Anacristina Aristizábal Uribe
Columnista

Anacristina Aristizábal Uribe

Publicado el 15 de mayo de 2018

La “contingencia” de Hidroituango

Cuando sucedió el derrumbe, EPM informó que “se presentó una contingencia geológica en el túnel de desviación del río Cauca”. (Contingencia: posibilidad de que algo suceda, riesgo). Lo de Hidroituango no es una “contingencia”, porque efectivamente el derrumbe ya sucedió, así que no usen eufemismos. En el sitio web de EPM se explica que el túnel se obstruyó por una “condición geológica que causó el desmoronamiento de la roca y tierra al interior (sic) (se dice en el interior) del túnel de desviación del río Cauca”.

Durante 12 días la artillería informativa ha estado direccionada a indicar las medidas preventivas a la población para evitar pérdidas humanas en caso de una avalancha incontrolada. Hasta ahora la mayor atención sobre este hecho está puesta en los protocolos de prevención y salvamento, activados para defender a las comunidades aguas abajo.

La protección de la gente es el mínimo deber de EPM en este momento. Ojalá que las medidas tomadas sean suficientes para cesar la presión de las aguas y desactivar completamente la posibilidad de una avalancha.

Ahora surgen muchas preguntas: ¿Acaso el estudio de tierras no detectó un problema geológico? El pasado viernes 11 de mayo la Agencia de Noticias UN (de la Universidad Nacional) publicó una nota titulada “Deslizamiento Guácimo, amenaza para Hidroituango”. Allí se recuerda “que el deslizamiento Guácimo fue detectado en la margen izquierda del río Cauca durante estudios realizados en la década del 70, entre nueve sitios preidentificados de presas”; por eso los expertos se concentraron “en trabajar más abajo, donde está el actual proyecto Hidroituango ... Se encontró que había un volumen de masa desprendida durante los últimos 2.000 años del orden de 200.000 millones de metros cúbicos que habían represado, por lo menos, tres veces el río Cauca ... El estudio se retomó hace ocho años, pero ‘la ingeniería se concentró en las obras civiles y se olvidó de la seria amenaza del deslizamiento, que sería cubierto, en parte, por el embalse de Hidroituango’”.

Las investigaciones, que ya debieron empezar, deberán partir de esta información que entrega la Universidad Nacional, pues sería muy grave que estos estudios geológicos hubieran sido desconocidos o subestimados por EPM. Y si no es un problema en los estudios geológicos, ¿por qué las obras civiles no fueron capaces de contener el túnel? Medellín exige una explicación.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    USNS COMFORT

    Gigantesco barco hospital norteamericano que estuvo en Urabá donde atendió 7.500 pacientes.

    $titulo

    ALEXANDER JARAMILLO C.

    Alias “Samir”. Cabecilla principal de la banda “El Salado”, que opera en la Comuna 13. Fue capturado.