Juan José García Posada
Columnista

Juan José García Posada

Publicado el 09 de julio de 2018

LA DIFERENCIA ESTÁ EN EL DEBATE PÚBLICO

La gran diferencia entre una democracia política madura, consolidada, y otra en proceso de formación e imperfectísima, está en la calidad del debate sobre los asuntos de auténtico interés público y la participación de los ciudadanos en las discusiones sobre los temas fundamentales, no sobre las apariencias de los candidatos, las frases célebres más o menos ingeniosas o los detalles insustanciales de la baja política y el nivel de agresividad y apasionamiento. Priman el respeto, la convivialidad y la ausencia de acusaciones injuriosas y calumniosas.

Un ejemplo está en las sesiones semanales de control en el Congreso de los Diputados, donde cada portavoz y el Presidente del Gobierno intercambian críticas, pero ninguno desborda los límites para acusar al opuesto de ser un criminal o un ladrón. Hasta los más radicales son conscientes de que, así no estén gobernando, sí comparten un escenario democrático. Pueden quedar por fuera del poder, pero, como además tienen garantías, no dudan de su derecho a controvertir sin limitaciones distintas de las que impone la honradez intelectual. Además, ni las familias, ni los grupos de amigos se trenzan en discordias irreconciliables. Siguen viviendo como seres civilizados. Después de un evento en el que haya ganadores y perdedores, como la reciente caída de Rajoy, no quedan enfrentados como enemigos viscerales al borde de otra guerra civil.

En ese logro de un alto nivel de tolerancia y pluralismo han influido el periodismo, para mí el más franco, independiente, documentado y sensato en nuestra lengua, y el mismo sistema educativo, que, pese a ciertos brotes de progresismo mal enseñado, en general ha formado ciudadanos responsables y autónomos, sean cuales fueren sus simpatías.

El Partido Popular, que perdió el gobierno, elegirá en esta semana a su nuevo líder, tras la derrota de Rajoy, ahora modesto registrador en un pueblo de Alicante. En las elecciones primarias del pasado jueves conocimos aquí la ventaja en esa primera vuelta de Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado Blanco, entre quienes el Congreso del PP elegirá al nuevo orientador.

Y si los dos partidos tradicionales, el PP y el Psoe, tienen ahora el reto de modernizarse (refundarse, dice el expresidente Aznar sobre el Popular), tal exigencia tendrá sus elementos ineludibles de marketing político, pero, sobre todo, deberá basarse en propuestas programáticas serias, sintonizadas con las reales expectativas de la gente, que, en virtud de su continua participación en el referendo habitual en los espacios de conversación y encuentro, es la que define la agenda pública, marca la importancia prioritaria de las pensiones, el empleo, las migraciones y otras cuestiones esenciales (el fútbol es diversión intensa pero pasajera), convalida o censura a los personajes y fuerza a los partidos a ser instituciones, no montoneras desechables.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ
    Brillante tercer puesto en la Vuelta a España y segundo pódium en el mismo año en una de las tres grandes.

    $titulo

    DESPLAZAMIENTO EN TARAZÁ

    Por choques entre grupos armados, aumenta el desplazamiento forzoso masivo en Tarazá, Antioquia.