Carlos Alberto Giraldo Monsalve
Columnista

Carlos Alberto Giraldo Monsalve

Publicado el 06 de agosto de 2018

El Eln notifica al gobierno Duque

Se veía venir. El limbo en el que deja el gobierno saliente el proceso con el Eln y las reservas expresadas abiertamente por el presidente electo Iván Duque sobre los vacíos y la continuidad de las conversaciones con esa guerrilla, en Cuba, recibieron el jueves en la noche el primer sacudón: el secuestro de tres policías, un militar y dos civiles en el Río Arquía, en Chocó.

Ante la incertidumbre que rodea unos diálogos que tuvieron tantos tropiezos, desde los equipos negociadores del Gobierno Nacional, las treguas cuestionadas por su fragilidad, y la falta de una agenda con acciones y objetivos concretos, parece sobrevenir un interregno de incógnitas y medición de fuerzas frente al rumbo que trazarán las partes para una mesa que siempre ha estado coja y con contertulios poco animados.

Privar de la libertad a estas seis personas es una manera de mostrar los dientes, y debe servir de aviso, de alerta, a las autoridades sobre la seguidilla de acciones de fuerza y terror que pueda emprender el Eln para presionar la continuación de los diálogos o advertir al gobierno Duque del “lenguaje” que empleará esa guerrilla durante los próximos cuatro años.

El Eln tiene un récord aterrador de ataques contra la población civil y la infraestructura del país: el secuestro de los feligreses de la Iglesia La María, cerca a los Farallones en Cali. La toma de rehenes de un avión Fokker de Avianca que salió de Bucaramanga y terminó en un potrero cerca a las faldas de la Serranía de San Lucas. O la explosión de un oleoducto que cubrió de fuego al caserío de Machuca y sus habitantes en Segovia, Antioquia. Actos temerarios de terror y frialdad que pueden revivir en un Eln fortalecido por la ausencia de las Farc y decidido a exigir que se le respete un escenario de negociación.

Lo más inquietante frente a las versiones del ministro de Defensa saliente, Luis Carlos Villegas, de que el Eln no ha crecido ni en hombres ni en incursión en territorios inhabituales, es que las comunidades denuncian su avance en el Atrato Medio chocoano, en el Oriente y Norte de Antioquia, su expansión en Catatumbo y la costa nariñense.

Estas amenazas elenas hay que tomárselas en serio: ya el país sufrió los ataques dinamiteros contra unidades policiales de finales de enero, en la Costa Atlántica. Ahora, en el tránsito de Santos a Duque, es necesario que la Fuerza Pública esté alerta porque el Eln acostumbra dar golpes de una propaganda muy dañina para los ciudadanos de a pie.

La dinámica de las negociaciones la pondrán los hechos políticos (y militares) que lleguen tras la posesión de un gobierno por ahora sin la decisión clara de continuar aquel diálogo en La Habana.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    DANIEL RESTREPO

    Clavadista antioqueño, campeón mundial. Será el abanderado de Colombia en los Juegos Olímpicos Juveniles.

    $titulo

    ENALTECIMIENTO A “JOJOY”

    Otra bofetada de la Farc a miles de víctimas de “Mono Jojoy”, al rendir tributo al autor de graves crímenes.