Juan José García Posada
Columnista

Juan José García Posada

Publicado el 03 de septiembre de 2018

LA TIRANÍA DE LA MEMORIA

La verdadera historia tiene la facultad de equilibrar memoria y olvido. En cambio, el cultivo desbordado de la memoria puede volverse arma política de extremo poder. Abre heridas que estaban cerrándose. Activa pugnas enconadas entre viejos enemigos. Frena procesos serios de reconciliación. Impide la creación de realidades de paz. Se convierte en instrumento de revanchas partidistas. ¿Por qué no respetarles a los historiadores confiables la misión de indagar por la verdad con la ponderación, la sindéresis y el criterio de equidad que no tienen los políticos vengadores, pendencieros y oportunistas?

El Presidente español Pedro Sánchez alborota el avispero con el anuncio sobre la exhumación de los restos de Franco en el Valle de los Caídos, donde están enterrados los despojos de 33.847 combatientes de los dos bandos en la Guerra Civil Española. El monumento ha sido un homenaje a todos, sin discriminación, con “el sentido de unidad y hermandad entre los españoles”.

No tiene objeto despertar la controversia por una guerra cainita entre “dos barbaries paralelas” (como dijo Pérez Reverte). La España de hoy es muy distinta de la de Franco y de la guerra. El despropósito de Sánchez y su ala radical del Psoe no le sirve al enriquecimiento de un país unido en torno a los más altos propósitos, pacífico y progresista. Es una utilización torticera de la memoria, cuando la sensatez enseña que no hay por qué rehusar la potencia depurativa del olvido.

Elogio del olvido es un libro del periodista y analista político estadinense David Rieff. Cuestiona los excesos del recuerdo, las trampas de la memoria y la fatalidad de su conversión en imperativo moral. No cree que el recuerdo del pasado y su corolario, la conmemoración de la memoria histórica colectiva, sea una de las más elevadas obligaciones morales de la humanidad:

“¿Sin embargo, qué ocurre si, no siempre pero con mucha frecuencia, esto es una equivocación? ¿Qué ocurre si la memoria histórica colectiva, tal como la emplean las comunidades y las naciones, ha conducido demasiadas veces a la guerra más que a la paz, al rencor y al resentimiento más que a la reconciliación y a la determinación de vengarse por los agravios reales e imaginarios en lugar de comprometerse con la ardua tarea del perdón? ¿En suma, no hay épocas en que es mejor olvidar algunas cosas?”.

Rieff pone ejemplos históricos para respaldar su tesis. Y aclara que no prescribe una injusta e inhumana amnesia moral. Sí advierte sobre el exceso del recuerdo, que puede comportar un riesgo mayor. Son los historiadores, no los políticos malintencionados, los que tienen la responsabilidad de liberarnos de una tiranía de la memoria y buscar la verdad con el uso razonable del olvido. Deberíamos pensarlo muy bien, aquí.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 1

    Aplausos y pitos

    $titulo

    TIGER WOODS
    Tras cinco años de problemas y lesiones, ganó el torneo final de la PGA y volvió a los primeros lugares del golf.

    $titulo

    D. I. MEDELLÍN Y ATL. NACIONAL
    Los equipos paisas van de mal en peor. Fútbol pobre, pérdida de puntos y su clasificación a finales comprometida.