Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 09 de noviembre de 2018

Enfermedades que llaman “capricho”

Por Sara López Soto
Universidad Pontificia Bolivariana
Facultad de Com. Social, 2° semestre sara.lopezs@upb.edu.co

La anorexia es una de las enfermedades más terribles y de las pocas en recibir la debida atención. Desde hace algunos años, las cifras han ido aumentando y con ello incrementan las personas a las que su corazón ha dejado de latir a costa de una sociedad que impuso falsos estereotipos. Pero no solo es la anorexia, hay otros trastornos alimenticios como la bulimia, que son ataques de voracidad extrema, donde se autoprovocan vómitos y la manorexia, que es el trastorno que sufren los hombres y consiste en realizar deporte extremadamente, entre otras.

Según cifras del Ministerio de Salud, en Colombia, de 2009 a 2017 se atendieron personas entre los 0 y 19 años con diagnóstico de anorexia, con un promedio de 4.322 pacientes atendidos al año, donde el 60,8 % de estas cifras son personas de sexo femenino, lo que es realmente alarmante, pues son muy pocas las personas conscientes de la magnitud de los problemas que acarrean consigo estas enfermedades; cabe resaltar que la padecen niñas desde la más mínima edad.

En México, cada año se documentan 20 mil casos nuevos de bulimia y anorexia entre adolescentes, lo que ha representado un aumento del 300 % en los últimos 20 años, como lo declara el periódico Excelsior, además El Instituto Nacional de Psiquiatría mostró que 10 % de los jóvenes con anorexia y 17 % con bulimia tuvieron intento de suicidio, mientras que únicamente el 25 % recibió tratamiento especializado.

En Buenos Aires-Argentina, está el centro Ceda, donde ofrecen el cuidado interdisciplinario, personalizado y ambulatorio, enfocado en tratamientos para la bulimia, la anorexia y cualquier otro tipo de trastorno alimenticio; allí cuentan con un equipo de profesionales expertos en el tema, son sicólogos, siquiatras, terapeutas de familia y nutricionistas que trabajan por estos trastornos, puesto que hay una idea errónea al llamar estas enfermedades “capricho”, cuando realmente son especializadas en carcomer vidas de inocentes afligidas a las medidas que la sociedad define como belleza.

La cantidad de personas que padecen estas enfermedades cada vez son más y traen consigo consecuencias como, la depresión, el suicidio y la ansiedad. El matoneo, el bullying y las burlas por apariencias físicas y de personalidad, son también auge para desarrollar este tipo de trastorno, hoy en día son muchos los niños, jóvenes y adultos que batallan por vencer ese “capricho”.

*Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    ALBERTO DONADÍO COPELLO

    Ganó el Gran Premio a la Vida y Obra de un Periodista del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

    $titulo

    RETENES DE LADRONES

    En Toledo, Norte antioqueño, una banda se dedicaba al hurto a viajeros en las carreteras de esa región.