Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 08 de marzo de 2018

La injusticia musical

Por Samuel Vásquez Rivas
Universidad: Pontificia Bolivariana
Facultad de Com. Social, 2° semestre
svasquezrivas95@gmail.com

En Colombia, la música ha sido una muestra artística que se ha modificado con el pasar de las generaciones. Exponer la realidad de nuestra sociedad combinándola con costumbres de nuestra cultura, ha sido un toque especial, para que el cuarto arte le dé la vuelta al mundo con la firma colombiana. Grandes artistas como: Juanes, Shakira y Carlos Vives, han promulgado su talento con un sentido social importante. Dejar un impacto positivo en los distintos escenarios, cantando letras profundas, es algo que se ha degradado en la última época. Difamar a la mujer, incitar a la violencia y hablar de drogas, es una problemática actual que encierra, sin generalizar, a la música que se escucha en Colombia. Más, cuando las canciones de nuestros “artistas” van dirigidas a los niños y jóvenes que serán el futuro de nuestro pueblo.

Las disqueras y los cantantes tienen un afán por hacer productos musicales que generen dinero en gran cantidad. Estos tienen como objetivo hacer crecer su rating y su fama, quitándole importancia al trasfondo que puedan tener sus letras en la búsqueda del bien y de un posible progreso en el arte. Lo que se busca con gran ímpetu es reconocer al cantante, pero no a lo que canta. Además, ya es costumbre ver como referentes e ídolos a esos que crean sensaciones vacías en la gente, transmitiendo un mensaje vernáculo en los distintos ámbitos. La gente no toma conciencia de esto, pues, la publicidad y el mercadeo que se le hace a una canción y a un cantante deja cegado al receptor, inhabilitándolo en la crítica constructiva del arte que se consume. Claramente, esto se relaciona con la vida cotidiana, y nos hace ver que nos dejamos llevar por una apariencia y no miramos más allá de esa máscara. Lastimosamente, esta sociedad en la que vivimos está llena de estereotipos. Incluso en la música.

Se puede ver con claridad que el dinero es una clara influencia en este tema artístico. En los barrios y escuelas, hay jóvenes con un mensaje claro de mejoramiento, expresado mediante las líricas, con un gran talento por mostrar. Es difícil pensar que estos artistas urbanos no tengan un apoyo en la música, y les toque rebuscársela a diario para dejar en claro que el buen arte sí existe, aun teniendo un monopolio musical por encima que los bloquea constantemente. El dinero siempre mandará.

*Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MARÍA CLARA MORENO SERNA

    Ingeniera de la EIA. Ganó el premio Lino de Pombo de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

    $titulo

    FERNANDO MONETTI

    El arquero del Nacional fue suspendido cinco fechas por una agresión a rivales del Tolima en la final.