Fernando Velásquez Velásquez
Columnista

Fernando Velásquez Velásquez

Publicado el 20 de marzo de 2017

EL LEGISLADOR SUPREMO

El abogado español, Enrique Santiago Romero, a sus cincuenta y tres años, acaba de conseguir cosas imposibles: un contrato por adhesión redactado bajo su dirección y vigilancia, después de más de cuatro años de “negociaciones” en La Habana entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, se tornó en un “acuerdo”, esto es, en una declaración conjunta de voluntades.

Además, tras el fracaso del plebiscito, logró que ese documento se incorporara a la Constitución de 1991 y la suplantara; tanto, que ella quedó convertida en un texto inútil para que, en adelante, el “Nuevo” Acuerdo Final de noviembre sea el llamado a señalar las pautas para la interpretación y aplicación de la ley de leyes. ¡Loas a los constituyentes habaneros comandados por ese gran jurista!

De esta manera, ante muchas miradas displicentes se ha dado el más vistoso, ágil e inteligente golpe de Estado jamás escenificado en este macondiano planeta, muy parecido al de los simios; los “subversivos” o “guerrilleros” santiaguinos, se tomaron el poder sin disparar ni un solo tiro. Ahora tienen su propia carta de navegación para manejar el Estado en todos los planos: social, económico, político y jurídico; y muchos, hasta con razón, dirán: ¡da lo mismo, el establecimiento estaba en manos de inescrupulosos y, por ende, no importa quien lo siga administrando!

Pero aquí, más allá del hecho político, interesa destacar el aspecto jurídico penal de ese felón procedimiento: la normativa sustantiva y procesal fue reemplazada; los “rebeldes” de Enrique Santiago Romero crearon su propio tribunal y sus leyes, para que los absuelvan o los amnistíen. Y, cuando se trata de los ya condenados por la otrora justicia ordinaria (¡requiéscat in pace!), para que ordenen su “reclusión” hasta por cinco años de holganzas (en realidad dos) a las llamadas “zonas de ubicación”, donde pagarán “sanciones” restaurativas y reparadoras que no implican ni por un solo día encarcelamiento alguno; para sus oponentes, en cambio, penas “retributivas” de hasta 20 años si no confiesan.

Queda, entonces, claro lo que el colosal hacedor de leyes, muy bien retratado en sus cartillas difundidas en la web para adoctrinar a los otrora “insurrectos”, supo vender con su dosis personal mínima en materia de derecho penal: “¿quién ha dicho que las únicas penas que impone el derecho penal son las privativas de libertad?”.

Hemos quedado, pues, arrodillados (¡más que Santos Calderón con su palomita blanca manchada por Odebrecht y el Nobel negociado!) a la espera de que el conquistador hispano nos indique qué debemos hacer y quiénes serán los jueces que van a “juzgar” y a “penar” a sus clientes y a los perversos delincuentes de Estado y particulares que, pronto, van a caer en manos de esa ampulosa “justicia” ex post facto al mejor estilo Nürnberg, legitimada esta semana. La misma que, de forma “desinteresada”, defienden dignatarios de facultades de derecho, rectores, académicos y exmagistrados que bailan al mejor son que les toquen; todos muy bien conocidos porque, como pequeños burgueses, ahora se llaman de “izquierda” para estar a la moda.

A ellos, muy pronto y como van las cosas, también les hablará Chávez (a través de nuestro Maduro bogotano) desde la tumba convertido en un inofensivo pajarito, sobre todo cuando empiecen a disfrutar de las prebendas y nombramientos que les van a permitir ‒por ser “luchadores” leales‒ jubilarse al servicio de la esperada Justicia Especial para la Paz; y, añádase, como padres de la Patria, recibir la Cruz de Boyacá.

Incluso, también en misa campal y mucho incienso, la Corte Constitucional santificará (¡no habrá sitio en los altares!) los logros que, desde ahora, forman parte de los museos de arqueología jurídica acompañados de la estatua del ínclito personaje, llegado desde la Madre Patria a estas bellas tierras para disciplinar con sus esplendentes leyes a esta caterva de indios pusilánimes, quienes todavía no saben rendirles pleitesía a sus triunfantes y revolucionarios conquistadores. ¡Inclinaos todos ante vuestro insigne reformador!.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JUAN FERNANDO QUINTERO

    Figura del DIM que recuperó su nivel y tiene ilusionados otra vez a los hinchas con la Copa Libertadores.

    $titulo

    ENRIQUE ARIZA

    Exjefe de inteligencia del DAS buscado por chuzadas y tortura. Extraditado desde E.U. donde fue capturado.