Juan José Hoyos
Columnista

Juan José Hoyos

Publicado el 12 de enero de 2018

EL HOMBRE QUE CUIDA EL TRIGO QUE COMEREMOS

Antes vivía en una de las ciudades de Siria más castigadas por la guerra. Los periodistas dicen que es un cazador de semillas. Yo diría que es un hombre que dedica su vida a cuidar el trigo, las legumbres y otros alimentos que comeremos en el futuro.

Es uno de tantos seres maravillosos que luchan en silencio para que no se apague la llama de la vida, a pesar de las adversidades. Se llama Ali Shehadeh y su trabajo es conservar las plantas de Siria que la sequía está destruyendo.

Cuando Alepo era un paraíso, Ali vivía en una estación de trabajo situada en Tal Hadya, donde él y sus compañeros del Centro Internacional de Investigación Agrícola en Áreas Secas —Icarda es su sigla en inglés—, cuidaban un valioso herbario que contenía semillas recolectadas a lo largo de la árida y calurosa región llamada la Media Luna Fértil, donde nació la agricultura hace miles de años.

En el herbario, Alí estaba a la caza de los genes que contienen las semillas de trigo, cebada, lentejas, habas y forrajes para alimentar ovejas que crecen en forma silvestre en el Medio Oriente. Su objetivo era conservar aquellas semillas que puedan ser lo suficientemente resistentes para alimentarnos en el futuro, cuando debido al calentamiento global muchas otras regiones del mundo se vuelvan tan calurosas, áridas e inhóspitas como ciertas zonas de Siria.

Conservar esta clase de semillas en un país como Siria no ha sido fácil. En 2014, la guerra llegó a Alepo de un modo imprevisto. Los camiones de Icarda fueron robados de los campamentos. Los generadores de electricidad desaparecieron. La mayoría de las ovejas awassi, que necesitan menos agua para vivir y producen más leche, fueron robadas o sacrificadas. Al final, Alí y sus compañeros tuvieron que huir y buscar refugio en Líbano.

Alí se vio obligado a abandonar su proyecto más importante: un banco de semillas con 155 mil variedades de los principales cultivos de Siria, una especie de archivo agrícola de la antigua Media Luna Fértil.

Pero, según un cronista de The New York Times, Alí es un hombre previsivo. A partir de 2008, mucho antes de la guerra, él y sus hombres habían comenzado a enviar muestras de semillas al Banco Global de Semillas de Svalbard, también llamado la Bóveda del Día del Juicio Final. Esta es una inmensa cava, situada debajo de una montaña, en una isla de Noruega, en el Círculo Polar Ártico. Allí se guardan las semillas de cientos de miles de especies vegetales de todo el mundo en previsión de una guerra nuclear o un cambio extremo del clima en la Tierra.

“Alepo era una ciudad hermosa y pacífica cuando comenzamos a enviar semillas”, dice Alí. “Nadie podía imaginarse lo que iba a suceder...”.

En 2015, mientras Siria se consumía en medio del fuego provocado por los bombardeos, Alí pidió prestadas algunas semillas de las que había guardado en el Banco y las plantaron en Marruecos y el valle del Becá, en la frontera de Siria y Líbano.

Hoy, allí, la vida ha vuelto a florecer. La colección de semillas de Icarda ha aumentado a 14.700 variedades de trigo, 32 mil variedades de cebada y 16 mil variedades de garbanzo. El nuevo banco de semillas de Líbano guarda cerca de 39 mil muestras, y el de Marruecos, 32 mil. Todas tienen respaldos en la Bóveda del Día del Juicio Final. En Sudán, Alí ha introducido nuevas variedades de trigo y habas más resistentes a la sequía.

El amor es más fuerte que la muerte, dice un romance español del Siglo de Oro. El trabajo de Alí y sus hombres es una prueba más de la honda verdad de este romance.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JUAN LUIS MEJÍA ARANGO

    Rector de EAFIT. Recibió el reconocimiento Vida y Obra en la educación superior del Min. de Educación.

    $titulo

    JOANE IVETTE LEÓN BERMÚDEZ

    Exesposa de David Murcia, de DMG. Condenada a 16 años de cárcel por lavado de activos.