Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 08 de agosto de 2018

EL LLAMADO A LA ESPERANZA

Por Miguel Ángel De Oro Atencia
Universidad de Sucre
Facultad de Derecho, 5° semestre
drmigueldeoro@gmail.com

La adecuación de proyectos que como finalidad entren a la construcción de una absoluta y necesaria satisfacción objetiva al interés general, progresivamente se ha visto inmiscuido en la adjudicación o la dación de los problemas técnicos que conlleven a una solución material a personas cuyas competencias son generadas desde un principio para compensar o gratificar intereses propiamente particulares, en pro de generar ingresos y paulatinamente desatender principios que encaucen a una administración armoniosa y no dejarla mantener en aras de la inocuidad. Ser solidario y honesto con la administración es tarea compleja, como la eficacia para con lo que se había planeado y la eficiencia de cumplir en celeridad con esos recursos agregados para lograr el cometido bajo los parámetros de la efectividad y meritocracia.

No es dable crecer y saber que según un informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) nos acomodemos al puesto 3 entre los más desiguales, pero es fúlgido estimar que tenemos la mayor diversidad de pájaros a nivel mundial, que somos entre los más ricos en biodiversidad. Es decir, la naturaleza nos entrega más reconocimiento menos peyorativo que la misma sociedad que evoluciona coexistiendo con la misma.

Establecer un lenguaje meramente cohesionador entre quienes nos conducen a un orden social como nuestros administradores, y por otra parte la sociedad civil, es obligación que conjuguen intereses reales que conduzcan a la adjudicación de tareas a quienes cumplan aptitudes y sean verdaderos competentes en materia, para llevar a cabalidad un control social bajo la senda de la eficacia, eficiencia y efectividad. Un proyecto viciado por intereses egoístas, en su mayoría será desgracia que se propaga para la sociedad denigrada gracias a la insuficiencia que de nuestros administradores del bienestar social ha sido generada. La sociedad es cómplice junto a sus elegidos, somos detractores del bienestar social, si seguimos en pasividad.

Como bien nos enseñó Cicerón: Fortis animi est non perturbari in rebus asperis (Es propio de espíritus fuertes no agitarse en las desventuras). El espíritu perdido desde hace siglos, cuando la misma aristocracia clerical nos lo hizo perder o cuando el 9 de abril de 1948 nos asesinaron a la persona que conocía las reformas sociales que ameritaba la sociedad colombiana, ese espíritu de esperanza hay que rescatarlo, hay que soñar, hay que reciclar utopías para construir realidades.

*Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ARETHA FRANKLIN

    El mundo se conmovió con la muerte de la reina del góspel y del soul. Su legado es ya una leyenda.

    $titulo

    MUERTE EN CIRUGÍA ESTÉTICA

    Yenny Martínez y Katerine González pagarán 25 meses de prisión por homicidio culposo en una cirugía estética.