David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 06 de noviembre de 2018

El trío desgracia

El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que una vez tome posesión de su cargo trasladará la embajada en Israel, de Tel Aviv a Jerusalén. Lo hace para cumplir con una promesa de campaña, pero también como una manera de acercarse al gobierno de extrema derecha de Benjamín Netanyahu.

El cambio de sede es toda una declaración de intenciones. El estatus de Jerusalén se mantiene como un punto clave en las negociaciones, ahora congeladas, entre Israel y Palestina y buena parte de la comunidad internacional insiste en que no se deben tomar decisiones sobre la ciudad que no sean el resultado de acuerdos entre las partes. Nada podría decirse sobre el histórico lugar sin que antes exista un diálogo.

Todo cambió con el paso dado por Donald Trump el pasado mayo. El presidente de Estados Unidos anunció el traslado de su sede diplomática hacia Jerusalén e insistió en reconocerla como capital de Israel, lo que causó no solo indignación sino un levantamiento palestino que dejó varios muertos. Los palestinos ven en la jugada una afrenta a sus derechos y un nuevo capítulo en la prepotencia del gobierno israelí. Netanyahu -por el contrario- complacido, pidió que otros países siguieran el ejemplo del racista del norte. Guatemala hizo eco al llamado y luego Paraguay, aunque este último finalmente declinó su trasteo y pidió consenso. Ahora, Brasil se suma al coro.

El movimiento diplomático que promete Bolsonaro representa una estrategia geopolítica y consolida su mapa de ruta de alianzas y enemigos. Aunque aún faltan dos meses para su posesión, el de extrema derecha de Brasilia no quiere que exista un asomo de duda sobre sus coaliciones.

En la agitada política mundial de hoy pocos gobiernos como el de Israel representan los extremismos de una doctrina nacionalista. Altanera, provocadora, abusiva. Y ese es el grupo en el que el antiguo capitán Bolsonaro mejor se siente acompañado. Allí puede ser quién es, sin juzgamientos. Ahí puede matonear a sus anchas, pisotear minorías.

Por eso el valor del anuncio diplomático. Es el primer paso de este grupo de indeseables, pero no será el último. Valga la pena tenerlo como advertencia. Nada que una los intereses de Trump, Netanyahu y Bolsonaro, puede representar un buen augurio. Habrá que desconfiar cuando coincidan en sus argumentos y temer aún más cuando los tres rían al tiempo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    CÁMARA DE COM. DE MEDELLÍN

    Con una inversión de $68 mil millones, abrió el moderno Centro de Servicios Empresariales de El Poblado.

    $titulo

    FERNEY TAPASCO GONZÁLEZ

    Fue confirmada la condena de 36 años por la autoría intelectual del asesinato del periodista Orlando Sierra.