Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 16 de noviembre de 2018

el país de lo increíble

Por Lucía Jaramillo Mesa
Universidad EAFIT
Ciencias Políticas, 4° semestre.
ljaram60@eafit.edu.co

Es difícil vivir en la monotonía de un país sin memoria, o más bien, en un país con una memoria selectiva envidiable. Para nadie es un secreto que a esta acumulación de personas e intereses en un mismo perímetro llamado país lo único que lo une es la euforia de 11 hombres corriendo detrás de una pelota, porque, al fin y al cabo, usted solo es colombiano para gritar el gol de volea de James; el fútbol hace que usted por primera vez se sienta orgulloso de haber nacido aquí, en el país de las guacamayas y el café.

Somos una sociedad con una memoria selectiva envidiable y una doble moral sorprendente; nos hartamos constantemente de triunfos como la Copa Libertadores del 89, de los años dorados de la Selección Colombia con el Pibe Valderrama, el Tino y Rincón, pero decidimos, sí, decidimos olvidarnos del asesinato de Andrés Escobar, digno representante del Atlético Nacional y de la Selección Colombia, a manos del narcotráfico.

Vivimos en un país que hace 30 años se hundía en su propia violencia, y tiempo después contaría con la ciudad más innovadora del mundo; un país reconocido por sus narcocultura ahora tiene como director principal a un antioqueño en una de las orquestas filarmónicas más importantes del mundo. Esto solo demuestra que cada vez somos más los colombianos que nos preocupamos porque nuestro pasaporte no sea revisado 3 veces de arriba abajo, como si lleváramos quién sabe cuántos kilos de coca en la maleta.

Parecería entonces que los colombianos no soportan su propia existencia, no soportan tener ilustres políticos, no soportan tener célebres deportistas; llegamos al punto en el que ya no tenemos el derecho, ni tampoco el valor, de sorprendernos, porque eso también nos lo arrebataron. Por eso mismo, usted como colombiano, como buen hincha de su amada selección, le debería doler su país más allá de un autogol, o más allá de una derrota, y verá que quizá con un poco de amor a su patria, el derecho de sorprenderse volverá por sí solo.

¡Sea un colombiano diferente!, es que a partir de las diferencias es que nacen las cosas bonitas en la vida, ¡crea! y, sobre todo, ¡déjese sorprender!, porque para los que aún no crean: acuérdese que Colombia es el país de las cosas increíbles.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    JUNIOR

    El equipo de Barranquilla pudo mantener la ventaja frente al DIM y consiguió su octava estrella.

    $titulo

    JOAO TEXEIRA

    Famoso pastor y curandero brasileño. Acusado por más de 200 de sus seguidoras de violación y abusos.