The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 16 de octubre de 2017

La campaña de noticias falsas de la C.I.A.

Por KENNETH OSGOOD
redaccion@elcolombiano.com.co

La astuta campaña de Rusia para hackear las elecciones de 2016 puede parecer sin precedentes, pero en cierto modo no lo es. Claro está que los agentes secretos y los grupos principales han hackeado sistemas de correo electrónico, revelado documentos en WikiLeaks, le han pagado a un ejército de trolls de Internet y gastado miles de dólares comprando anuncios políticos en redes sociales. Todo parece nuevo porque las tecnologías son nuevas. Pero no es la primera vez que un gobierno intenta meterse con nuestras cabezas manipulando nuestros medios.

De hecho, por más de dos décadas durante la Guerra Fría, el público fue bombardeado por una enorme campaña publicitaria para moldear las posturas americanas sobre Rusia y su política extranjera: avisos aparecieron en cada red de televisión, en estaciones de radio por todo el país y en cientos de periódicos. La campaña puede haber sido la fuente más grande y constante de publicidad política en la historia americana. Y fue dirigida por un poderoso servicio de inteligencia: la Agencia Central de Inteligencia. (CIA por sus siglas en inglés)

Todo comenzó como una historia de fachada. Cuando comenzaba la Guerra Fría, la C.I.A. quería llevar la pelea al patio trasero de Rusia. Entonces, en 1950, creó Radio Free Europe, una estación de radiodifusión patrocinada por el gobierno. Ostensiblemente, proporcionó noticias imparciales para los europeos del este, pero en realidad la agencia la usó para emprender una campaña subversiva para debilitar a los gobiernos comunistas detrás de la Cortina de Hierro.

Pero ¿cómo ocultar el papel de la agencia? ¿Cómo respaldar los millones de dólares de la C.I.A. que estaban entrando a la radiodifusora? Sencillo: juegue a que los estadounidenses comunes están pagando las facturas.

El sabio espía de la C.I.A., Frank Wisner, creó un grupo de fachada bien adinerado y bien conectado, el Comité Nacional para una Europa Libre. Cada año se llevó a cabo una campaña de recaudación de fondos enorme llamada Cruzada por la Libertad (más tarde renombrada como Fondo Libre Europa Radio (Radio Free Europe Fund)) que imploraba a los estadounidenses donar “dólares de libertad” para combatir las mentiras del Kremlin, con apelaciones anuales que se asemejaban a un híbrido de campañas de bonos de guerra de la Segunda Guerra Mundial y campañas contemporáneas de NPR.

Cada presidente, desde Harry Truman hasta Richard Nixon apoyó la campaña. También lo hicieron cientos de gobernadores, alcaldes, celebridades, editores y ejecutivos.

Y luego estaba el Consejo de Publicidad, la misma organización de la industria publicitaria que convirtió al Oso Smokey en un ícono cultural. El Consejo patrocinó la cruzada como un servicio público, organizando que las cadenas de televisión publicaran los anuncios publicitarios de la campaña gratis. El patrocinio del Consejo se tradujo en publicidad gratuita de hasta $ 2 mil millones en el transcurso de la historia de la campaña, en dólares de 2017.

A través de todo, el mensaje era simple: Rusia era agresiva y el comunismo era horrible. No se podía confiar en el enemigo. Avisos típicos transmitían una visión brutal de vida detrás de la Cortina de Hierro: “una franja de infierno en la tierra controlada por los comunistas”, decía uno. La donación de unos pocos dólares salvaría a checos, polacos, húngaros y otros de esta tiranía. Muchos miles de estadounidenses se creyeron el cuento.

Documentos desclasificados revelan que casi desde el principio, la C.I.A. vio que podría explotar la campaña de recaudación de fondos como un conducto para la propaganda doméstica.

Nuestro ambiente mediático posverdad también carga voces de este pasado. La cruzada atacó toda la información de fuentes enemigas como mentiras y engaños -lo podríamos llamar noticias falsas. Esta contrapropaganda buscó inocular al público de ser receptivo a todo lo dicho por el otro lado. Es una táctica que hemos visto desarrollarse en tiempo real en el feed de Twitter del presidente.

Y casi con certeza, la mismo Radio Free Europe ha moldeado la visión mundial de Vladimir Putin. Como oficial de la K.G.B., el Sr. Putin sin duda pasó muchas horas preocupado por sus actividades en el bloque soviético. Era un gran irritante. Hasta podría ver el hackeo de las elecciones de 2016 como una forma de igualar el marcador. Si lo es, ciertamente es retribución

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    SANTIAGO PERDOMO M.
    Uno de los banqueros más reconocidos del país. Deja la presidencia de Colpatria, que asumió en 1994.

    $titulo

    RATKO MLADIC
    “El carnicero de Los Balcanes”. Un tribunal de la ONU lo condenó a cadena perpetua por genocidio.