Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 11 de noviembre de 2017

La memoria y un cambio

Por Clemente Meza Zapata
Universidad Pontificia Bolivariana
Facultad de Com. Social, 7° semestre
Clemente.me27@hotmail.com

El conflicto urbano que lleva arrastrando Medellín desde hace décadas no deja de cobrar víctimas y patrocinar un deterioro moral. Noticias de fleteos, microtráfico, hurtos en buses de servicios públicos, cadáveres encontrados en maleteros y demás, permiten elevar las cifras que confirman un temor general de la sociedad más a las bandas urbanas que a cualquier otra.

Estos personajes delictivos son nada más que el resultado de una ideología promovida por el desaparecido jefe del Cartel de Medellín en los inicios de la década de los 80; dinero fácil. Lo preocupante es que generaciones que no vivieron aquellos años de penuria y lamento, siguen admirando a esos personajes, poniendo en práctica sus pensamientos y actos.

Muchos estamos de acuerdo en que hay que cambiar todo aquello que nos perjudicó a nivel mundial, pero esta realidad no cambia por el solo hecho de indignarnos y/o menospreciar lo que alguna vez vivieron los habitantes de Medellín por el solo hecho de que “no me tocó”. Esto se puede cambiar si empezamos a profundizar en el conocimiento de aquello que causó el dolor y la zozobra de toda una ciudad y país. Debemos ser conscientes de que la memoria es un factor determinante en cualquier sociedad progresista.

La historia es para conocerla, analizarla, y en este caso, cambiarla. Los jóvenes, si queremos cambiar esta realidad, debemos instruirnos y con las entidades educativas capacitarnos. Es necesario que la Casa de la Memoria no se quede en cuatro paredes, es esencial que se acerque a los colegios, universidades y comunas, interactúe con las personas, muestre de primera mano lo que ocurrió y lo que lo provocó y deje enseñanzas, además de herramientas que puedan generar un cambio de mentalidad. De igual manera apoyar las distintas redes juveniles que se han levantado en los barrios de la ciudad, es importante no dejarlas aisladas.

Pienso que el conocimiento y la atención adecuada son las principales armas de cambio. Esto, debe ir de la mano con un acompañamiento sigiloso, siguiendo con la promoción en distintos escenarios para remplazar todo lo relacionado con la violencia.

Se ha avanzado mucho, es cierto, pero todavía hay muchos jóvenes que integrar, padres de familia que apoyar y sitios de la ciudad que albergar para llevar una cultura que produzca un nuevo pensamiento, en donde el dinero fácil y las balas no sean más una opción.

*Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    MARÍA LUISA BULA

    Tiene 21 años y es estudiante de publicidad en la Colegiatura. Es

    la Señorita Antioquia 2017-2018.

    $titulo

    MUERTE DE UN PUMA

    Pesar causó la muerte violenta de un puma en el parque nacional Paramillo, en una vereda de Ituango.