Juan José Hoyos
Columnista

Juan José Hoyos

Publicado el 30 de abril de 2018

LA BATALLA POR LAS ABEJAS

De la mano de las abejas y luchando por su supervivencia, amenazada desde hace varias décadas, la humanidad ha ganado una batalla más en la larga guerra contra los pesticidas.

Por recomendación de la Autoridad de Seguridad Alimentaria, los países de la Unión Europea decidieron esta semana prohibir el uso de pesticidas fabricados a base de neonicotinoides, por considerarlos sustancias de alto riesgo no solo para las abejas, sino también para muchos animales vertebrados y para la vida silvestre en general.

La Unión ya había prohibido desde 2013 su uso en cultivos de maíz, trigo, cebada, avena y colza. La nueva medida va mucho más lejos, ya que prohíbe su uso en cualquier cultivo a campo abierto. Ahora, este solo será permitido en invernaderos cerrados donde las abejas no estén expuestas a su acción.

La prohibición afecta a algunas multinacionales de productos agroquímicos como Bayer, Monsanto y Syngenta. Bayer dijo que era “un día triste para los agricultores” y que la medida representaba “un mal negocio para Europa”. Las organizaciones que defienden el medio ambiente, por el contrario, calificaron la decisión como un faro de esperanza no solo para las abejas, sino para la humanidad.

“Por fin nuestros gobiernos están escuchando a los ciudadanos, la evidencia científica y a los agricultores que saben que las abejas no pueden vivir con estos químicos y que nosotros no podemos vivir sin las abejas” dijeron los líderes de la Coalición para Salvar a las Abejas, un movimiento formado por asociaciones de apicultores, ecologistas, pequeños agricultores y científicas de varios países de la Unión Europea.

Las abejas, en efecto, polinizan la mayor parte de las plantas. Todas las plantas que florecen necesitan ser polinizadas para producir semillas y sobrevivir. A través de la polinización, los granos de polen se transfieren de la parte masculina de la planta a la femenina, o de una planta a otra, dando como resultado las semillas que forman las frutas y vegetales que consumimos. Más del 70 % de los 100 cultivos que proporcionan la mayoría del alimento para los seres humanos son polinizados por las abejas. En otras palabras, exceptuando algunos alimentos básicos como el trigo, el arroz o el maíz, que son polinizados por el viento, todos los demás alimentos ricos en nutrientes dependen de las abejas.

Por esta razón los expertos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura -FAO-han advertido que la falta de abejas provocaría un efecto en cascada: “Si no tenemos semillas no tendríamos pasto, ni flores, ni frutas, ni animales que se alimentan de frutas y pastos”.

A pesar de esto, en su ciego afán por explotar la Tierra más allá de sus límites, desde 1980, el hombre ha introducido en la agricultura el uso masivo de plaguicidas, como medida preventiva, aún sin presentarse ataques de insectos. Hoy la experiencia ha demostrado que esto no solo perjudica el medio ambiente sino que a largo plazo es ineficaz. Cuando los pesticidas se usan de manera indiscriminada, las plagas se vuelven resistentes, difíciles de controlar y aparecen nuevas plagas. Además, exterminan las abejas y otros insectos polinizadores. Por esta causa, durante los últimos 27 años se ha presentado una disminución drástica del 75% de la biomasa de insectos en las áreas naturales de varios países de Europa y América. Con esto ha puesto en peligro no solo la vida de las abejas, sino el equilibrio de la naturaleza y hasta la producción de alimentos.

Si el hombre destruye una fuerza primordial de la vida como la polinización, tan ligada a la supervivencia de tantas especies, ¿qué futuro nos aguarda? ¿Cuándo llegará el día en que el hombre comprenda que es parte de la naturaleza y no el centro de ella?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SABINA MAZO

    Antioqueña. Contratada por la UFC, la más prestigiosa empresa de las artes marciales en el mundo.

    $titulo

    JUAN CARLOS MESA VALLEJO

    Alias Tom. Máximo jefe de “la Oficina”. Condenado a 16 años de cárcel tras ser hallado culpable de varios delitos.