Hernán González Rodríguez
Columnista

Hernán González Rodríguez

Publicado el 31 de julio de 2018

Fanuc

Resulta que, por allá en 1955, la empresa japonesa, Fujitsu Ltd., la tercera empresa del mundo en tecnologías de la información, tras las estadounidenses IBM y HP, fundó la empresa Fanuc Ltd., acrónimo de Fuji Automatic Numerical Control para ocuparse del Control Numérico Computarizado -CNC.

El CNC es una forma de automatización que mediante un ‘software’ o programa de computador, permite controlar en todo momento la posición de una herramienta montada en una máquina -un torno, una prensa- para cortar y crear piezas idénticas.

La revista Businessweek publicó un artículo firmado por Joshua Hunt, sobre la historia de esta secreta, desconocida, empresa japonesa, considerada la principal manufacturera hoy en el mundo en la automatización de procesos, robótica e inteligencia artificial. El MIT estima que un robot remplaza en promedio a cinco trabajadores.

Esta compañía hoy de 50.000 millones de dólares controla a la fecha el 25% de la automatización y de los robots existentes en el mundo. Fueron, inicialmente, proveedores de General Motors -GM- pero pronto dejaron de serlo, por culpa del temor a que los japoneses se apoderaran de su tecnología y luego les compitieran en el mercado con sus vehículos, como en efecto ha sucedido.

Fanuc hizo grandes utilidades mientras trabajó para GM. En 1988 ya era el productor más grande del mundo de robots industriales. Pero la opinión americana se opuso a Fanuc cuando se publicó en 1989 un documento informando que 30.000 obreros habían sido despedidos en Michigan por culpa de la automatización. En 1993 GM vendió las acciones de Fanuc y se terminaron sus negocios. Poco tiempo después cayó GM de poseer el 46% del mercado de vehículos del mundo a tan solo el 35%.

Ese mismo año tuvo lugar una rara apertura de las instalaciones industriales Fanuc en Japón a los inversionistas, les mostraron que el 80% de su producción estaba automatizada. Que sus ingenieros tan solo alambraban los equipos y que sus robots eran los más baratos, entre 8.500 dólares y 25.500. Tras esta visita comenzaron a remplazar a GM por el grupo Volkswagen, Apple, los fabricantes chinos de vehículos y teléfonos celulares...

Cuentan en la actualidad con 243 centros de servicios en todo el mundo para atender sus cuatro millones de controladores numéricos y el medio millón de robots instalados. Sus dos grandes competidoras son Yaskawa Motoman y ABB Robotics de Alemania.

Uno de los comentarios más interesantes del artículo citado radica en afirmar que no pocas de las empresas estadounidenses que migraron a China para aprovecharse de su mano de obra barata, están regresando a los Estados Unidos para automatizarse, para robotizarse, por dos razones: primera, porque reducen aún más sus costos de producción al automatizarse; y segunda, porque en los EE.UU. encuentran una mano de obra y unos servicios especializados que no encuentran en China para soportar su automatización.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MICHAEL GIL GÓMEZ

    Viene de la empresa privada y es el nuevo presidente del DIM. Llega con muchos proyectos y expectativas.

    $titulo

    NILTON CÓRDOBA

    Parlamentario chocoano. Corte Suprema mostró que sí puso celular de Álvaro Uribe como si fuera el suyo.