Rafael Isaza
Columnista

Rafael Isaza

Publicado el 20 de mayo de 2017

LA HISTORIA DE DOS PUEBLOS

Amable lector. Pocos años antes de terminar el siglo XVII, mientras en la Revolución Francesa le cortaban la cabeza al rey Luis XVI, a María Antonieta, a Robespierre, a Danton y muchos más, en medio del jolgorio y la crueldad, se compuso el hermoso himno de la Marsellesa. También se consignaron frases que por su sabiduría perdurarán por siempre.

Por esa época se comenzó a hablar de la independencia de España. El primero fue Francisco de Miranda, que se cansó con la apatía de los suyos. Luego continuó Simón Bolívar, que debió luchar no solo contra los españoles, sino contra sus propios paisanos. Fue desterrado de su patria por José Antonio Páez, que por decirlo de alguna manera, fue el primer Chavéz que gobernó ese pueblo.

Desde entonces fuimos países hermanos. Cuando el Libertador llegó acá, a veces lo tratamos con respeto, otras con desprecio. Murió casi solo en la Quinta de San Pedro Alejandrino.

Venezuela desde entonces ha tenido más recursos naturales que Colombia. Sin duda, cuando la tierra es generosa, su gente tiene mayor inclinación al ocio. Hoy posee una riqueza inmensa en petróleo, pero sus hijos están sufriendo por la tiranía de unos ilusos, que sueñan en hacer realidad, algo que es imposible: el socialismo del siglo XXI.

Maduro y los suyos al final caerán, no tan pronto como muchos lo imaginan. Para que concluya este drama, es forzoso que cientos de Venezolanos pierdan su vida, antes de que los déspotas aborden un avión para Cuba. Cuando esto ocurra alguien debería describir los empujones entre Maduro, Diosdado Cabello, Tareck El Aissami, Elsy Rodríguez y demás compinches, cada uno tratando de entrar de primero.

Mientras tanto, aquí seguimos tejiendo el manto de la paz. Las personas sensatas jamás comprenderán la tenebrosa aventura que es el proceso de paz. Como tampoco el manejo que les ha dado el presidente Santos a las conversaciones con el EPL, que son una vergüenza.

A pocas vueltas, el pueblo de Venezuela es casi seguro que en unos lustros logre resarcirse del daño que le hicieron Chávez y los suyos. En cambio, Colombia apenas comenzará a asimilar la maraña insalvable que es el Acuerdo de Paz, firmado por el presidente con la aquiescencia de sus inmediatos colaboradores, y en contra de lo expresado por la mayoría que en un plebiscito le dijo No.

Consultando las páginas de la Revolución Francesa, se lee que: “La ley es la voluntad general expresada por la mayoría de los ciudadanos o de sus representantes”. Y algo tan sabio como: “Nunca se debe firmar la paz con un enemigo que ocupa la tierra”. Lástima que nuestro presidente o no leyó o se olvidó de estos textos.

La Farc, sin dejar de ser un problema, era manejable. Ahora que se atomizó y cada fracción es igual o más peligrosa que el grupo que las engendró, la paz está más lejos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    YERRY MINA Y D. SÁNCHEZ

    Talentosos futbolistas colombianos contratados por equipos de categoría mundial: Barcelona y Tottenham.

    $titulo

    LA “REINA DEL ORO”

    Mara Cecilia Gordillo encabezaba una red que logró exportar ilegalmente tres toneladas de oro a E.U.