P. Hernando Uribe
Columnista

P. Hernando Uribe

Publicado el 07 de diciembre de 2018

La Inmaculada

Hace más de medio siglo el gran historiador inglés Arnold Toymbee (1889-1975), impresionado por el fraccionamiento de América Latina, pensaba que sólo la religión podía unir estos pueblos. Y propuso hacer romerías constantes, espontáneas, no obligatorias, a los grandes centros religiosos, como el Cristo de los Andes y Nuestra Señora de Guadalupe. Propuesta tan sugerente en este momento de tanta agitación política, económica y religiosa.

El ocho de diciembre celebramos con inmensa alegría, admiración y gratitud la fiesta de la Inmaculada. Fiesta que se viste de todos los colores que irradia su presencia, como si estuviéramos a las puertas del paraíso.

Inmaculada es limpia, pura, transparente, completa, plena, divina. Limpia es una palabra seductora. Una casa limpia, un vestido limpio, un carro limpio. Y también, un cuerpo limpio, una mirada limpia, una palabra limpia. Más aún, un sentimiento limpio, un pensamiento limpio, un corazón limpio, un alma limpia.

En la época de san Beda el Venerable (672-735), monje inglés, existió Caedmon, un rudo pastor a quien los monjes le explicaban pasajes de la historia sagrada y él “los rumiaba como un limpio animal y los convertía en versos dulcísimos”, según cuenta Borges. Que ‘un limpio animal’ haga versos dulcísimos va más allá de toda fantasía. Modo sublime de celebrar la fiesta de la Inmaculada.

Hace veinte siglos un vidente escribió: “El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo nos eligió en la persona de Cristo, antes de la creación del mundo, para que fuésemos santos e inmaculados ante él por el amor” (Efesios 1, 3-4). Ser santo y ser inmaculado es la misma cosa: ser la transparencia de Dios para alabanza de su gloria.

María es la Inmaculada, la limpia, la transparente, la traslúcida, la que brilla más que el sol. Su relación con el Padre, el Hijo y el Espíritu deja en éxtasis a quien la contempla. El milagro de las Bodas de Caná acontece en todo el que la ama. Ella no pide, presenta una necesidad: “No tienen vino” (Juan 2,3), y el vino fluye a raudales. La vida es un milagro continuo.

San Anselmo (1033-1109) escribió: “El cielo, los astros, la tierra, el día, la noche, y todo lo que se halla sometido al poder y al servicio del hombre, se congratulan, ¡Señora!, porque [...] ahora han sido resucitados por ti y dotados de una gracia nueva inefable”.

Celebro la fiesta de la Inmaculada cultivando con esmero cotidiano mi vocación de amor, haciendo unidad conmigo mismo, con los demás, con el cosmos y sobre todo con Dios. La propuesta de Toymbee a la religión.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    CÁMARA DE COM. DE MEDELLÍN

    Con una inversión de $68 mil millones, abrió el moderno Centro de Servicios Empresariales de El Poblado.

    $titulo

    FERNEY TAPASCO GONZÁLEZ

    Fue confirmada la condena de 36 años por la autoría intelectual del asesinato del periodista Orlando Sierra.