiones sexuales de los miembros de su partido y utilizarlas para asegurar la lealtad política, en lugar de decidir que algunas de ellas ameritan acción por parte del partido o la policía. El Sr. Williamson está en el centro de la vieja cultura conservadora.

El problema para la señora May es que casi de la noche a la mañana, el centro previamente moderado y quieto de los conservadores se ha galvanizado. Hasta ahora, estos moderados, a diferencia de los Brexitantes de línea dura, se han negado a crear problemas para la primera ministra, reconociendo cuán dura es la tarea que tiene por delante y dándole el beneficio de la duda. “Ya no”, me dijo uno.

Estos conservadores están seriamente temerosos de que a no ser que algo cambie, podrían estar camino al desastre electoral y económico con una combinación de Brexit caótico y mal planeado y la apariencia de maldad complaciente y con derecho.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SANTIAGO PERDOMO M.
    Uno de los banqueros más reconocidos del país. Deja la presidencia de Colpatria, que asumió en 1994.

    $titulo

    RATKO MLADIC
    “El carnicero de Los Balcanes”. Un tribunal de la ONU lo condenó a cadena perpetua por genocidio.