P. Hernando Uribe
Columnista

P. Hernando Uribe

Publicado el 02 de diciembre de 2016

El silencio no existe

El silencio no existe, existe la gente silenciosa. Por cobardía o valentía, negligencia o creatividad, codicia o amor. Cada uno tiene su modo de ser silencioso. El silencio está en la boca y en el corazón. Tengo el modo de silencio de la meta que me propongo.

Nací para vivir fascinado por el silencio, lo que no tiene sonido. Fascinación es el paso del miedo a la alegría, como María en la anunciación: “No temas, María; alégrate, llena de gracia”, y los pastores en la noche de Navidad: “No tengan miedo, les anuncio una gran alegría”. A María y los pastores el silencio los llenó de fascinación. Dios hablándoles sin ruido de palabras yendo del miedo a la alegría.

San Juan de la Cruz vivió un silencio de nueve meses en el desamparo de una cárcel, donde el silencio competía con la palabra y la palabra con el silencio. “La noche sosegada / en par de los levantes de la aurora / la música callada / la soledad sonora / la cena que recrea y enamora”.

¡Música callada! Inteligencia sosegada y quieta, sin ruido de voces, en que “se goza en ella la suavidad de la música y la quietud del silencio”. Regalo perfecto para diciembre y Navidad.

Gregorio Magno, maestro en dialogar con el silencio, el colmo de la embriaguez, descubrió que el silencio es “la casa del místico” y que Dios es “el Señor del silencio”.

Me matriculo de viajante solo por la dicha de albergarme en la posada del místico, el silencio. Lo que tengo por decir lo encuentro en mi casa, el silencio.

El profeta Elías tuvo una experiencia inefable. Presenció un huracán violento, y en él no estaba Dios. Después un terremoto, y en él no estaba Dios. Después un fuego devorador, en el cual tampoco estaba Dios. Por fin, “la voz de un tenue silencio” (1 Reyes 19,10-12). Elías experimentó la suavísima dulzura divina en todo su ser.

Diciembre, mes de tarjetas, villancicos, visitas y aguinaldos. Para llenarlos de silencio, transido de infinito, donde vive Él en su eterno silencio, máxima cercanía del corazón, donde habla sin ruido de palabras. Quien lea, cante, visite y regale, sienta cada cosa vestida de la inspiradora mudez del silencio.

San Juan de la Cruz invita a celebrar así la Navidad: “Nuestra tarea más importante consiste en permanecer en silencio ante este gran Dios, en silencio con nuestros deseos y nuestra lengua. Él entiende solo el lenguaje del amor silencioso”. Aguinaldo perfecto del siglo XXI.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    VICTORIA EUGENIA RAMÍREZ

    Secretaria de Gobierno de Antioquia, por su decidida acción al prohibir totalmente la pólvora.

    $titulo

    ROBO DE ARMAS A LA POLICÍA

    No aparecen 38 revólveres y 13 pistolas del armerillo de la Escuela de la Policía de Barranquilla.