The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 18 de marzo de 2017

HAY QUE ABOLIR EL OBAMACARE

A medida que los republicanos en Washington luchan con alterar el Acta de Cuidado de Salud Asequible, han tomado un camino que hace poco para frenar el costo del cuidado de la salud en Estados Unidos.

En cambio, están promoviendo un proyecto que, según la Oficina Presupuestaria del Congreso, podría ahorrar dinero al gobierno, pero terminará la cobertura para 24 millones de personas (aunque varios millones de ellos estarían dispuestos a abandonar la cobertura que la ley ahora los obliga a tener). Si es aprobado, los republicanos no solo serán dueños de los problemas del cuidado de la salud durante años, pero también habrán incumplido más de seis años de promesas.

Desde 2010, los republicanos han prometido revocar, no arreglar, no modificar, sino abolir, a Obamacare. En 2016, esta era la pieza central de la campaña de Trump. Los republicanos publicaban avisos que decían que habían votado 70 o más veces para revocar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, y que lo harían tan pronto como estuvieran en el Congreso y la Casa Blanca.

Los votantes les dieron exactamente eso. Y ahora los republicanos, quienes habían usado la palabra “revocar” como un cántico de meditación, actúan como el proverbial perro que alcanzó el carro y no sabe qué hacer con él. El plan que a todos les agradó en 2015, uno que habría puesto fin a los mandatos de la ley, subsidios y la expansión de Medicaid, no sería aprobado hoy. Sí, republicanos, en un entonces ustedes se ingeniaron un plan para revocar a Obamacare de manera creíble, a diferencia de lo que están considerando ahora.

Por supuesto, los republicanos están actuando de esta manera en parte debido a los votantes de Trump. A pesar de todas las conversaciones sobre la revocación de Obamacare, los votantes de Trump apoyaron a un hombre que prometió un plan de atención médica administrado por el gobierno que proporcionaría cobertura universal. En otras palabras, prometió más que Obamacare, más participación del gobierno en la atención médica que Hillary Clinton. No es difícil ver por qué los republicanos piensan que pueden romper sus promesas. El nominado de su propio partido prometió más que lo que Obama ofreció y dijo que podía financiarlo todo sin elevar impuestos.

Los votantes de Trump quieren a Obamacare, pero quieren la marca de oro de Trump sobre él. Dicen que odian a Obamacare, pero los datos demuestran que un buen número de votantes de Trump en realidad están usando el Acta de Cuidado de Salud Asequible. Solo no les diga que es Obamacare. Les gusta el primero y odian al segundo.

Aunque me duele decirlo, las elecciones de 2o16 fueron una derrota para el conservatismo. Ambos partidos estaban dispuestos a gravitar hacia candidatos que prometían un gobierno federal fuerte que podía entregar una panacea sin preocuparse por los costos. Trump prometió ser un hombre fuerte erradicando desperdicio, fraude y abuso mientras ponía a los americanos en primer lugar. Sus electores son lo suficiente inteligentes para entender que sus programas costarán dinero. Simplemente no parecen estar más preocupados que los líderes republicanos en Washington sobre costos presupuestarios. Todos hacen un gran show demostrando preocupación en público, pero es solo un show.

Así que demócratas y republicanos están peleando por quién consigue ampliar el gobierno, para cuales electores. Los republicanos, que dicen ser del partido de la disciplina fiscal, quieren gastar dinero, pero a un paso más lento que los demócratas y sin elevar impuestos.

A pesar del nombre “Acta de Cuidado Asequible”, los demócratas estaban mucho más enfocados en expandir la cobertura y asegurar que todo americano pudiera conseguir seguro médico que en hacer que la cobertura fuera asequible. Cuando los republicanos decidieron enmendar a Obamacare, ellos también se enfocaron en los números con cobertura.

Los estadounidenses son cada vez más cínicos acerca de la política. Observar durante años a los republicanos hacer campaña para la revocación de Obamacare para luego ver el colapso de ese esfuerzo solo aumentará ese cinismo. Pero lo contrario también es cierto. Observar a muchos americanos exigir la revocación, mientras votan por un hombre que prometió una solución administrada por el gobierno y de cobertura universal, solo aumenta el cinismo de los políticos en cuando al votante americano. Los votantes saben que los políticos incumplirán sus promesas una vez elegidos. Los políticos saben que los votantes dejarán que se salgan con la suya, siempre y cuando los despojos de la victoria se dividan.

Pagar la cuenta será un problema para algún otro día.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    GEINY PÁJARO

    La patinadora ganó el primer oro para Colombia en los Juegos Mundiales de deportes no olímpicos.

    $titulo

    NO HACEN LA TECNICO MECÁNICA

    El 54% de los vehíuclos que tienen que hacer la revisión anual no la han hecho y circulan sin ese requisito.